NUE­VAS RE­GLAS

Hay va­rios va­cíos le­ga­les que de­be­rán ser re­suel­tos vía re­gla­men­to o ley de la Re­pú­bli­ca.

La Republica - - NACIONALES -

AN­DREI CAMBRONERO LE­TRA­DO TRI­BU­NAL SU­PRE­MO DE ELEC­CIO­NES

Con el ob­je­ti­vo de cum­plir con la opi­nión con­sul­ti­va de la Cor­te In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos, el TSE ha de­ci­di­do eli­mi­nar de las cé­du­las de iden­ti­dad, la in­for­ma­ción re­la­cio­na­da con el se­xo de la per­so­na, de ma­ne­ra tal, que se cum­pla con la iden­ti­dad de género au­to­per­ci­bi­da. La in­for­ma­ción so­bre el se­xo al na­cer, so­lo se man­ten­drá pa­ra efec­tos re­gis­tra­les. Aho­ra bien, en va­rios de los ca­sos que se va­yan pre­sen­tan­do a raíz de es­ta re­so­lu­ción, es po­si­ble que se­rá ne­ce­sa­ria una ley y ca­da una de las ins­ti­tu­cio­nes en cues­tión, ten­drá que to­mar de­ci­sio­nes.

ARCELIO HER­NÁN­DEZ ABOGADO HER­NAN­DEZ MUSSIO & ASO­CIA­DOS

El TSE ca­re­ce de po­tes­tad pa­ra emi­tir un re­gla­men­to u otra dis­po­si­ción que pa­se por en­ci­ma de lo que dis­po­ne una ley vi­gen­te de la Re­pú­bli­ca. Por ello, di­go que se vio­len­tan los prin­ci­pios de re­ser­va de ley y de le­ga­li­dad, con­te­ni­dos en el ar­tícu­lo 11 de la Cons­ti­tu­ción Po­lí­ti­ca y de la Ley Ge­ne­ral de Ad­mi­nis­tra­ción Pú­bli­ca, por lo tan­to, he pre­sen­ta­do una de­man­da an­te el Tri­bu­nal Con­ten­cio­so Ad­mi­nis­tra­ti­vo.

GA­BRIE­LA MIRANDA ABO­GA­DA ASO­CIA­DA LEXINCORP

Si bien la re­so­lu­ción del TSE se jus­ti­fi­ca y se am­pa­ra en la re­so­lu­ción de la Cor­te-IDH, exis­te una se­rie de va­cíos en nues­tra le­gis­la­ción, que de­ben ser sub­sa­na­dos con el fin de po­der cum­plir a ca­ba­li­dad con la re­so­lu­ción. Los va­cíos prin­ci­pa­les ra­di­can en te­mas de De­re­cho de Fa­mi­lia, De­re­cho Pe­nal, Pe­ni­ten­cia­rio, Pen­sio­nes, Vio­len­cia In­tra­fa­mi­liar, Vio­len­cia de Género y te­mas de eje­cu­ción prác­ti­ca co­mo por ejem­plo el uso de ba­ños pú­bli­cos. Los pri­me­ros pa­sos se­rán ana­li­zar los al­can­ces de la re­so­lu­ción de la Cor­te In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos y apli­car­los a los te­mas le­ga­les.

FER­NAN­DO ZA­MO­RA ABOGADO CONS­TI­TU­CIO­NA­LIS­TA RFI CON­SUL­TO­RES

Sin du­da se van a ge­ne­rar una se­rie de tras­tor­nos le­ga­les im­por­tan­tes, que ten­drán que ir­se so­lu­cio­nan­do po­co a po­co, ya sea por di­rec­tri­ces, re­gla­men­tos o re­for­mas a la ley. Aho­ra bien, uno en­ten­de­ría que si al­gu­na ins­ti­tu­ción co­mo la CCSS se nie­ga a va­li­dar una pen­sión an­ti­ci­pa­da a al­guien que se con­si­de­re mu­jer, se es­ta­ría vio­len­tan­do la opi­nión de la Cor­te In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos. Mu­chas ca­sos ter­mi­na­rán en la Sa­la IV.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.