El sue­ño de ser fe­rre­te­ro

Wam­ma Fe­rre Plus es una nue­va fe­rre­te­ría de la zo­na de Es­ca­zú. Su pro­pie­ta­rio sa­be que con prác­ti­cas in­ten­sas de ser­vi­cio al clien­te y pro­duc­tos de al­ta ro­ta­ción, lo lle­va­rán sin du­da, a la aper­tu­ra de más tien­das.

TyT - - Portada -

San Ra­fael de Es­ca­zú.- Co­mo to­dos los que lle­gan a otro país bus­can­do el “sue­ño do­ra­do” de em­pren­der una em­pre­sa exi­to­sa, y aun­que le­jos de su pa­tria na­tal, lle­gan car­ga­dos de ilu­sión y de em­pren­de­du­ris­mo.

Es­ta his­to­ria no se en­mar­ca des­de el prin­ci­pio en una fe­rre­te­ría, sino más bien, la ilu­sión de es­te em­pre­sa­rio ve­nía pre­ce­di­da o guia­da por la in­ten­ción de abrir un res­tau­ran­te.

Sin em­bar­go, al aden­trar­se en el mer­ca­do, desa­rro­llan­do sus pro­pias in­ves­ti­ga­cio­nes y pres­tan­do oí­dos a gen­te de ex­pe­rien­cia, se per­ca­tó que en el área de ali­men­tos exis­tía no so­lo mu­cha com­pe­ten­cia, sino que al­gún gra­do de sa­tu­ra­ción, y si se quie­re, has­ta más ries­go.

Fue por eso que Andrés Ma­ta, un em­pre­sa­rio ve­ne­zo­lano, de­ci­dió po­ner­le nom­bre a su sue­ño do­ra­do: Wam­ma Fe­rre Plus, y se ini­ció co­mo fe­rre­te­ro des­de Ju­nio an­te­rior.

Lo pri­me­ro que hi­zo fue ins­ta­lar­se en Es­ca­zú, si­guien­do la ca­rre­te­ra vie­ja a San­ta Ana.

Co­mo Li­cen­cia­do en Adua­nas y Co­mer­cio Ex­te­rior, se dio a la ta­rea de in­ves­ti­gar las eco­no­mías de va­rios paí­ses, y to­mó la de­ci­sión por Cos­ta Ri­ca, ade­más que ya se lo ha­bían re­co­men­da­do.

“Aun­que es un país ca­ro, com­pa­ra­do con otros, tie­ne una eco­no­mía es­ta­ble que so­lo en el 2017, ce­rró con una ta­sa de in­fla­ción del 2,17%, lo que per­mi­te ha­cer pro­yec­cio­nes”, di­ce Ma­ta.

Lo pri­me­ro que hi­zo fue un es­tu­dio de mer­ca­do. “Real­men­te, mi ni­cho era res­tau­ran­tes, pe­ro da­da las re­co­men­da­cio­nes de va­rios ami­gos ti­cos, me hi­zo re­es­truc­tu­rar y em­pren­dí un nue­vo es­tu­dio de mer­ca­do y dí con que el ne­go­cio era una fe­rre­te­ría”, ase­gu­ra Andrés.

Ase­so­ría

- ¿Có­mo con­si­guió que los pro­vee­do­res em­pe­za­ran a ven­der­le y a con­fiar en el ne­go­cio?

- El 98% de los pro­duc­tos que es­tán en in­ven­ta­rio fue­ron com­pra­dos de con­ta­do. Me to­có a mi so­lo em­pe­zar a bus­car los pro­vee­do­res, vi­si­tar­los. Fui a va­rias fe­rre­te­rías a fo­to­gra­fiar los pro­duc­tos pa­ra in­ves­ti­gar quié­nes eran los ma­yo­ris­tas.

Di­ce que los pri­me­ros en lle­gar a to­car sus puer­tas, cuan­do aún no te­nía un so­lo pro­duc­to, fue Im­por­ta­cio­nes Ve­ga. “Ellos me de­di­ca­ron su tiem­po y me ase­so­ra­ron con res­pec­to al in­ven­ta­rio. Pos­te­rior­men­te, fui a co­no­cer otras ca­sas co­mer­cia­les y arran­qué. Hu­bo gen­te co­mo el ca­so de Andrés Hernández de El Eléc­tri­co Fe­rre­te­ro que des­de el ini­cio tam­bién nos ten­dió su mano de­re­cha”. - ¿Y có­mo lo­gró de­fi­nir qué pro­duc­tos com­prar y cuá­les no? - Me ba­so mu­cho en lo que es la leal­tad y la ho­nes­ti­dad, por eso con­fié en las per­so­nas y em­pre­sas que me abrie­ron las puer­tas, que me die­ron sus con­se­jos y re­co­men­da­cio­nes, y les pe­dí a ca­da uno que me die­ran un su­ge­ri­do de pro­duc­tos, y to­da la ase­so­ría ne­ce­sa­ria que el per­so­nal re­qui­rie­ra. Con­fié en que ca­da uno re­co­men­da­ra lo me­jor de ca­da em­pre­sa, así se­ría fá­cil ini­ciar una re­la­ción de ne­go­cios du­ra­de­ra. - ¿Al exis­tir tan­ta com­pe­ten­cia en su zo­na y a ni­vel ge­ne­ral, en qué apos­tar pa­ra te­ner una fe­rre­te­ría exi­to­sa? - He­mos de­tec­ta­do que en es­te país no se im­ple­men­tan cier­tas es­tra­te­gias de ser­vi­cio al clien­te, es un po­co len­to y creo que ahí po­de­mos ge­ne­rar una bue­na com­pe­ten­cia. Des­de el mo­men­to, que un clien­te in­gre­sa a la fe­rre­te­ría, ya sea tan so­lo una bro­cha que re­quie­ra, hay que te­ner muy cla­ro cuál es su ne­ce­si­dad real. Qui­zás no es un bro­cha lo que ne­ce­si­te sino más bien una pis­to­la pa­ra pin­tar o in­clu­so has­ta un ro­di­llo, por ejem­plo. Pa­ra mí, el fe­rre­te­ro y su per­so­nal, de­ben ser ase­so­res. Nues­tra idea es la zo­na en la que es­ta­mos, el GAM y si un clien­te lo re­quie­re, lo aten­de­mos en zo­nas ale­ja­das.

“Igual­men­te, la pre­sen­ta­ción de la fe­rre­te­ría con bue­na ilu­mi­na­ción, buen am­bien­te y mu­cha ex­hi­bi­ción de pro­duc­to, es­tá he­cha pa­ra que el com­pra­dor se sien­ta bien, a gus­to”.

Andrés Ma­ta, un em­pre­sa­rio ve­ne­zo­lano, an­tes de abrir un res­tau­ran­te, se in­cli­nó por un ne­go­cio fe­rre­te­ro.En la zo­na de Es­ca­zú, lu­cha por di­fe­ren­ciar­se y se­llar el éxi­to de su ne­go­cio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Costa Rica

© PressReader. All rights reserved.