Esen­cia Mer­ca­di­to com­bi­na gas­tro­no­mía y ven­ta a gra­nel

Dul­ce­ría, piz­zas y be­bi­das ar­te­sa­na­les son par­te del me­nú

La Republica - - NACIONALES - Ale­xan­dra Cu­be­ro acu­be­[email protected]­re­pu­bli­ca.net

Com­bi­nar la pa­sión por los ali­men­tos, el ar­te y la sos­te­ni­bi­li­dad lle­vó a tres her­ma­nas a re­no­var un res­tau­ran­te que ope­ra­ron por 15 años —Opor­to— y reabrirlo co­mo Esen­cia Mer­ca­di­to.

El es­pa­cio, ubi­ca­do en San Fran­cis­co de He­re­dia, com­bi­na es­ta­cio­nes gas­tro­nó­mi­cas, ven­ta a gra­nel y áreas al ai­re li­bre.

Ade­más, los vi­si­tan­tes en­con­tra­rán ex­hi­bi­cio­nes y ven­ta de pie­zas de em­pren­de­do­res lo­ca­les, un es­pa­cio es­pe­cial pa­ra ni­ños y otro pa­ra true­que de li­bros.

“Nos desen­vol­ve­mos en el mun­do gas­tro­nó­mi­co con al­go más que un res­tau­ran­te, ofre­ce­mos es­pa­cios don­de se pue­de com­par­tir en te­rra­zas, pa­tio al ai­re li­bre, me­sa co­mu­nal… Ade­más de la ven­ta por pe­so de se­mi­llas, ave­nas y snacks pa­ra que la gen­te se li­bre de em­pa­ques y com­pre jus­to lo que ne­ce­si­ta”, men­cio­nó Pris­ci­la Gar­cía, una de las pro­pie­ta­rias jun­to a Pau­la y Au­re­lia.

Desa­yu­nos, ca­fe­te­ría, ba­ti­dos y he­la­dos de sor­be­te­ra, así co­mo dul­ce­ría, piz­ze­ría y los “lis­tos pa­ra le­var” con­for­man las es­ta­cio­nes en las que se di­vi­de la ofer­ta de ali­men­tos del lu­gar.

La piz­ze­ría in­clu­ye al­muer­zos (pas­tas, em­pa­re­da­dos, en­sa­la­das, so­pas, Hon­di­tos y de­más) mien­tras que “lis­tos pa­ra lle­var” las be­bi­das (cer­ve­zas, kom­bu­chas, agua de pi­pa, et­cé­te­ra) y pas­te­le­ría fría, en­tre otras op­cio­nes.

En to­dos los ca­sos los pre­cios no su­pe­ran los ¢5.200.

Tras la rein­ver­sión, la me­ta fue crear un am­bien­te que unie­ra a per­so­nas crea­ti­vas y em­pren­de- do­ras pa­ra dar una ex­pe­rien­cia a los clien­tes.

Fa­ce­book e Ins­ta­gram han si­do las he­rra­mien­tas pa­ra dar a co­no­cer el pro­yec­to.

Ade­más de la in­ver­sión cer­ca­na a los $150 mil, el nue­vo ai­re del lo­cal es el re­sul­ta­do del cam­bio de vi­sión por par­te de las em­pre­sa­rias, en­ten­dien­do las nue­vas ten­den­cias y nue­vas for­mas de con­su­mo que de­man­da el pú­bli­co.

“Lo más com­pli­ca­do fue en­fren­tar­se a la reali­dad de que a ve­ces hay que rein­ven­tar­se pues el en­torno cam­bia y se vuel­ve muy re­ta­dor”, agre­gó Gar­cía.

Ac­tual­men­te, la ope­ra­ción es­tá a car­go de un equi­po con­for­ma­do por piz­ze­ros, co­ci­ne­ros, ba­ris­ta y de­más co­la­bo­ra­do­res, quie­nes bus­can con­quis­tar al pú­bli­co con pla­ti­llos de­li­cio­sos pe­ro sa­lu­da­bles.

Po­si­cio­nar el mer­ca­di­to es la vi­sión de las her­ma­nas en el cor­to pla­zo, mien­tras que ini­ciar la cons­truc­ción de un se­gun­do pi­so y ex­plo­tar el po­ten­cial de la sa­la de even­tos es lo que vis­lum­bran a lar­go pla­zo.

“Ofre­ce­mos, des­de que se en­tra por la puer­ta ama­ri­lla, una ex­pe­rien­cia más que un pro­duc­to”, di­jo Pris­ci­la Gar­cía, una de las pro­pie­ta­rias de Esen­cia Mer­ca­di­to. Es­te­ban Mon­ge/La Re­pú­bli­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.