La­bios per­fec­tos

Son el com­ple­men­to de la son­ri­sa, cuí­de­los.

Mamá joven - - CONTENIDO - Por Luz Ma­ri­na Díaz, mé­di­ca es­té­ti­ca

Los la­bios con co­lo­ra­ción ro­ji­za, per­fi­la­dos y sa­lu­da­bles son una ca­rac­te­rís­ti­ca fí­si­ca desea­da, ya que crean atrac­ti­vo y dan una apa­rien­cia sen­sual y ju­ve­nil al ros­tro. Esas ca­rac­te­rís­ti­cas es­truc­tu­ra­les se van per­dien­do con el pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to.

Los cam­bios son mul­ti­cau­sa­les. Hay fac­to­res ex­ter­nos –el frío, am­bien­tes se­cos, po­si­bles aler­gias a los com­po­nen­tes de los cos­mé­ti­cos y há­bi­tos co­mo fu­mar o mas­ti­car chi­cle– y fac­to­res in­ter­nos –des­hi­dra­ta­ción, dé­fi­cit de vi­ta­mi­nas A,C y E, Ri­bo­fla­vi­na y en­fer­me­da­des de la piel co­mo las der­ma­ti­tis–. Con el avan­ce de los años, tam­bién pue­den pre­sen­tar dis­mi­nu­ción en vo­lu­men y am­pli­tud por adel­ga­za­mien­to de la epi­der­mis y la

der­mis (las dos pri­me­ras ca­pas de la piel) y al­te­ra­cio­nes en su es­truc­tu­ra mus­cu­lar y mu­co­sa.

Los avan­ces de la me­di­ci­na es­té­ti­ca brindan di­fe­ren­tes al­ter­na­ti­vas se­gu­ras y mí­ni­ma­men­te in­va­si­vas con lar­ga du­ra­ción pa­ra el me­jo­ra­mien­to de los la­bios. Uno de esos tra­ta­mien­tos se rea­li­za con Ju­ve­derm, el áci­do hia­lu­ró­ni­co con tec­no­lo­gía Vy­cross Lift, que per­mi­te re­sul­ta­dos muy na­tu­ra­les.

An­tes de rea­li­zar un tra­ta­mien­to es im­por­tan­te re­ci­bir una va­lo­ra­ción pro­fe­sio­nal, con el fin de identificar sus ne­ce­si­da­des y ha­cer una eva­lua­ción de­ta­lla­da de 21 pun­tos que hay que con­si­de­rar pa­ra te­ner la­bios her­mo­sos. Se pue­den ir tra­tan­do, per­fi­la­do y de­fi­nien­do los con­tor­nos, ar­co de cu­pi­do, co­mi­su­ras bu­ca­les, co­rrec­ción de per­di­da de vo­lu­men –si es ne­ce­sa­rio–, co­lum­nas fíl­tra­les, arru­gas pe­rio­ra­les, sur­cos en­tre na­riz y bo­ca, co­rrec­ción del sur­co que es­tá de­ba­jo del la­bio y lí­neas de ma­rio­ne­ta. Nun­ca se hi­per­co­rri­ge, ni se da mu­cho vo­lu­men por­que los la­bios se de­ben ver muy na­tu­ra­les y acor­des con el ros­tro y ra­za del pa­cien­te.

SONREIR Y BE­SAR SON EJER­CI­CIOS ÚTI­LES PA­RA EL CUI­DA­DO DE LOS LA­BIOS.

Cui­de sus la­bios pa­ra que siem­pre luz­can sen­sua­les y ju­ve­ni­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.