Fe­rre­te­ría ma­ne­ja 40 mil lí­neas

TyT - - Portada -

En Ma­te­ria­les Sa­muel, asis­ten a to­das las fe­rias de fe­rre­te­ría del país y ase­gu­ran que ese es uno de sus se­cre­tos pa­ra el éxi­to, pues en­cuen­tran pro­duc­tos nue­vos, recomendaciones so­bre có­mo mer­ca­dear­los, con ex­ce­len­tes pre­cios y ge­ne­ran alian­zas im­por­tan­tes.

Jo­sé Al­ber­to Ri­ve­ra, Ad­mi­nis­tra­dor de Ma­te­ria­les Sa­muel, tie­ne 31 años de tra­ba­jar en fe­rre­te­ría. Cuan­do ini­cia­ron el ne­go­cio, te­nían so­la­men­te ma­de­ra, y po­co a po­co in­cor­po­ra­ron los pro­duc­tos ferreteros, al ver la ne­ce­si­dad de los clien­tes.

“En ese tiem­po mi pa­pá –Sa­muel Ri­ve­ra- cons­truía ca­sas, en­ton­ces se nos abrió la po­si­bi­li­dad de te­ner tam­bién la par­te fe­rre­te­ra, por­que co­no­ci­mos mu­chos pro­vee­do­res en ese tiem­po”, re­cuer­da.

Es­te es un ne­go­cio fa­mi­liar, que se fue ex­pan­dien­do po­co a po­co, y fue fun­da­do por Jo­sé Al­ber­to y su ma­má, Nidia Ba­di­lla. Hoy, ma­ne­jan 40 mil lí­neas de pro­duc­tos e im­por­tan al­gu­nos de Es­ta­dos Uni­dos.

En la ac­tua­li­dad, cuen­tan con tres lo­ca­les, uno con­tie­ne to­da la par­te de fe­rre­te­ría y aca­ba­dos, el se­gun­do tie­ne los ma­te­ria­les de cons­truc­ción y el ter­ce­ro es una “mi­ni” fe­rre­te­ría.

Ha­cer la di­fe­ren­cia

Al­ber­to re­cuer­da que los mis­mos clien­tes los co­men­za­ron a bus­car pa­ra que abrie­ran la par­te fe­rre­te­ra, por­que ellos se ca­rac­te­ri­za­ban por su ser­vi­cio rá­pi­do y efi­cien­te, y a los com­pra­do­res les gus­ta­ba eso.

De he­cho, esa ha si­do su prin­ci­pal di­fe­ren­cia des­de el prin­ci­pio, con otras ferreterías, en­fo­car­se en traer las co­sas a tiem­po y lo más rá­pi­do po­si­ble, pa­ra que el clien­te se sien­ta sa­tis­fe­cho; y por su­pues­to, con bue­nos pre­cios.

Otra ca­rac­te­rís­ti­ca de la fe­rre­te­ría, de acuer­do con Ri­ve­ra, es aten­ción es­me­ra­da que les brin­dan a los clien­tes.

“Hoy, los clien­tes quie­ren la me­jor aten­ción, ra­pi­dez y que ha­ya de to­do en la fe­rre­te­ría. Por eso, ata­ca­mos muy fuer­te con los in­ven­ta­rios, y eso nos ase­gu­ra que los clien­tes van a lle­gar a bus­car­nos. Por su­pues­to, de­be­mos brin­dar­les la me­jor aten­ción po­si­ble, tra­tar­los bien y ha­cer las en­tre­gas rá­pi­do”. Ade­más, es im­por­tan­te men­cio­nar que en Ma­te­ria­les Sa­muel siem­pre es­tán in­no­van­do. “Em­pe­za­mos con Pin­tu­ras Sur, y en San Jo­sé uti­li­za­ban las má­qui­nas elec­tró­ni­cas es­pe­cia­li­za­das, y a no­so­tros nos iban a man­dar una de las ma­nua­les y yo les di­je que no. Nos gus­ta ver qué ha­cen las ferreterías lí­de­res pa­ra ha­cer­lo me­jor”.

Asi­mis­mo, afir­ma que han te­ni­do la opor­tu­ni­dad de via­jar a Es­ta­dos Uni­dos y vi­si­tar otras ferreterías, ver pro­duc­tos de allá y traer­los a Ma­te­ria­les Sa­muel. Par­te del se­cre­to de ser un buen fe­rre­te­ro es man­te­ner­se ac­tua­li­za­do. Pa­ra ello, Al­ber­to Ri­ve­ra ase­gu­ra que le gus­ta leer mu­cho y traer las ca­pa­ci­ta­cio­nes que las em­pre­sas pro­vee­do­ras les ofre­cen.

Tra­di­cio­nal vrs tec­no­lo­gía

A pe­sar de ser una fe­rre­te­ría gran­de, Al­ber­to ase­gu­ra que no han que­ri­do cam­biar el tra­di­cio­nal mos­tra­dor por las gón­do­las o la fe­rre­te­ría ti­po su­per­mer­ca­do, pe­ro se tra­ba­ja de for­ma muy ague­rri­da, por ejem­plo la par­te de las pro­for­mas, ya que en la ac­tua­li­dad hay mu­cha com­pe­ten­cia. A pe­sar de que les gus­ta aten­der a sus clien­tes de for­ma tra­di­cio­nal, pa­ra pro­mo­cio­nar la fe­rre­te­ría, les gus­ta tra­ba­jar con la tec­no­lo­gía, por ejem­plo con el uso de re­des so­cia­les. Uti­li­zan Fa­ce­book y tie­nen un nú­me­ro de What­sApp pa­ra sus clien­tes y pro­mo­ver las ven­tas. Tam­bién se rea­li­zan vi­si­tas a los pro­fe­sio­na­les.

Li­ci­ta­cio­nes: su ar­ma se­cre­ta

De acuer­do con Ri­ve­ra, en Ma­te­ria­les Sa­muel tra­ba­jan muy fuer­te las li­ci­ta­cio­nes. “Es un área que nos da muy bue­nos re­sul­ta­dos, pe­ro sí hay que es­tar muy pendiente y so­bre to­do te­ner la es­truc­tu­ra pa­ra po­der cum­plir los re­qui­si­tos, por­que a ve­ces es muy es­pe­cí­fi­co”. “Ga­nar esas li­ci­ta­cio­nes tie­ne un cos­to, pe­ro es una gran opor­tu­ni­dad pa­ra ga­nar di­ne­ro. Siem­pre lo ha­ce­mos de la me­jor ma­ne­ra y nos da muy bue­nos re­sul­ta­dos. Ellos pa­gan a tiem­po y no­so­tros en esa par­te es­ta­mos muy con­ten­tos”, ase­gu­ra.

Ri­ve­ra afir­ma que ellos tra­ba­jan mu­cho con las mu­ni­ci­pa­li­da­des y el go­bierno. Co­mo ejem­plos de pro­yec­tos que han ga­na­do: el Co­le­gio Téc­ni­co de San Pa­blo de León Cor­tés, las me­jo­ras en el Li­ceo de Ta­rra­zú, el Li­ceo de San­ta Ma­ría de Do­ta, han ga­na­do tam­bién las li­ci­ta­cio­nes de acue­duc­tos mu­ni­ci­pa­les, en­tre otros.

Jo­sé Al­ber­to Ri­ve­ra tie­ne 31 años de ex­pe­rien­cia en el mer­ca­do fe­rre­te­ro, y con Ma­te­ria­les Sa­muel ha con­se­gui­do ga­nar mu­chas li­ci­ta­cio­nes del Go­bierno.

An­tes de rea­li­zar una com­pra, en Ma­te­ria­les Sa­muel, ana­li­zan muy bien ca­da pro­duc­to, sus mo­vi­mien­tos men­sua­les y ana­li­zan si va­le la pe­na ad­qui­rir­lo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.