LA SOS­TE­NI­BI­LI­DAD CO­MO NOR­TE

DES­DE SUS INI­CIOS, LA FIR­MA LE­GAL BLP APUES­TA POR PRO­GRA­MAS DE BIEN SOCIAL QUE CON­TRI­BU­YEN AL DE­SA­RRO­LLO DE LA SO­CIE­DAD.

Summa - - En La Mira -

No pue­den ha­ber em­pre­sas exi­to­sas en so­cie­da­des fa­lli­das. Esa fra­se con­tun­den­te es la que mo­ti­va a BLP a rea­li­zar un es­fuer­zo en pro­gra­mas de sos­te­ni­bi­li­dad, los cua­les im­pac­tan den­tro y fue­ra de la or­ga­ni­za­ción.

El pri­mer pa­so que die­ron en es­te te­ma fue la ini­cia­ti­va de ho­ras pro­bono. “Los co­la­bo­ra­do­res de­ben cum­plir, obli­ga­to­ria­men­te, con un to­tal de 20 ho­ras al año de ase­so­ría le­gal a or­ga­nis­mos no gu­ber­na­men­ta­les. Es­to im­pac­ta en te­mas co­mo em­pren­de­du­ris­mo, de­re­chos de la ni­ñez y la ado­les­cen­cia, edu- ca­ción, in­ser­ción social y la­bo­ral de per­so­nas con dis­ca­pa­ci­dad, equi­dad de gé­ne­ro y co­mu­ni­dad”, se­ña­la Irene Agui­lar, di­rec­to­ra de Sos­te­ni­bi­li­dad. Apar­te de ese ase­so­ra­mien­to le­gal, se ha es­pe­cia­li­za­do en tres te­mas cru­cia­les: de­re­cho ambiental, prác­ti­cas de equi­dad de gé­ne­ro y em­pleo de per­so­nas con al­gu­na dis­ca­pa­ci­dad.

“So­mos la úni­ca fir­ma le­gal que cuen­ta con cer­ti­fi­ca­cio­nes Car­bono Neu­tro y Ban­de­ra Azul, sien­do pio­ne­ros en to­do ti­po de ac­cio­nes pa­ra mi­ti­gar el po­si­ble da­ño eco­ló­gi­co. En el te­ma de equi­dad de gé­ne­ro, nos en­fo­ca­mos que las mu­je­res es­tén re­pre­sen­ta­das en los pues­tos de to­ma de de­ci­sión. Por úl­ti­mo, gra­cias a una cam­pa­ña que rea­li­za­mos pa­ra brin­dar­le opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les a las per­so­nas con Sín­dro­me de Down, na­ció la Fun­da­ción Yo pue­do ¿Y vos?. A tra­vés de ella, se han co­lo­ca­do más de 190 per­so­nas, en dis­tin­tos pues­tos de tra­ba­jo”, ex­pli­ca Vi­vian Li­ber­man, so­cia en­car­ga­da de Sos­te­ni­bi­li­dad.

Mi­rar ha­cia aden­tro

Ade­más de brin­dar ayu­da a la co­mu­ni­dad, con­si­de­ra igual de re­le­van­te mi­rar ha­cia den­tro de la or­ga­ni­za­ción. “Por eso crea­mos unos pro­gra­mas de Res­pon­sa­bi­li­dad Social In­ter­na, con el ob­je­ti­vo de dar el apo­yo ne­ce­sa­rio a to­dos los co­la­bo­ra­do­res de la fir­ma. El pri­mer te­ma que vi­mos im­por­tan­te im­pul­sar fue el fi­nan­cie­ro. Si bien los salarios son ele­va­dos, mu­chas per­so­nas es­ta­ban te­nien­do pro­ble­mas con deu­das o con el ma­ne­jo de su di­ne­ro. Brindamos las he­rra­mien­tas ne­ce­sa­rias pa­ra ins­tau­rar buenas prác­ti­cas fi­nan­cie­ras y mu­chas de las per­so­nas que for­ma­ron par­te del pro­gra­ma, no só­lo no tie­nen deu­das, si no que ya es­tán em­pe­zan­do a aho­rrar”, afir­ma Agui­lar.

Li­ber­man se­ña­la que los pro­gra­mas de sos­te­ni­bi­li­dad son rea­li­za­dos so­lo en Cos­ta Ri­ca, por el mo­men­to. “Ya es­ta­mos tra­ba­jan­do con nues­tros co­le­gas en los de­más paí­ses don­de la fir­ma tie­ne ope­ra­cio­nes. Es un pro­ce­so que lle­va su tiem­po por­que de­be­mos iden­ti­fi­car cuá­les son los te­mas pri­mor­dia­les en ca­da país, pa­ra cau­sar un im­pac­to tan im­por­tan­te co­mo lo he­mos he­cho en Cos­ta Ri­ca”, re­cal­ca.

Par­te del éxi­to de los pro­gra­mas de sos­te­ni­bi­li­dad es el in­vo­lu­cra­mien­to de los co­la­bo­ra­do­res de la fir­ma.La fir­ma obli­ga a sus co­la­bo­ra­do­res a brin­dar un to­tal de 20 ho­ras al año de ase­so­ríaspro­bono.

Pa­ra im­pul­sar a la mu­jer en el tra­ba­jo, BLP ins­tau­ró una sa­la de lac­tan­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.