PROS­PE­RAR EN EL EN­TORNO DI­GI­TAL

EN ES­TA ERA, QUIEN NO MO­DI­FI­QUE SU MO­DE­LO DE NE­GO­CIO TIE­NE LOS DÍAS CON­TA­DOS.

Summa - - En La Mira -

Más que im­pul­sar cam­bios tec­no­ló­gi­cos o de equi­pos –al­go que has­ta los con­su­mi­do­res ha­cen a me­nu­do–, los ma­yo­res desafíos de una com­pa­ñía se cen­tran en lo­grar que su per­so­nal téc­ni­co pien­se en nue­vos pro­ce­sos, for­ma­tos y mo­de­los pa­ra ad­mi­nis­trar la TI e in­no­ve en la ma­ne­ra en ver el ne­go­cio, des­pués de mu­chos años de ha­cer su la­bor de una mis­ma ma­ne­ra. De allí par­te Bob Ba­si­lie­re, je­fe de Trans­for­ma­ción del Cen­tro de Da­tos Mo­derno en Dell EMC y pa­ne­lis­ta prin­ci­pal del Dell Tech­no­logy Fo­rum Gua­te­ma­la 2018, quien en en­tre­vis­ta con Re­vis­ta Sum­ma re­cal­ca la im­por­tan­cia de pre­pa­rar­se, adap­tar­se e in­clu­so ade­lan­tar­se a las trans­fro­ma­cio­nes del mer­ca­do.

Adu­ce que la fal­ta de com­pro­mi­so ha­cia la trans­for­ma­ción di­gi­tal se tra­du­ce en pér­di­da de mer­ca­do con­tra la com­pe­ten­cia que sí in­vier­te en tec­no­lo­gía y que cual­quier or­ga­ni­za­ción, in­de­pen­dien­te­men­te del ta­ma­ño, de­be en­fren­tar el cam­bio.

“Ca­re­cer de su­fi­cien­tes re­cur­sos eco­nó­mi­cos es una de las prin­ci­pa­les preo­cu­pa­cio­nes de las más pe­que­ñas, pe­ro es po­si­ble en­fren­tar la tran­si­ción sin au­men­tar cos­tos, re­du­cien­do el valor de las ope­ra­cio­nes exis­ten­tes pa­ra pro­mo­ver tec­no­lo­gías más rá­pi­das, ca­pa­ces de al­ma­ce­nar más in­for­ma­ción y cum­plir con ma­yor po­der de pro­ce­sa­mien­to. Se re­co­mien­da re­du­cir la de­man­da de la fuer­za la­bo­ral en el de­par­ta­men­to de TI pa­ra que esa di­fe­ren­cia, aho­rro y dis­po­ni­bi­li­dad de tiem­po que van a te­ner los em­plea­dos se ocu­pe en in­no­va­ción”, agre­ga.

“Te­ne­mos que de­jar de pen­sar en el área de TI co­mo so­la­men­te la que da so­por­te a la em­pre­sa y en su per­so­nal co­mo en el que nos per­mi­te te­ner ac­ce­so a co­rreo elec­tró­ni­co e in­ter­net. La reali­dad es que esa uni­dad pue­de ser el mo­tor de in­no­va­ción, ayu­dar a que la com­pa­ñía le ga­ne a la com­pe­ten­cia a tra­vés del uso de tec­no­lo­gía y ade­lan­tar­se en có­mo el con­su­mi­dor va a re­ci­bir sus pro­duc­tos”, se­ña­la Ri­car­do Cal­de­ron, VP de Mar­ke­ting Field & Part­ner pa­ra Dell La­ti­noa­mé­ri­ca.

Com­pren­der las ne­ce­si­da­des del con­su­mi­dor

Las per­so­nas tie­nen ac­ce­so a apli­ca­cio­nes po­pu­la­res y pre­ten­den po­der ha­cer cual­quier co­sa con ellas. “Si es­toy ha­cien­do ne­go­cios con un ban­co, una com­pa­ñía ase­gu­ra­do­ra o in­clu­so el gobierno y no pue­do ob­te­ner in­for­ma­ción a tra­vés de mi dis­po­si­ti­vo, pro­ba­ble­men­te me va­ya. El desafío pa­ra las em­pre­sas es ha­cer los cam­bios en esas ca­pa­ci­da­des y co­men­zar a ofre­cer ex­pe­rien­cias gra­tas al con­su­mi­dor, en cual­quier ne­go­cio en el que se en­cuen­tren”, co­men­ta Ba­si­lie­re.

El pú­bli­co in­terno es otro punto im­por­tan­te en el pro­ce­so. In­ves­ti­ga­cio­nes de Dell re­ve­lan que Mi­llen­nials y nue­vos co­la­bo­ra­do­res que lle­gan a las em­pre­sas tie­nen al­tas pro­ba­bi­li­da­des de sen­tir­se in­có­mo­dos si ven que su tec­no­lo­gía es an­ti­gua o que el am­bien­te de tra­ba­jo no es mo­derno. El de­par­ta­men­to de tec­no­lo­gía ne­ce­si­ta evo­lu­cio­nar sus pro­ce­sos pa­ra atraer ta­len­to, que los em­plea­dos to­men ven­ta­ja y se fo­men­te la com­pe­ti­ti­vi­dad”, agre­ga.

Du­ran­te los pró­xi­mos tres años, Dell Tech­no­lo­gies in­ver­ti­rá US$1.000 mi­llo­nes en nue­vos pro­duc­tos IoT, so­lu­cio­nes, la­bo­ra­to­rios, pro­gra­mas de part­ners

y eco­sis­te­mas.

Pa­ne­lis­tas Dell Tech­no­lo­gies Fo­rum Gua­te­ma­la.

Bob Ba­si­lie­re, je­fe de Trans­for­ma­ción del Cen­tro de Da­tos Mo­derno en Dell EMC.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.