Pe­li­gro­sa lis­ta

La Teja - - Con Voz -

En los úl­ti­mos me­ses del pre­sen­te año, Costa Rica ha su­fri­do un sin­nú­me­ro de ase­si­na­tos, en es­pe­cial con­tra tu­ris­tas. Es­ta des­com­po­si­ción so­cial se vie­ne no­tan­do des­de ha­ce unos do­ce años.

Los pa­sa­dos Go­bier­nos han anun­cia­do gran­des pla­nes para re­du­cir es­ta al­ta ci­fra de muer­tes, pe­ro si­gue su­bien­do. He ha­bla­do con mu­chos po­li- cías, y he to­ma do sus opi­nio­nes e im­pre­sio­nes so­bre es­te gra­ve pro­ble­ma y me han in­di­ca­do lo si­guien­te: “no­so­tros los de­te­ne­mos y lle­va­mos a la co­mi­sa­ría, pe­ro de­bi­do a las ma­las le­yes los li­be­ran y ape­nas es­tán sueltos vuelven a co­me­ter sus fe­cho­rías y así es co­mo un círcu­lo vi­cio­so que nun­ca aca­ba”. De con­ti­nuar los ase­si­na­tos a tu­ris­tas, nos pon­drán en la lis­ta de paí­ses pe­li­gro­sos para vi­si­tar y es­to nos per­ju­di­ca­ría, pues el tu­ris­mo se re­du­ci­ría per­dien­do di­vi­sas y arrui­nan­do es­te sis­te­ma, pe­ro has­ta que no cai­ga el ha­cha, no se to­ma ex­pe­rien­cia, y es­to es lo que nos va a pa­sar si las au­to­ri­da­des no to­man cartas en el asun­to y crean nue­vas, se­ve­ras y efi­cien­tes le­yes, vi­gi­lan a los ma­los jue­ces y dan más au­to­ri­dad a nues­tros cuer­pos de policía y se­gu­ri­dad.

Rodolfo Ví­quez

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.