Roxana M. Bermejo › rox­an­aber­mejo@gmail.com

Art On Cuba - - Index - Roxana M. Bermejo

La his­to­ria cubana está llena de utopías. Pe­queñas y gi­gantes, des­gar­rado­ras, si­len­ciosas, in­cluyentes y ex­cluyentes. Bajo es­tas luces, el arte ha sido …su mecan­ismo de de­fensa más re­cur­rente. Se sabe que la utopía muere cuando se le al­canza... siendo su gestación, el mo­mento de mayor valor utópico. La his­to­ria…re­sulta tan o más pro­ce­sual que la utopía misma, aunque en oca­siones, las dis­tan­cias gen­era­cionales que nos sep­a­ran del he­cho histórico, tien­dan a consignarlo en tiempo pretérito. Pero esta utopía que uti­lizara Or­lando Hernán­dez para referirse al Taller, se re­basó a sí misma.

La ex­posi­ción “AB(out)” (Ken­dall Art Cen­ter, Nov–Dic 2017) y la mono­grafía que la acom­paña, Todo lo que quería saber de seri­grafía artís­tica cubana... y nunca le con­taron, am­bas surgi­das de la mano del artista Aldo Menéndez (1948), es­tán dotadas de una vi­gen­cia y fres­cura sor­pren­dentes…120 seri­grafías, muchas de el­las proce­dentes del Taller Por­to­car­rero, fun­dado por Aldo en 1983, quien lo di­rigió hasta 1990…

(…) Esta mues­tra que cuenta con las fir­mas de una am­plísima relación de artis­tas na­cionales y ex­tran­jeros, puede analizarse como un tes­ti­mo­nio de nue­stros avatares históri­cos y cul­tur­ales. El acierto de esta pro­duc­ción tuvo su base, como ad­vierte Menéndez, más que nada en el cap­i­tal hu­mano que llegó a poseer el taller (…) En medio de un panorama de re­stric­ciones y es­case­ces de todo tipo, ese cap­i­tal fue la prin­ci­pal her­ramienta ca­paz de colo­carlo en un lu­gar promi­nente … al or­ga­ni­zar los En­cuen­tros In­ter­na­cionales de Seri­grafía en el marco de las tres primeras Bien­ales de La Ha­bana.

El ac­er­camiento ini­cial a la seri­grafía artís­tica se había pro­ducido en 1942 –ex­plica Menéndez–, cuando el Liceum ha­banero pre­sentó, una ex­posi­ción de serí­grafos norteam­er­i­canos (…) En­tonces… surgieron talleres e im­pre­sores cuyas con­tribu­ciones im­pul­saron en Cuba el de­spegue de la seri­grafía artís­tica… al­gunos de cuyos pi­o­neros es­tu­vieron aso­ci­a­dos al con­struc­tivismo como Sal­vador Cor­ratgé y Wifredo Ar­cay, a los que hay que sumar al cartelista Ela­dio Ri­vadulla …

luego en las dé­cadas de los 60 y 70 se fun­daron el taller UNEAC y el de Casa de las Améri­cas… más tarde fun­cionaron los de los pin­tores, Luis Miguel Valdés y Car­los Urib­azo ami­gos y cole­gas con­vo­ca­dos por mí como comité as­esor…para poner en mar­cha el taller del Fondo, más ade­lante re­ba­u­ti­zado Por­to­car­rero.

Era pri­or­i­dad del Taller que pri­mara lo artís­tico so­bre el vir­tu­o­sismo téc­nico, y que nadie ajeno al arte pudiera ma­nip­u­lar una ras­queta o des­perdi­ciar tinta en hacer re­pro­duc­ciones. Los re­sul­ta­dos son in­dis­cutibles y los logros se proyectan hasta el pre­sente en un es­tilo de hacer, que per­siste en talleres como:

Pepe Her­rera y Fran­cisco Ber­nal de Madrid, o Nel­son Vil­lalobo de Vigo, al igual que La Siempre Ha­bana de Luis Miguel en Mi­choacán.

Ber­nal, Pepe, Vil­lalobo, Is­rael León, Rubén Ro­dríguez, Ana Es­co­bar, son al­gunos de los primeros artis­tas emer­gentes y re­cién grad­u­a­dos del ISA, que se unieron al proyecto…Alejo Car­pen­tier donó un premio para com­prar los equipos con que ar­ran­camos, sub­raya Aldo. Pero nunca habríamos avan­zado sin el respaldo de diri­gentes cul­tur­ales que “jamás nos cer­raron”, aun en mo­men­tos en que el taller se con­vir­tió en cuar­tel de gru­pos e in­di­vid­u­al­i­dades mas con­tro­ver­tidas del arte, in­cluso en el plano ide­ológico. Aun a sa­bi­en­das que de allí salían las ideas más prob­lemáti­cas y se im­primía su pro­pa­ganda, tu­vi­mos el apoyo de Mar­cia Ley­seca, Nisia Agüero y Llilian Llanes.

(…) A propósito de vir­tudes –señala Aldo– la prin­ci­pal del taller fue crear una at­mós­fera muy libre, un am­bi­ente atrac­tivo para el in­ter­cam­bio de cri­te­rios, un foco cul­tural para jóvenes in­tere­sa­dos en re­unirse con cualquier cele­bri­dad, lo­cal o foránea sin bar­rera al­guna. En fin, un clima de gran per­mis­i­bil­i­dad.

Queda esta ex­posi­ción y mono­grafía, como análi­sis de unos años de lujo de nues­tra seri­grafía, que so­bre­sale tam­bién en la diás­pora, me­di­ante el legado del taller Mi­ami Press, es­table­cido por el pin­tor Víc­tor Gómez (…) Los salones del KAC –Cen­tro di­rigido por el colec­cionista Leonardo Ro­dríguez…re­sul­tan hoy en el­e­gante uso del es­pa­cio, cu­rado por Henry Bal­late e Ivonne Fer­rer. ƒ

IVONNE FER­RER Seri­grafía, Taller Fuera de Serie, Madrid, Es­paña

Newspapers in English

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.