Eco­flow eli­mi­na im­pu­re­zas del agua de ma­ne­ra na­tu­ral

Fil­tro po­dría ayu­dar­le a aho­rrar re­cur­sos

La Republica - - PÁGINA 2 - Es­te­ban Arrie­ta ea­rrie­[email protected]­re­pu­bli­ca.net

El amor por la na­tu­ra­le­za y las ne­ce­si­da­des em­pre­sa­ria­les, mo­ti­va­ron a Sky Wa­ters La­ti­noa­mé­ri­ca a desa­rro­llar Eco­flow, un fil­tro de agua que ga­ran­ti­za la pu­re­za del lí­qui­do.

Ya sea pa­ra con­su­mo hu­mano, agrí­co­la o in­dus­trial, el dis­po­si­ti­vo acon­di­cio­na­dor de agua le po­dría aho­rrar di­ne­ro en otros tra­ta­mien­tos, ade­más de dar­le una mano al pla­ne­ta.

Al en­con­trar­se en el Tró­pi­co, Cos­ta Ri­ca es un país don­de se pue­den desa­rro­llar mu­chas pla­gas que afec­tan los cul­ti­vos y fue ahí don­de Sky Wa­ters en­con­tró una opor­tu­ni­dad de ne­go­cios.

El uso de pes­ti­ci­das y agro­quí­mi­cos se pue­de eli­mi­nar de los cul­ti­vos al usar Eco­flow, de acuer­do con Víc­tor Flo­res, ge­ren­te de la em­pre­sa.

Por otra par­te, el pro­duc­to ele­va la es­truc­tu­ra del agua, dán­do­le un ba­lan­ce ideal pa­ra el cui­do de sue­los.

De es­ta for­ma, los pro­duc­to­res pue­den au­men­tar sus cul­ti­vos y, al mis­mo tiem­po, dis­mi­nuir el gas­to en quí­mi­cos, los cua­les, pue­den ser da­ñi­nos pa­ra el me­dioam­bien­te.

Se tra­ta de un ca­ta­li­za­dor que va eli­mi­nan­do las im­pu­re­zas con­for­me el lí­qui­do pa­sa por él.

La idea es que en un pe­rio­do no ma­yor de 90 días, el dis­po­si­ti­vo pu­ri­fi­que el agua.

“Te­ne­mos dos años de es­tar en Cos­ta Ri­ca, a pe­sar de que nues­tra em­pre­sa na­ció ini­cial­men­te pa­ra aten­der el mer­ca­do de Es­ta­dos Uni­dos en 2009”, agre­gó Flo­res.

El pro­duc­to se pue­de con­se­guir en al­gu­nos es­ta­dos de Nor­tea­mé­ri­ca co­mo Ca­li­for­nia y La Flo­ri­da, ade­más de Mé­xi­co y Co­lom­bia.

El fil­tro es ca­paz de con­tro­lar la po­la­ri­za­ción, oxi­da­ción e io­ni­za­ción del agua, po­ten­cian­do la ca­li­dad del lí­qui­do.

En ese sen­ti­do, el uso de Eco­flow pue­de eli­mi­nar los mi­cro­or­ga­nis­mos, hon­gos y bac­te­rias, ade­más de otras im­pu­re­zas del agua al­ma­ce­na­da en po­zos, la­gu­nas o de las mis­mas tu­be­rías.

En ese sen­ti­do, Flo­res ve un gran po­ten­cial pa­ra el con­su­mo hu­mano, so­bre to­do, pa­ra las asa­das, que son sis­te­mas co­mu­na­les del ser­vi­cio.

En el país se es­ti­ma que 25 de las 34 cuen­cas es­tán con­ta­mi­na­das con ma­te­ria or­gá­ni­ca, nu­trien­tes y só­li­dos, ade­más de mi­cro­or­ga­nis­mos pe­li­gros, se­gún un in­for­me de la Con­tra­lo­ría.

“Al es­tar en el Tró­pi­co, Cos­ta Ri­ca es un país don­de se pue­den desa­rro­llar mu­chas pla­gas que afec­tan los cul­ti­vos y fue ahí, don­de Sky Wa­ters en­con­tró una opor­tu­ni­dad de ne­go­cios”, di­jo Víc­tor Flo­res, ge­ren­te de la em­pre­sa. Es­te­ban Mon­ge/La Re­pú­bli­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.