NUE­VO DEL MER­CA­DO

El vehícu­lo es­tá con­ce­bi­do pa­ra ser to­do un éxi­to

Motores Elite - - DE LA DIRECTORA - POR RENGER IN­FAN­TE

Au­di A3 se­dan

No rein­ven­tar­se en la in­dus­tria del au­to­mo­vi­lis­mo es con­de­nar­se al fra­ca­so y a des­apa­re­cer; eso lo en­tien­den muy bien los in­ge­nie­ros ale­ma­nes. Es por eso que Au­di pre­sen­tó ha­ce po­co lo que se­rá su nue­vo A3, un re­no­va­do se­dán con­ce­bi­do pa­ra ser exi­to­so.

Es­te mo­de­lo ha si­do uno de los más ven­di­dos en la his­to­ria de las ber­li­nas de la mar­ca y ya ne­ce­si­ta­ba un re­fres­ca­mien­to pa­ra aco­mo­dar­se a los nue­vos pa­rá­me­tros del mer­ca­do y es así co­mo des­de el pri­mer con­tac­to po­dre­mos ver va­rian­tes sig­ni­fi­ca­ti­vas, así co­mo otros as­pec­tos que se man­tie­nen co­mo la tra­di­ción.

Des­de ha­ce unos ocho años, Au­di vol­vió a los fron­ta­les am­plios, don­de des­ta­ca la pa­ri­lla co­mo ele­men­to que los hi­zo fa­mo­sos en las ca­rre­ras de au­tos a ini­cios del si­glo pa­sa­do, y que, ade­más de sím­bo­lo de­co­ra­ti­vo, fa­ci­li­ta la re­fri­ge­ra­ción de los mo­to­res.

Las lu­ces, siem­pre con­ser­van­do los ele­men­tos led, han si­do re­fi­na­das pa­ra ajus­tar­se a lo que los di­se­ña­do­res qui­sie­ron lo­grar con las nue­vas lí­neas del ca­pó. En la par­te in­fe­rior y a los ex­tre­mos, dos en­tra- das de ai­re que, ade­más de au­men­tar la agre­si­vi­dad de su apa­rien­cia, per­mi­ten lle­var ai­re ha­cia los fre­nos de­lan­te­ros y man­te­ner una ade­cua­da re­fri­ge­ra­ción.

El te­cho tie­ne un co­rri­do ova­la­do des­de el pa­ra­bri­sas de­lan­te­ro has­ta el pa­ral C, lo que ade­más de au­men­tar la vi­sión ha­cia atrás, le da más so­por­te en ca­so de un in­ci­den­te, ya que la dis­tri­bu­ción de car­gas en ca­so de una colisión, es­tán me­jor re­par­ti­das.

La­te­ral­men­te des­ta­ca la do­ble lí­nea, do­mi­nan­do la su­pe­rior que va des­de el mis­mo fo­co de­lan­te­ro has­ta fi­na­li­zar en las lu­ces de freno, dan­do más flui­dez al di­se­ño. La se­gun­da lí­nea es más ba­ja y abar­ca las dos puer­tas, ofre­cien­do un sen­sa­ción de ma­yor es­pa­cio y am­pli­tud en el in­te­rior.

El de­ta­lle cro­ma­do al­re­de­dor de to­dos los cris­ta­les le da esa sen­sa­ción de lu­jo y os­ten­ta­ción, co­mo so­lo Au­di pue­de lo­grar en un se­dán de es­te ti­po. El área de equi­pa­je se am­plió al­gu­nos cen­tí­me­tros y eso se agra­de­ce a la ho­ra de po­der car­gar con to­do ti­po de co­sas, ya que el es­pa­cio au­men­ta­do es otro de los pun­tos al­tos con los que la mar­ca sor­pren­dió a sus clien­tes.

MO­TOR, SUS­PEN­SIÓN Y TRANS­MI­SIÓN FUE­RON LOS ELE­MEN­TOS A LOS QUE AU­DI LE PU­SO MÁS ATEN­CIÓN.

EL FRON­TAL SI­GUE DO­MI­NA­DO POR LA PA­RRI­LLA QUE LO IDEN­TI­FI­CO EN LAS CA­RRE­RAS HA­CE MAS DE 100 AÑOS.

LA NUE­VA VER­SIÓN SE­DAN MAN­TIE­NE AL­GU­NOS DE LOS RAS­TROS QUE LA EXI­TO­SA VERSION AN­TE­RIOR.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.