Ley se­ca a ga­lo­pe

AU­TO­RI­DA­DES VI­GI­LA­RON PA­RA QUE GUARO NO GALOPARA

La Teja - - Portada - ERICK QUI­RÓS erick.qui­[email protected]­te­ja.cr

Ver a los ji­ne­tes­con una la­ta de bi­rra en la mano o con un va­si­to has­ta el co­pe­te de guaro pa­re­ce ser his­to­ria an­ti­gua del to­pe de Pal­ma­res.

La bron­ca en­tre un par de ca­ba­llis­tas y ofi­cia­les de la Fuer­za Pú­bli­ca en el to­pe na­cio­nal, el 26 de di­ciem­bre, hi­zo que pa­ra el des­fi­le de ayer los par­ti­ci­pan­tes es­tu­vie­ran más que ad­ver­ti­dos: si se pa­sa­ban de tra­gos en­ci­ma del ani­mal, les iba a ir feo.

Du­ran­te un re­co­rri­do que hi­ci­mos en el to­pe del pue­blo “pa­ra ha­cer ami­gos” cos­tó ver a mon­ta­do­res “hi­dra­tán­do­se”. Ob­via­men­te al­gu­nos lo hi­cie­ron de a ca­lla­do, pe­ro fue una mi­no­ría.

Me­nos “ta­ma­rin­dos” en

la ca­lle. A pe­sar del ca­lor vi­mos a mu­chos ca­si se­cos, otros pre­fe­rían to­mar agüi­ta o una ga­seo­sa.

Es­to se dio por una prohi­bi­ción de las au­to­ri­da­des y de la co­mi­sión de fies­tas pa­ra que los ca­ba­llis­tas se com­por­ta­ran y evi­tar así una bron­ca co­mo la del to­pe jo­se­fino.

“Es­ta­mos un po­co pre­ven­ti­vos, no que­re­mos cau­sar pro­ble­mas con na­die. Hay una gran par­te de los ca­ba­llis­tas que so­mos sa­nos y que ve­ni­mos a es­tos even­tos a dis­fru­tar, pe­ro por uno pa­gan to­dos”, di­jo Ma­rio Camacho, quien lle­gó des­de San Ra­món.

“Ca­da año los ca­ba­llis­tas van a ir dis­mi­nu­yen­do, ya se vio en el (to­pe) de San José. Aho­ra to­dos van a los to­pes de pue­blos por­que nos tra­tan me­jor, en cambio en el de San José y el de Pal­ma­res se pue­de de­cir que so­mos mal­tra­ta­dos por la Po­li­cía, que nos pi­de que nos va­ya­mos tem­prano. Si el día es­tá pa­ra es­to no sé pa­ra qué la pre­sión”, opi­nó.

El ji­ne­te di­jo que las per­so­nas que de ve­ras sa­ben de ca­ba­llos en­tien­den que un to­pe es par­te de la cul­tu­ra equina, no una ac­ti­vi­dad pa­ra bus­car pe­lea.

“Uno no ha­ce es­to pa­ra ex­hi­bir­se, es al­go cul­tu­ral, los que uno ve que se em­bo­rra­chan y ha­cen esas co­sas no son ca­ba­llis­tas. Es gen­te que los al­qui­la (los ca­ba­llos) y pien­sa que es­to es una fies- ta, pe­ro an­dar con un ani­mal tan caro es una res­pon­sa­bi­li­dad”.

Fal­ta el tra­gui­to. José Ber­nar­do Mo­ya, de Gre­cia, afir­mó que las dos par­tes –au­to­ri­da­des y ca­ba­llis­tas– de­be­rían ce­der un po­co pa­ra que no se pierda el gus­to por es­ta co­lo­ri­da ac­ti­vi­dad.

“Sí ha­ce fal­ta el tra­gui­to, pe­ro uno en­tien­de que hay que res­pe­tar. Sien­to que ya no es tan­ta la can­ti­dad de gen­te que va al to­pe y pue­de ser por eso, aquí ha­ce mu­cho ca­lor y uno ne­ce­si­ta to­mar al­go, ade­más los pre­cios pa­ra par­ti­ci­par siem­pre son al­tos”, co­men­tó.

Se­gún di­jo Ca­ro­li­na Al­va­ra­do, una de las ve­te­ri­na­rias de la ac­ti­vi­dad, te­nían la in­di­ca­ción de que si veían a al­gún ca­ba­llis­ta ha­cien­do feo, pa­sa­do de tra­gos, ha­bía que sa­car­lo.

Mu­chos asistentes se sor­pren­die­ron al ver que la can­ti­dad de gen­te que lle­gó ayer al to­pe fue tan es­ca­sa.

En zo­nas don­de en años pa­sa­dos ha­bía fi­la pa­ra ver el des­fi­le y la bu­lla de los tol­dos atur­día, es­ta vez ha­bía es­pa­cios va­cíos. An­tes era ra­rí­si­mo ver eso.

“A mí me gus­ta por­que es­te to­pe es muy se­gu­ro y por la ca­li­dad­de­ca­ba­llos. Es­te año­ye­la­ño pa­sa­do lo he sen­ti­do con mu­cho me­nos gen­te, sien­to que la par­te de la be­bi­da afec­ta por­que hay gen­te que vie­ne a eso; ade­más otros­no­vie­nen por tra­ba­joy­por pla­ta”, opi­nó Mag­da Her­nán­dez, ve­ci­na deQue­pos, quien tie­ne 20 años de asis­tir a la fies­ta po­pu­lar pal­ma­re­ña.

A pe­sar de eso, la que­pe­ña dis­fru­tó mu­cho y ade­lan­tó que el año que vie­ne allí es­ta­rá de nue­vo.

La Fuer­za Pú­bli­ca an­da­ba con los ojos pe­la­dos.

A los ca­ba­llis­tas se les vio muy jui­cio­sos, cen­tra­dos en lo su­yo,

FO­TOS JOSÉ COR­DE­RO

Ma­rio Camacho cree que los ji­ne­tes pue­den to­mar pe­ro con­cien­cia.

El se­cre­to es­tá en sa­ber to­mar, el ca­lor in­vi­ta a una fría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.