CON­SE­JOS PRÁC­TI­COS

Mamá joven - - SOY PROFESIONAL SALUD -

Ten­ga una ali­men­ta­ción ade­cua­da y seg­men­ta­da por ho­ras. El desa­yuno es muy im­por­tan­te y de­be con­te­ner los nu­trien­tes in­di­ca­dos pa­ra ac­ti­var el me­ta­bo­lis­mo: fi­bra, pro­teí­na y car­bohi­dra­tos, que le den ener­gía pa­ra la jor­na­da.

Reali­ce una ac­ti­va­ción car­dio­vas­cu­lar de 120 mi­nu­tos por se­ma­na. Reem­pla­ce el as­cen­sor por las es­ca­le­ras y re­par­ta in­te­li­gen­te­men­te la bio­me­cá­ni­ca de ca­da mo­vi­mien­to a su fa­vor. Al ca­mi­nar, apre­te el ab­do­men en ca­da pa­so, ayu­dán­do­se de la pel­vis y glúteos; ayu­da por­que la co­la y el ab­do­men sen­ti­rán fa­ti­ga y sus pier­nas se sen­ti­rán li­via­nas. Lo mis­mo al sen­tar­se o le­van­tar­se. No bas­ta con ha­cer ejer­ci­cios, co­mo pi­la­tes o ab­do­mi­na­les, si en el día a día le car­ga to­do a los pies o múscu­los de las pier­nas.

Las sen­ta­di­llas son par­te de cual­quier ru­ti­na de en­tre­na­mien­to, en es­pe­cial pa­ra una eje­cu­ti­va. For­ta­le­cen el tren in­fe­rior del cuer­po y ayu­dan en aque­llas jor­na­das en las que de­be es­tar de pie. Tam­bién per­mi­ten man­te­ner una pos­tu­ra ade­cua­da, ya que pa­sar va­rias ho­ras fren­te a la compu­tado­ra pue­de ge­ne­rar cam­bios en la bio­me­cá­ni­ca del cuer­po.

Sién­te­se de­re­cha. Es­to for­ta­le­ce glúteos, pier­nas y ab­do­men. Fun­cio­na co­mo una iso­me­tría o una ac­ti­va­ción ener­gé­ti­ca que ser­vi­rá tam­bién pa­ra evi­tar mo­les­tias co­mu­nes co­mo lum­bal­gias o do­lo­res de es­pal­da.

Ca­mi­ne en ta­co­nes. Es el me­jor ejer­ci­cio pa­ra el cin­tu­rón ab­do­mi­nal y, si se ha­ce de la for­ma ade­cua­da, se ve­rá re­fle­ja­do en el ab­do­men. Si su tra­ba­jo no es de es­cri­to­rio y an­da de un la­do a otro o tie­ne que usar ta­co­nes, pre­pá­re­se pa­ra car­gar co­rrec­ta­men­te las ten­sio­nes que ejer­cen sus pa­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.