“¿Por qué no co­men­za­mos a ver si sir­ve el can­na­bis me­di­ci­nal?”

La Republica - - ENTREVISTA SPECIAL - Karla Bar­que­ro kbar­que­ro@la­re­pu­bli­ca.net

Je­rar­ca abre te­ma a dis­cu­sión aun­que no es prio­ri­dad pa­ra su car­te­ra

Ados me­ses de es­tar a la ca­be­za del Mi­nis­te­rio de Sa­lud, Gi­se­lle Ama­dor con­ver­só con LA RE­PÚ­BLI­CA sob­re las prio­ri­da­des que tie­ne la car­te­ra, en la que des­ta­ca “po­ner en lí­nea” a la po­bla­ción pa­ra ba­jar por­cen­ta­je de obe­si­dad y re­du­cir las en­fer­me­da­des cró­ni­cas.

Ade­más, ha­bló sob­re te­mas que no se­rán fun­da­men­ta­les; sin em­bar­go, con­si­de­ra que de­ben ser dis­cu­ti­dos, co­mo el can­na­bis me­di­ci­nal y el abor­to. Tras dos pri­me­ros me­ses de go­bierno, ¿cuá­les se­rán sus prio­ri­da­des?

La pro­mo­ción de la sa­lud y es­ti­los de vi­da sa­lu­da­bles: te­ne­mos al 34% de los ni­ños es­co­la­res con obe­si­dad o au­men­to de pe­so im­por­tan­te. El ejer­ci­cio fí­si­co en­tra pa­ra evi­tar el en­ve­je­ci­mien­to no sa­lu­da­ble: el prin­ci­pal gas­to que tie­ne la Ca­ja es en me­di­ca­men­tos y tratamientos pa­ra adul­tos ma­yo­res que es­tán en­fer­mos. Que­re­mos que la po­bla­ción ma­yor si­ga cre­cien­do pe­ro bien de sa­lud. Otra prio­ri­dad es la sa­lud men­tal, don­de en­tra la dis­mi­nu­ción de la vio­len­cia y to­do lo que tie­ne que ver con con­su­mo de dro­gas cen­tra­do en la per­so­na. ¿Có­mo pro­mo­ver­lo?

Te­ne­mos una es­tra­te­gia na­cio­nal 2013-2021 que no se ha pues­to a fun­cio­nar; ma­ña­na (hoy) la ex­pon­go en Consejo de Go­bierno. Es­ti­mu­la­re­mos a los can­to­nes del país a que se vuel­quen con pro­yec­tos pa­ra pro­mo­cio­nar la sa­lud, que des­pués irán a un con­cur­so na­cio­nal y se pre­mia­rán al igual que con la ban­de­ra azul. Por ejem­plo, que en las em­pre­sas del can­tón den me­dia ho­ra a los co­la­bo­ra­do­res pa­ra ha­cer ejer­ci­cio, o que en sus so­das la co­mi­da que ven­den sea sa­lu­da­ble… To­do eso va ga­nan­do pun­tos. Ha­blan­do de la po­bla­ción con obe­si­dad, ¿qué opi­na de un im­pues­to a be­bi­das ga­seo­sas y azu­ca­ra­das co­mo se ba­ra­ja des­de la OMS?

No se ha to­ca­do el te­ma. Es­ta­mos cen­trán­do­nos prin­ci­pal­men­te en edu­ca­ción y con­trol de las so­das. Pa­ra eso coor­di­na­mos con el MEP, el chi­co de­be te­ner ac­ce­so a fru­tas, en­sa­la­das y pro­duc­tos que lo en­se­ñen a co­mer bien. En cuan­to al te­ma de can­na­bis me­di­ci­nal, us­ted ha men­cio­na­do que es ne­ce­sa­rio abrir el de­ba­te, ¿a qué se re­fie­re?

Si hay mu­chos paí­ses que ya lo es­tán ha­cien­do, co­mo Ar­gen­ti­na, Chi­le, Uru­guay, Co­lom­bia, Pe­rú, Mé­xi­co, Es­ta­dos Uni­dos, Ca­na­dá… ¿Por qué no­so­tros no co­men­za­mos a ver si nos sir­ve? Cla­ra­men­te es una me­di­ci­na, no es fu­mar ma­rihua­na, es acei­te de can­na­bis en go­tas de­ba­jo de la len­gua sin ac­ción psi­coac­ti­va. Es­ta­mos en una co­mi­sión ana­li­zan­do có­mo esos paí­ses lo han he­cho y ver si lo po­de­mos lo­grar. En es­te mo­men­to no es prio­ri­dad de Go­bierno, eso de­be­mos te­ner­lo cla­ro. ¿En qué cam­pos se apli­ca­ría?

Tie­ne po­si­bi­li­da­des en mu­chos cam­pos, pe­ro lo prin­ci­pal es que la po­bla­ción se­pa que no es fu­mar pa­ra en­fies­tar­se. Me pa­re­ce una op­ción te­ra­péu­ti­ca más en el dolor cró­ni­co, en los ni­ños con epi­lep­sia que no res­pon­den al tra­ta­mien­to nor­mal, en en­fer­me­da­des neu­ro­ló­gi­cas don­de los múscu­los es­tán con­trac­tu­ra­dos, en pa­to­lo­gías co­mo náu­seas, vó­mi­tos, cuan­do hay cán­cer. En po­lí­ti­ca de dro­gas, el IAFA in­di­ca que el al­cohol es el te­ma al que se de­be dar prio­ri­dad, ¿coin­ci­de el Mi­nis­te­rio?

Al ser una dro­ga so­cial­men­te acep­ta­da, la gen­te no lo ve co­mo pro­ble­ma pe­ro es la que cau­sa más pro­ble­mas de vio­len­cia, en el sen­ti­do de ac­ci­den­ta­bi­li­dad, cau­sa ma­yo­res da­ños agu­dos. La po­lí­ti­ca de al­cohol vie­ne fuer­te, no di­cien­do ho­rro­ri­za­dos que no hay que to­mar, sino en la for­ma có­mo se ha­ce. Los cos­ta­rri­cen­ses to­man gran­des can­ti­da­des en po­co tiem­po bus­can­do la em­bria­guez; pre­ten­den pa­sar­se de tra­gos, no sa­ben to­mar y los mu­cha­chos re­pi­ten lo que ven en la ca­sa, los pa­tro­nes. Hay que apren­der a dis­fru­tar de la vi­da sin ne­ce­si­dad de una dro­ga. El Ina­mu ha in­di­ca­do que hay que ha­blar del abor­to… ¿Ha­brá po­si­bi­li­dad de que el país lo per­mi­ta más allá del te­ra­péu­ti­co?

Si hay gru­pos que quie­ren sa­car­lo es me­jor pen­sar que lo es­tán ha­cien­do con una idea que no es. Que­re­mos que es­to se ha­ga den­tro de sa­lud y que se prio­ri­ce la sa­lud de la ma­dre. Se es­tá re­gu­lan­do al­go que es le­gal: cuan­do es­tá en pe­li­gro la vi­da de la ma­dre, no es­ta­mos en­tran­do a na­da que ten­ga que ver con abor­to de al­gún otro ti­po. No es prio­ri­dad, el se­ñor Pre­si­den­te lo ha di­cho, te­ne­mos mu­chas cosas an­tes. ¿Y qué pa­sa con la nor­ma?

Hi­ci­mos el tra­ba­jo que te­nía­mos que ha­cer, an­tes de que yo lle­ga­ra ya es­ta­ba apro­ba­da. Es­tá en re­vi­sión, que no ve­mos que sea más allá de in­di­car­le al mé­di­co qué sig­ni­fi­ca te­ner la de­fi­ni­ción de sa­lud, de vi­da de la ma­dre y sa­ber que hay otro ti­po de si­tua­cio­nes que no es­tán den­tro de lo que es­ta­mos re­gla­men­tan­do; pe­ro que el mé­di­co tam­bién ten­ga la po­si­bi­li­dad de de­cir no, que eso es ob­je­ción de con­cien­cia. Eso ya es­tá, el Mi­nis­te­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res es­tá to­man­do en cuen­ta las re­co­men­da­cio­nes pa­ra sa­car­lo pe­ro igual lo te­ne­mos co­mo no prio­ri­dad.

Es­te­ban Monge/La Re­pú­bli­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.