Bie­nes Raí­ces

Summa - - Dónde Invertir -

Las in­ver­sio­nes en obras de la­dri­llo y con­cre­to ten­drán un es­ce­na­rio va­ria­do, de­pen­dien­do del sec­tor in­mo­bi­lia­rio y el país don­de se bus­quen las opor­tu­ni­da­des.

Jor­ge Vi­lla­lo­bos, lí­der de la di­vi­sión de Ges­tión de In­ver­sio­nes de Cush­man & Wa­ke­field | AB Ad­vi­sory, y Ma­riano Moya, aso­cia­do de la mis­ma com­pa­ñía, se­ña­lan que las ma­yo­res opor­tu­ni­da­des se van a po­der ob­ser­var en ofi­ci­nas para em­pre­sas en zo­nas fran­cas, en in­mue­bles para lo­gís­ti­ca y en com­ple­jos de apar­ta­men­tos orien­ta­dos a al­qui­lar sus uni­da­des a las ge­ne­ra­cio­nes más jó­ve­nes.

“Las em­pre­sas de zo­na fran­ca de­pen­den del co­mer­cio ex­te­rior y la eco­no­mía es­ta­dou­ni­den­se (ma­yor so­cio co­mer­cial de Amé­ri­ca Cen­tral) es­tá cre­cien­do fuer­te­men­te, por lo que la ac­ti­vi­dad en es­te ti­po de in­dus­tria va a au­men­tar y, por en­de, de­man­da­rá ca­da vez más ofi­ci­nas. En la par­te lo­gís­ti­ca, hay mu­cho es­pa­cio para la ex­pan­sión, te­nien­do en cuen­ta que el ape­ti­to por bo­de­gas de al­ta ga­ma es ca­da vez ma­yor, por lo que ve­mos un es­pa­cio para que se apues­te por la re­mo­de­la­ción o por nue­vos com­ple­jos. Por úl­ti­mo, el po­der ad­qui­si­ti­vo de los Mi­llen­nials va ha­cia arri­ba, no obs­tan­te, no bus­can afe­rrar­se a una ca­sa o, me­jor di­cho, no los se­du­ce ama­rrar­se a una hi­po­te­ca de años para com­prar su ho­gar. Por ello, pre­fie­ren al­qui­lar apar­ta­men­tos para sen­tir la libertad de ir­se a otro lu­gar cuan­do lo deseen o por opor­tu­ni­dad”, ar­gu­men­ta Vi­lla­lo­bos.

Mer­ca­do pa­na­me­ño en es­pe­ra

Para Danny Qui­rós, ge­ren­te de In­te­li­gen­cia de Mer­ca­dos de Co­lliers en Pa­na­má, el año elec­to­ral trae­rá una es­pe­cie de hold para las nue­vas in­ver­sio­nes en es­ta ma­te­ria. Au­na­do a una so­bre­ofer­ta en ofi­ci­nas, vis­lum­bra un año com­ple­jo.

“Cree­mos que hu­bo una bur­bu­ja que ya se re­ven­tó. Mu­chas desa­rro­lla­do­ras em­pe­za­ron a le­van­tar to­rres sin an­tes ha­cer los res­pec­ti­vos es­tu­dios de mer­ca­do, lo que pro­vo­có que ac­tual­men­te ha­ya un gran por­cen­ta­je de ofi­ci­nas de­socu­pa­das. Lo mis­mo pa­sa en el sec­tor re­si­den­cial y la so­bre­ofer­ta ha pro­vo­ca­do una re­duc­ción en los pre­cios de al­qui­ler. Por ejem­plo, te­ne­mos ca­sos de ofi­ci­nas A+ que em­pe­za­ron co­bran­do US$28 por m2 y aho­ra se ofre­cen a US$18. En­ton­ces, las em­pre­sas in­tere­sa­das de­mo­ran su de­ci­sión, en es­pe­ra de me­jo­res pre­cios”, re­sal­ta el eje­cu­ti­vo.

Para él, una de las op­cio­nes más atrac­ti­vas de in­ver­sión en el mer­ca­do pa­na­me­ño, es com­prar pi­sos de ofi­ci­nas ya al­qui­la­das. “Se es­tá dan­do mu­cho esa op­ción. Los in­ver­sio­nis­tas pue­den ais­lar el ries­go de que­dar­se con es­pa­cios va­cíos, lu­chan­do con­tra cien­tos de otros es­pa­cios. Lo re­co­men­da­ble es bus­car es­ta­ble­ci­mien­tos don­de se en­cuen­tran gran­des mul­ti­na­cio­na­les y que los con­tra­tos de arren­da­mien­to sean de cin­co años co­mo mí­ni­mo”, co­men­ta.

EN LA PAR­TE LO­GÍS­TI­CA, HAY MU­CHO ES­PA­CIO PARA CRE­CER.

Va a ser un año re­ta­dor para el sec­tor de Bie­nes Raí­ces y Cons­truc­ción, pe­ro sí exis­ten bas­tan­tes opor­tu­ni­da­des.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.