Ci­ber fá­bri­ca:

la nue­va cul­tu­ra de pro­duc­ción

La Republica - - CULTURA - Car­men Jun­cos Bia­sut­to Edi­to­ra je­fa y Di­rec­to­ra de pro­yec­tos can­di­le­jas.cul­tu­ra@gmail.com car­menj.can­di­le­jas@gmail.com

La re­vo­lu­ción de las nue­vas for­mas de pro­duc­ción cam­bia la in­dus­tria, la cul­tu­ra y las po­si­bi­li­da­des de ac­ce­so a los pro­duc­tos. Aho­ra se pue­de ha­cer una ca­sa de 38 me­tros cua­dra­dos, en 24 ho­ras, por un cos­to de $10.000.

Las ha­ce, por ejem­plo, la em­pre­sa Apis Cor, con se­de en Ru­sia y San Fran­cis­co, uti­li­zan­do im­pre­sión en ter­ce­ra di­mesn­sión co­no­ci­da co­mo “3D”.

Es­ta, en tér­mi­nos sim­ples y bá­si­cos, es una tec­no­lo­gía de fa­bri­ca­ción que per­mi­te crear ob­je­tos por la su­per­po­si­ción de ca­pas de di­ver­sos ma­te­ria­les se­gún el ca­so.

Pue­de re­vo­lu­cio­nar to­tal­men­te las for­mas tra­di­cio­na­les de ela­bo­ra­ción de ar­tícu­los co­mo za­pa­tos, ca­sas, au­to­mó­vi­les, ro­pa, ali­men­tos, y un sin­nú­me­ro de co­sas más.

La im­pre­sión 3D po­dría re­to­mar in­clu­so, en al­gu­nos ca­sos, el con­tac­to di­rec­to que po­día ha­ber en­tre la per­so­na que ne­ce­si­ta­ba al­go y el ar­te­sano que lo fabricaba, co­mo ocu­rría an­tes de la Pri­me­ra Era In­dus­trial en el si­glo XVIII.

Es­te con­tac­to se rom­pió cuan­do la fa­bri­ca­ción en ma­sa, en las fá­bri­cas, cam­bió la an­te­rior cul­tu­ra ar­te­sa­nal.

Sin em­bar­go, aho­ra las per­so­nas po­drían ad­qui­rir co­sas he­chas se­gún sus gus­tos y po­si­bi­li­da­des eco­nó­mi­cas me­dian­te el ser­vi­cio de fa­bri­ca­ción en 3D que ofre­cen em­pre­sas de­di­ca­das a ello.

Ya se ela­bo­ran, me­dian­te es­ta nue­va tec­no­lo­gía, di­ver­sos ali­men­tos a par­tir de in­gre­dien­tes na­tu­ra­les, sin adi­ti­vos.

Y en una de las áreas en don­de es sor­pren­den­te el éxi­to al­can­za­do es en el cam­po de la me­di­ci­na, fa­bri­cán­do­se pró­te­sis eco­nó­mi­cas a me­di­da, en­tre otros ele­men­tos. Y ¿qué ocu­rre con la im­pre­sión 3D en Cos­ta Ri­ca? Ejem­plos de la­bo­ra­to­rios con es­ta nue­va tec­no­lo­gía en cen­tros edu­ca­ti­vos na­cio­na­les son la Uni­ver­si­dad de Cos­ta Ri­ca, la Uni­ver­si­dad Ve­ri­tas, el Ins­ti­tu­to Tec­no­ló­gi­co, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Apren­di­za­je y la Uni­ver­si­dad Es­ta­tal a Distancia.

“La im­pre­sión 3D es al­go en pleno de­sa­rro­llo y una in­ci­den­cia que pue­de te­ner en Cos­ta Ri­ca es la po­si­bi­li­dad de pro­du­cir en pe­que­ña es­ca­la. Ya hay es­fuer­zos en ese sen­ti­do y la em­pre­sa pri­va­da en al­gu­nos ca­sos tra­ta de con­se­guir fi­nan­cia­mien­to ban­ca­rio pa­ra ello”, ase­gu­ra Fa­bián Abar­ca pro­fe­sor en la Es­cue­la de in­ge­nie­ría elec­tró­ni­ca de la Fa­cul­tad de In­ge­nie­ría de la Uni­ver­si­dad de Cos­ta Ri­ca, uni­ver­si­dad don­de se es­tán fa­bri­can­do com­po­nen­tes pa­ra ro­bots con es­ta nue­va tec­no­lo­gía.

“Al­gu­nas es­cue­las cuen­tan con im­pre­so­ras 3D pa­ra uso y ex­pe­ri­men­ta­ción de sus es­tu­dian­tes”, di­ce Ma­bel Va­le­rín, de la Vi­ce­rrec­to­ría de In­ves­ti­ga­ción del Tec­no­ló­gi­co de Cos­ta Ri­ca.

El la­bo­ra­to­rio de im­pre­sión 3D de la Uni­ver­si­dad Ve­ri­tas, for­ma par­te de la Red Mun­dial Fab Lab y ofre­ce el ser­vi­cio a sus es­tu­dian­tes y al pú­bli­co en ge­ne­ral.

“Te­ne­mos di­ver­sos pro­yec­tos co­mo el edu­ca­cio­nal, co­mer­cial y clien­tes, mo­bi­lia­rio pa­ra edi­fi­cios e ins­ti­tu­cio­nal, pro­yec­tos so­cia­les co­mo el de ar­te­sa­nía (ce­rá­mi­cas), y con­ta­mos con un Fab Lab Mó­bil, pa­ra ofre­cer el ser­vi­cio en to­do el país”, ase­gu­ra Mon­se­rrat Ci­ces, Coor­di­na­do­ra ins­ti­tu­cio­nal de ese cen­tro edu­ca­ti­vo.

El Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Apren­di­za­je, INA, cuen­ta con una im­pre­so­ra 3D in­dus­trial, “mu­cho más gran­de que las des­ti­na­das a uso do­més­ti­co. Es un equi­po de al­ta ca­li­dad, ase­gu­ra Luis Ro­jas, de esa en­ti­dad, quién agre­ga que con di­cha im­pre­so­ra se pue­den fa­bri­car pie­zas me­cá­ni­cas, plás­ti­cas, pa­ra ae­ro­náu­ti­ca, in­dus­tria mé­di­ca, me­tal­me­cá­ni­ca, me­cá­ni­ca, en­tre mu­chas otras.

La im­pre­so­ra es pa­ra uso y en­tre­na­mien­to de los es­tu­dian­tes del INA, ins­ti­tu­ción que ofre­ce ase­so­ría en es­ta ma­te­ria y en al­gu­nos ca­sos brin­da ser­vi­cios gra­tui­tos de im­pre­sión 3D pa­ra equi­po tec­no­ló­gi­co a al­gu­nas Py­mes.

El Sis­te­ma In­te­gral de For­ma­ción Ar­tís­ti­ca pa­ra la In­clu­sión So­cial (SIFAIS), es una or­ga­ni­za­ción sin fi­nes de lu­cro que bus­ca pro­mo­ver el cre­ci­mien­to cul­tu­ral de un ba­rrio mar­gi­nal y a tra­vés de es­to la trans­for­ma­ción so­cial pa­ra una me­jor vi­da de su gen­te.

Do­ce jó­ve­nes en­tre los 14 y 17 años, de La Car­pio, participaron en el pri­mer “Fab Kids Sifais”, co­mo se lla­mó a es­ta ini­cia­ti­va im­pul­sa­da por la Fun­da­ción SIFAIS y Fab Lab Vé­ri­tas, pa­ra for­mar, pri­me­ro a es­tos jó­ve­nes, y lue­go ex­pan­dir esa pre­pa­ra­ción en ma­te­ria de 3D, en­tre otras tec­no­lo­gías mo­der­nas.

Es­ta nue­va re­vo­lu­ción in­dus­trial, co­mo de­cía­mos al ini­cio, cam­bia la for­ma de pro­duc­ción, la cul­tu­ra y la vi­da. Que­da en ma­nos de ca­da per­so­na tra­ba­jar pa­ra que la mo­der­na tec­no­lo­gía lle­gue a to­da la gen­te, cau­san­do una trans­for­ma­ción po­si­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.