Do­ris Me­tro­po­li­tan, es­cue­la de ex­ce­len­cia

La Republica - - GASTROMUNDO -

Tu­ve la di­cha ha­ce una se­ma­na de ce­nar en Do­ris Me­tro­po­li­tan, el ter­cer res­tau­ran­te de Itai Ben, un gran ami­go y co­le­ga a quien ad­mi­ro y res­pe­to mu­chí­si­mo. Es­tá ubi­ca­do en Houston, una ciu­dad don­de abun­dan los res­tau­ran­tes es­pe­cia­li­za­dos en car­ne. Mu­chos ya co­no­ce­mos de la ex­ce­len­cia y con­sis­ten­cia del res­tau­ran­te en San­ta Ana, don­de si­gue vi­si­tán­do­lo, des­pués de diez años, una clien­te­la exi­gen­te y so­fis­ti­ca­da. Siem­pre lo he con­si­de­ra­do un re­fe­ren­te en nues­tro país y una vi­si­ta obli­ga­to­ria pa­ra cual­quier oca­sión es­pe­cial o cuan­do he te­ni­do vi­si­tas im­por­tan­tes a las cua­les de­seo aten­der de la me­jor ma­ne­ra po­si­ble. Re­cuer­do muy cla­ra­men­te cuan­do Itai me co­men­tó que que­ría lle­var Do­ris a Nue­va Or­leans y me que­dé pen­san­do en la cla­se de va­lor y se­gu­ri­dad que se de­be te­ner pa­ra que­rer abrir un res­tau­ran­te de lu­jo en un país co­mo Es­ta­dos Uni­dos, en una ciu­dad cu­ya ofer­ta cu­li­na­ria es de las mas im­por­tan­tes de to­do ese in­men­so país que bien sa­be­mos es po­ten­cia mun­dial. ¡Pues lo lo­gró! No so­lo lo abrió, sino que fue ele­gi­do por es­pe­cia­lis­tas rea­les co­mo el res­tau­ran­te del año. ¿In­creí­ble no? Lo­gró es­ta­ble­cer­se en muy po­co tiem­po en una ciu­dad don­de nun­ca vi­vió, pe­ro no se que­da tran­qui­lo por­que él no co­no­ce el ter­mino “zo­na de con­fort”. Se aven­tu­ró en Houston, don­de jus­to an­tes de abrir, la pren­sa es­pe­cia­li­za­da se cues­tio­nó si en reali­dad la ciu­dad ne­ce­si­ta­ba otro “steak­hou­se”. Pues es­ta mis­ma pren­sa lo co­lo­có co­mo uno de los me­jo­res diez de ese des­tino, sin tan si­quie­ra te­ner un año abier­to. Lo pu­de leer yo mis­mo. Es un or­gu­llo que es­te res­tau­ran­te ha­ya na­ci­do ha­ce diez años en Cos­ta Ri­ca, don­de Itai tie­ne gran par­te de su no­ble co­ra­zón. Un ex­cep­cio­nal pro­fe­sio­nal que no va de­trás de es­tre­llas y re­co­no­ci­mien­tos, sino de ex­ce­len­cia (pro­duc­to) y hos­pi­ta­li­dad (ser­vi­cio al clien­te). Es em­pre­sa­rio, chef, som­me­lier, ba­ris­ta, an­fi­trión y un gran ser hu­mano an­te to­do. Te fe­li­ci­to her­mano y te agra­dez­co el ejem­plo que nos das.

Jo­se Sa­lom

Ge­ren­te de se­de San Jo­sé Ins­ti­tu­to Po­li­téc­ni­co In­ter­na­cio­nal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.