Bo­nos gu­ber­na­men­ta­les

Summa - - Dónde Invertir - Shocks

Son con­si­de­ra­dos co­mo los de me­nor ries­go de no pa­go, por lo que nor­mal­men­te tam­bién brin­dan un ren­di­mien­to in­fe­rior en re­la­ción con otras al­ter­na­ti­vas.

Ma­rie­la Al­va­ra­do, ge­ren­te se­nior de In­ver­sio­nes y De­pó­si­tos de Sco­tia­bank, apun­ta que los más con­ser­va­do­res son los que pre­fie­ren in­ver­tir en bo­nos del Es­ta­do ya que son una de las ope­ra­cio­nes fi­nan­cie­ras que ma­yor se­gu­ri­dad pre­sen­tan. De igual for­ma, se de­be ana­li­zar el go­bierno que es­tá de­trás de ca­da uno, para me­dir su ca­pa­ci­dad de cum­pli­mien­to.

“Los la­ti­noa­me­ri­ca­nos es­tán muy en­fo­ca­dos a la ren­ta fi­ja. El te­ma de si esos ins­tru­men­tos son atrac­ti­vos o no de­pen­de de las ne­ce­si­da­des de ca­da in­ver­sio­nis­ta. Por ejem­plo, para quien tie­ne por ob­je­ti­vo re­ci­bir un in­gre­so pe­rió­di­co y no es­tá bus­can­do es­pe­cu­lar con el bono, a mi cri­te­rio sí es atrac­ti­vo”, sos­tie­ne.

Bo­nos re­gio­na­les

Las eco­no­mías de nues­tra re­gión son pe­que­ñas y re­la­ti­va­men­te vul­ne­ra­bles a ex­ter­nos. Por ello, la ca­li­dad de las cuen­tas fis­ca­les que ca­da país ten­ga se­rán las que, a fi­nal, de­fi­nan el ba­lan­ce en­tre ries­go y ren­di­mien­to. Ca­be es­pe­rar que una eco­no­mía con li­mi­ta­das opor­tu­ni­da­des de ge­ne­rar in­gre­sos y sin con­trol so­bre el cre­ci­mien­to de sus gas­tos re­pre­sen­te un com­po­nen­te de ries­go ma­yor.

“Es un tan­to atre­vi­do pro­po­ner una op­ción es­pe­cí­fi­ca, sin an­tes va­lo­rar el per­fil y ne­ce­si­da­des de la per­so­na. Lo que sí se pue­de ano­tar de for­ma ge­ne­ra­li­za­da es que, si las ta­sas de in­te­rés en dó­la­res si­guen su­bien­do, tal y co­mo se de­du­ce de lo plan­tea­do por el Ban­co de la Re­ser­va Fe­de­ral de Es­ta­dos Uni­dos, es de es­pe­rar que sea más be­ne­fi­cio­so in­ver­tir a cor­to pla­zo para re­no­var el ven­ci­mien­to en con­di­cio­nes más ven­ta­jo­sas en un fu­tu­ro cer­cano. Con ma­yor ra­zón si se es­pe­ra ne­ce­si­tar los re­cur­sos in­ver­ti­dos muy pron­to”, se­ña­la Al­va­ra­do.

LOS IN­VER­SIO­NIS­TAS MÁS CON­SER­VA­DO­RES SON LOS QUE PRE­FIE­REN ES­TOS PRO­DUC­TOS.

Ad­qui­rir una pro­pie­dad es una de las me­jo­res ma­ne­ras de in­ver­tir ca­pi­tal. Sin em­bar­go, pre­vio a com­prar, to­do in­ver­sio­nis­ta de­be es­tar se­gu­ro del aval y ga­ran­tía que le pro­por­cio­ne el pro­yec­to in­mo­bi­lia­rio y la em­pre­sa de­trás de su cons­truc­ción y desa­rro­llo. De eso de­pen­de no afec­tar la plus­va­lía de su in­ver­sión.

Pre­ci­sa­men­te, con­tar con una am­plia ex­pe­rien­cia y res­pal­do son las prin­ci­pa­les ca­rac­te­rís­ti­cas de Gru­po Ubi­ca, con una tra­yec­to­ria de más de 30 años en el desa­rro­llo de pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios en Gua­te­ma­la. Se­gún sus di­rec­ti­vos, más que ven­der una pro­pie­dad, crean un con­cep­to, de­fi­nen un es­ti­lo de vi­da y ha­cen una co­mu­ni­dad.

En­tre las re­fe­ren­cias, se pue­den ci­tar seis pro­yec­tos que han mar­ca­do ten­den­cia en su ca­te­go­ría: Las Lu­ces, Bos­ques de Las Lu­ces, La Jo­ya, Cor­po­ra­ción de Oc­ci­den­te, Cen­tros Co­mer­cia­les Me­ga­seis y Me­ga­cen­tro.

Ac­tual­men­te, otro que es­pe­ra de­jar hue­lla es Le­ga­do del Bos­que, crea­do por un gru­po de ex­per­tos que tu­vo el ma­yor res­pe­to por la in­te­gri­dad de la na­tu­ra­le­za y del en­torno. El bos­que es el pi­lar prin­ci­pal, por lo que la fir­ma Seis Ar­qui­tec­tos, a car­go del di­se­ño, se en­car­gó de do­tar a ca­da re­si­den­cia ver­ti­cal con vis­tas inigua­la­bles, ven­ta­nas de pi­so a cie­lo y bal­co­nes en ca­da dor­mi­to­rio, así co­mo en las áreas so­cia­les del edi­fi­cio. La fi­na­li­dad es in­te­grar el in­te­rior con el ex­te­rior en to­dos los es­pa­cios, ade­más de brin­dar ilu­mi­na­ción y ven­ti­la­ción na­tu­ral.

Los bo­nos gu­ber­na­men­ta­les son uno de los in­tru­men­tos más ape­te­ci­dos por los in­ver­sio­nis­tas.

El di­se­ño de Aza­ra es­tu­vo a car­go de una de las fir­mas de ar­qui­tec­tos más re­co­no­ci­das

Ca­da apar­ta­men­to cuen­ta con vis­tas inigua­la­bles

Le­ga­do del Bos­que es­tá ubi­ca­do en uno de los po­cos bos­ques que aún que­dan en Ciudad de Gua­te­ma­la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.