MÁS FU­ER­TE, MÁS AL­TO, MÁS LE­JOS

Arte por Excelencias - - CONTENTS - Jo­sé Car­los de San­ti­a­go

Es­ta­mos muy cer­ca­nos a cum­plir la pri­me­ra dé­ca­da de in­ten­sa exis­ten­cia de Ar­te por Ex­ce­len­ci­as. En ene­ro de 2008, éra­mos tan per­se­ve­ran­tes y soña­do­res co­mo aho­ra que te­ne­mos en nu­es­tras ma­nos es­te ro­bus­to ejem­plar 40. Aho­ra mis­mo aca­ba de circular la re­vis­ta Ar­te 38 en el Ken­nedy Cen­ter de Washington D.C., don­de se dis­tri­buye­ron sus ejem­pla­res en el Fes­ti­val Ar­tes de Cu­ba, co­mo lo de­mu­es­tra la ima­gen que ha­bla por sí so­la, cu­an­do el ma­es­tro Ma­nu­el Men­di­ve re­a­li­za­ba su per­for­man­ce an­te ca­si dos cen­te­na­res de es­pec­ta­do­res nor­te­a­me­ri­ca­nos, y nu­es­tra re­vis­ta pa­sa­ba de ma­no en ma­no, ce­le­bran­do su obra en la por­ta­da.

A su vez, Bus­boys and Po­ets, la pu­jan­te ca­de­na de res­tau­ran­tes de la ca­pi­tal es­ta­dou­ni­den­se, con cen­tros cul­tu­ra­les que po­se­en li­bre­rí­as y es­ce­na­ri­os, aco­gió el lan­za­mi­en­to y la tras­mi­si­ón por Fa­ce­bo­ok Li­ve de la edi­ci­ón 39; lo que vir­tu­al­men­te con­vi­er­te esa pre­sen­ta­ci­ón de la re­vis­ta en la que más ha si­do vis­ta por nu­es­tros lec­to­res: nu­es­tras pá­gi­nas de Ar­te por Ex­ce­len­ci­as ya ti­e­ne re­cord de vi­si­tas en muy po­co ti­em­po. Us­ted mis­mo pu­e­de com­pro­bar­lo en www.ar­te­po­rex­ce­len­ci­as.com, o en di­rec­to en la pá­gi­na de fa­ce­bo­ok @Axe­on­li­ne.

Será pu­ra me­ta­fí­si­ca o es­pe­cu­la­ci­ón, pe­ro es cu­ri­o­so que la nu­me­ro­lo­gía di­ga que cu­an­do el 0 se com­bi­na con otro nú­me­ro, su po­ten­ci­al se mag­ni­fi­ca y am­pli­fi­ca. Y que «el 40 es una se­rie de fu­er­tes opi­ni­o­nes y cre­en­ci­as acer­ca de lo que es jus­to y ne­ce­sa­rio, y que pu­e­den pa­re­cer obs­ti­na­das a los demás, a ve­ces, pe­ro es por­que ne­ce­si­tan ti­em­po pa­ra re­vi­sar y pen­sar las co­sas…». O que «el én­fa­sis del nú­me­ro 40 si­em­pre está en la pa­ci­en­cia, por­que es el nú­me­ro fi­nal de sis­te­ma, del or­den y la ges­ti­ón. Igual me sor­pren­de que la ar­gu­men­ta­ci­ón sea que «sus vi­bra­ci­o­nes son los po­de­res pa­ra cre­ar y al­can­zar me­tas». Pa­re­ce una de­fi­ni­ci­ón so­bre adón­de lle­gó ya nu­es­tro per­se­ve­ran­te equi­po de re­a­li­za­ci­ón, y has­ta dón­de se­gui­re­mos sin des­can­so.

Por­que a de­cir ver­dad, nu­es­tra for­ta­le­za y su­er­te con­sis­te en que no nos sen­ta­mos a pre­de­cir qué nos de­pa­ra­ba el des­ti­no. Lle­ga­mos a Art Ba­sel con las pri­me­ras edi­ci­o­nes de es­ta re­vis­ta ba­jo el bra­zo, a en­tre­vis­tar a su en­ton­ces di­rec­to­ra, y por nu­es­tros pro­pi­os pi­es a la na­ve don­de Gary Na­der ha­cía na­cer y cre­cer su pu­jan­te mu­seo de ar­te la­ti­no­a­me­ri­ca­no en Mi­a­mi. Y de ahí a abrir nu­es­tros stands en Art­bo y en Zo­na Ma­co, y a re­cor­rer Ar­co Ma­drid, Art Ma­drid, Pin­ta Mi­a­mi; y a te­ner co­la­bo­ra­do­res des­de Bu­e­nos Ai­res a Hong Kong; además del sis­temá­ti­co en­vío de ejem­pla­res a cre­a­do­res y ga­le­rí­as, co­lec­ci­o­nis­tas y em­pre­sa­ri­os del mun­do del ar­te y la cul­tu­ra, que nos ayu­dan hoy, con su con­fi­an­za e in­ver­si­ón, a se­guir de­fen­di­en­do una pla­ta­for­ma de pro­mo­ci­ón pa­ra Ibe­ro­a­mé­ri­ca y el Ca­ri­be.

En ello pen­sa­ba cu­an­do ve­ía nu­es­tra úl­ti­ma re­vis­ta Ar­te por Ex­ce­len­ci­as en ma­nos de Oma­ra Por­tu­on­do, La No­via de Cu­ba, jus­to cu­an­do en el res­tau­ran­te La Co­vac­ha, el His­to­ri­a­dor de la Ciu­dad de La Ha­ba­na, Eu­se­bio Le­al, ins­pi­ra­do con­ta­ba so­bre la capa­ci­dad de cre­a­ci­ón de Oma­ra, «que se en­tre­ga con la pa­si­ón y fu­er­za de sus pró­xi­mos oc­hen­ta y oc­ho años, co­mo si fu­e­ra el pri­me­ro y el úl­ti­mo día, al­guien que ha co­sec­ha­do tan­ta gloria que quizás ni se per­ca­te de ello». Go­zo­sos está­ba­mos en Ex­ce­len­ci­as cu­an­do tu­vi­mos la dic­ha y el pri­vi­le­gio de ver­la can­tan­do pa­ra no­so­tros, ma­jes­tu­o­sa al mi­cró­fo­no, mi­en­tras el gran Frank Fernández la acom­paña­ba al pi­a­no.

Que nu­es­tra Ar­te por Ex­ce­len­ci­as ten­ga la vi­da y la pa­si­ón de es­tos gran­des fun­da­do­res del ar­te y la cul­tu­ra de nu­es­tros pu­e­blos. Con la fu­er­za del nú­me­ro 40, ese es nu­es­tro com­pro­mi­so.

Fo­to: Ale­xis Triana.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.