IN PRESENT TENSE

Art On Cuba - - INDEX - Mar­i­lyn G. Miller › mgm­nola@gmail.com

En unas famosas pal­abras de Réquiem para una monja (1951), Wil­liam Faulkner dijo que el pasado nunca muere, y que ni siquiera es pasado. Esta idea del pasado como partícipe del pre­sente es una clave es­en­cial para com­pren­der el arte de Juan Roberto Diago (La Ha­bana, 1971). Tam­bién es un con­cepto or­ga­ni­zador de Diago: The Pasts of this AfroCuban Present / Los pasa­dos de este pre­sente afrocubano, una ret­ro­spec­tiva de su obra ex­hibida en la Cooper Gallery of African & African Amer­i­can

Art en Cam­bridge, Mas­sachusetts en­tre el 2 de febrero y el 5 de mayo, 2017. Esta mues­tra, como dos an­te­ri­ores que in­cluyeron la obra de Diago, Queloides: Race and Racism in Cuban Con­tem­po­rary Art/ Raza y racismo en el arte cubano con­tem­porá­neo y Drapetomanía: Grupo An­til­lano and

The Art of Afro-Cuba / Grupo An­til­lano y el arte de Afro-Cuba, en­con­tró un público en­tu­si­asta en los en­tornos de Bos­ton gra­cias a los es­fuer­zos de Ale­jan­dro de la Fuente, pro­fe­sor de historia y di­rec­tor-fun­dador del In­sti­tuto de In­ves­ti­ga­ciones Afro­l­ati­noamer­i­canas en la Univer­si­dad de Har­vard, ente uni­ver­si­tario con el cual la galería Cooper está aso­ci­ada a través del Hutchins Cen­ter for African & African Amer­i­can Re­search.

(…) El viernes 3 de febrero Diago y de la Fuente se citaron con el público en la Cooper Gallery para un con­ver­sato­rio, evento pre­si­dido por Vera In­grid Grant, di­rec­tora de la galería. Quien es­cribe es­tas líneas tam­bién es­taba pre­sente para esa re­flex­ión en­tre his­to­ri­ador-cu­rador y artista-his­to­ri­ador en el que el tema de la ex­pe­ri­en­cia afrocubana, tanto pasada como ac­tual, tanto colec­tiva como per­sonal, asumió el pro­tag­o­nismo. Antes de ceder la pal­abra, Grant ex­plicó algo de la gé­ne­sis de esta primera ret­ro­spec­tiva de Diago, que cuenta con 26 obras en di­ver­sos so­portes re­al­izadas en­tre 1993 y 2016. La idea nació, según ella, du­rante Drapetomanía (…) Ya en aquel mo­mento Grant y de la Fuente es­ta­ban elab­o­rando los planes para mostrar en el mismo es­pa­cio una ret­ro­spec­tiva de Diago, a pe­sar de la rel­a­tiva ju­ven­tud del artista. Notó Grant en su pre­sentación del con­ver­sato­rio que la obra de Diago rep­re­senta para ella “un tipo de plen­i­tud, una cierta cal­i­dad es­cul­tural, una ex­pe­ri­en­cia mar­avil­losa de una obra que pode­mos en­ten­der como es­cul­turas de ba­jor­re­lieve”.

Con esto Grant hizo una ref­er­en­cia im­plícita al eje temático-es­tético de los queloides en la obra de Diago, tér­mino que re­fiere a ci­ca­tri­ces pro­nun­ci­adas en la piel como re­sul­tado de heri­das, condi­ción que históri­ca­mente se ha aso­ci­ado en par­tic­u­lar con la piel ne­gra. En la pieza Sin tí­tulo (2011) es­cogida para el catál­ogo y otros ma­te­ri­ales de pub­li­ci­dad de la mues­tra, una línea de cuerda atada junta dos partes de un re­trato, bi­fur­cando la cara justo al nivel de la boca. Ese uso del queloide es­truc­tural que se ve re­it­er­ado en la mues­tra aso­cia la oral­i­dad y la ex­pre­sión misma con la herida, el si­len­cio forzado y la frag­mentación. No Puedo Hablar (2000), otra obra de la mues­tra, po­dría con­sid­erar una im­a­gen her­mana de esta primera figura em­blemática. En ella las mis­mas pal­abras del tí­tulo ocu­pan el lu­gar de la boca, y Diago ha us­ado la téc­nica del queloide para el con­torno de la cara y cuerpo de la figura, su­giriendo de otra man­era una herida en la iden­ti­dad que, aunque haya sanado, deja una huella pal­pa­ble y de­ter­mi­nante. (…) ƒ

Newspapers in English

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.