FRANCIA EN CU­BA… Y VICEVERSA

Arte por Excelencias - - CONTENTS - Jorge Fernán­dez Era

Que un mes po­see trein­ta dí­as es una ver­dad re­la­ti­va, no so­lo por­que los hay de trein­ta y uno y has­ta al­gu­no que se que­dó cor­to con sus vein­ti­oc­ho. Otros no ca­ben en cuatro se­ma­nas y un po­qui­to y de­ci­den ex­pan­dir­se, co­mo es el ca­so del Mes de la Cul­tu­ra Fran­ce­sa en Cu­ba (10 de mayo al 30 de ju­nio), que al de­cir de sus or­ga­ni­za­do­res es «un even­to que va­lo­ri­za las pro­fun­das re­la­ci­o­nes de co­o­pe­ra­ci­ón ar­tís­ti­ca y de amis­tad en­tre los dos pa­í­ses».

La re­vis­ta Ar­te por Ex­ce­len­ci­as tu­vo en en­cu­en­tro ex­clu­si­vo con su prin­ci­pal pro­mo­tor, el señor Je­an-ma­rie Bru­no, em­ba­ja­dor de la Re­pú­bli­ca Fran­ce­sa en nu­es­tro pa­ís. Y aun­que es­ta en­tre­vis­ta re­fle­je im­pres­cin­di­bles conceptos so­bre una co­o­pe­ra­ci­ón am­plia y cons­tan­te, so­lo será par­te de una cer­te­za que se for­ja al asis­tir a ca­da uno de los es­pa­ci­os que se ge­ne­ran en ese acon­te­ci­mi­en­to que es­tre­me­ce año por año la vi­da cul­tu­ral de la ca­pi­tal cu­ba­na.

DES­DE QUE SE ASENTARAN EN EL SUR DEL ORI­EN­TE DEL PA­ÍS COLONOS DEDICADOS A LA COSECHA DEL CA­FÉ, SE INCREMENTÓ LA INFLUENCIA FRAN­CE­SA EN CU­BA. ¿EN QUÉ MO­MEN­TO NOS EN­CON­TRA­MOS DE LOS INTERCAMBIOS CUL­TU­RA­LES EN­TRE AM­BAS NA­CI­O­NES?

Es una his­to­ria lar­ga de intercambios cul­tu­ra­les que co­men­zó ha­ce más de dos­ci­en­tos años. Es­ta­mos en una nu­e­va eta­pa, más diná­mi­ca y ac­ti­va, de la co­o­pe­ra­ci­ón cul­tu­ral en­tre nu­es­tros dos pa­í­ses, des­pu­és de la de­ci­si­ón del pre­si­den­te François Ho­llan­de, cu­an­do vi­si­tó Cu­ba en el 2015, de lan­zar aquí un Mes de la Cul­tu­ra Fran­ce­sa.

En muc­hos pa­í­ses te­ne­mos Años de la Cul­tu­ra, Cru­za­das de la Cul­tu­ra, co­mo la que hu­bo en­tre Francia y Chi­na, o las que tu­vi­mos en Co­lom­bia y Mé­xi­co. En Cu­ba de­ci­di­mos ha­cer un Mes de la Cul­tu­ra Fran­ce­sa, además de un Mes de la Cul­tu­ra Cu­ba­na en Francia.

Es la ter­ce­ra vez que la em­ba­ja­da or­ga­ni­za es­te even­to, con dos ob­je­ti­vos: pri­me­ro, per­mi­tir al pú­bli­co cu­ba­no des­cu­brir la cre­a­ti­vi­dad y la di­ver­si­dad de la cre­a­ci­ón cul­tu­ral fran­ce­sa con­tem­porá­nea; se­gun­do, cre­ar una co­o­pe­ra­ci­ón du­ra­de­ra en­tre el mundo de la cul­tu­ra fran­ce­sa y el mundo de la cul­tu­ra cu­ba­na en to­das las ma­ni­fes­ta­ci­o­nes: ar­tes plás­ti­cas, dan­za, te­a­tro, ar­qui­tec­tu­ra y ur­ba­nis­mo, to­do un aba­ni­co que per­mi­ta un in­ter­cam­bio en­tre nu­es­tras so­ci­e­da­des.

SO­MOS DOS NA­CI­O­NES QUE CONSIDERAN QUE LA CUL­TU­RA NO ES UNA MER­CAN­CÍA, QUE LA CUL­TU­RA ES UN DE­REC­HO

PRI­ME­RO EL FES­TI­VAL DE CI­NE FRANCÉS, CON­VER­TI­DO EN EL SE­GUN­DO SU­CE­SO CI­NE­MA­TOGRÁ­FI­CO DE LA IS­LA; LU­E­GO EL MES DE LA CUL­TU­RA FRAN­CE­SA. EL CI­NE Y LAS AR­TES PLÁS­TI­CAS CO­MO PRIN­CI­PA­LES PRO­TA­GO­NIS­TAS. ¿QUÉ OTRAS MA­NI­FES­TA­CI­O­NES PU­DI­E­RAN POTENCIARSE MÁS EN EL FU­TU­RO?

El Fes­ti­val de Ci­ne Francés ti­e­ne ya muc­hos años, en el 2018 fue la edi­ci­ón 21. Fue una ini­ci­a­ti­va in­di­vi­du­al de al­gu­nos ami­gos de Cu­ba que de­ci­di­e­ron or­ga­ni­zar es­te even­to de una ma­ne­ra un tan­to ar­te­sa­nal en sus co­mi­en­zos, y que des­pu­és des­ar­ro­lla­ron con más apoyo a par­tir del éxi­to que tu­vo en el pú­bli­co cu­ba­no. Ahora se ha­ce en co­o­pe­ra­ci­ón con la em­ba­ja­da, pero ti­e­ne su pro­pio ca­mi­no.

El Mes de la Cul­tu­ra Fran­ce­sa es un even­to di­fe­ren­te, or­ga­ni­za­do so­la­men­te por la em­ba­ja­da, con el apoyo de los aus­pi­ci­a­do­res. Co­mo tú has dic­ho, hay ar­tes plás­ti­cas, pero tam­bi­én dan­za, te­a­tro y otras ar­tes. In­ten­ta­mos tra­ba­jar to­do el ám­bi­to cul­tu­ral con la idea de po­der cre­ar pu­en­tes, co­o­pe­ra­ci­o­nes du­ra­de­ras en­tre los sec­to­res cul­tu­ra­les de am­bos pa­í­ses.

So­mos dos na­ci­o­nes que consideran que la cul­tu­ra no es una mer­can­cía, que la cul­tu­ra es un de­rec­ho, que es par­te del des­ar­ro­llo in­te­gral del ser hu­ma­no, y que el Es­ta­do ti­e­ne un pa­pel par­ti­cu­lar en el fo­men­to de la ex­pre­si­ón cul­tu­ral y en la igual­dad de ac­ce­so a la cul­tu­ra. No son muc­hos los pa­í­ses que po­se­en es­ta idea so­bre la cul­tu­ra, es la ra­zón por la que Francia fue uno de los más activos en la Unes­co en la pro­mo­ci­ón del con­cep­to ex­cep­ci­ón cul­tu­ral en los intercambios eco­nó­mi­cos y co­mer­ci­a­les en el mundo. La co­o­pe­ra­ci­ón cul­tu­ral en­tre Cu­ba y Francia exis­te por­que te­ne­mos ide­as si­mi­la­res so­bre la im­por­tan­cia de la cul­tu­ra en la so­ci­e­dad.

EN CU­BA SON VA­RI­OS LOS SI­TI­OS EMPARENTADOS CON LA CUL­TU­RA FRAN­CE­SA: EL MU­SEO NAPOLEÓNICO, LA CA­SA HUMBOLT, LA ALIANZA FRAN­CE­SA, EL PA­LA­CIO DEL SE­GUN­DO CA­BO… ¿CÓ­MO CONTRIBUIRÁN DICHAS INS­TI­TU­CI­O­NES A LAS CELEBRACIONES POR EL ANI­VER­SA­RIO 500 DE SAN CRIS­TÓ­BAL DE LA HA­BA­NA?

Es un proyec­to en el que em­pe­za­mos a tra­ba­jar con los or­ga­ni­za­do­res. Francia está lis­ta pa­ra brin­dar su apoyo en los even­tos que se or­ga­ni­cen. Aun­que ha­ce me­dio mi­le­nio no está­ba­mos tan cer­ca co­mo ahora, por su­pu­es­to que con­si­de­ra­mos la fec­ha co­mo un mo­men­to de la mayor im­por­tan­cia en la vi­da del pa­ís, y nu­es­tra em­ba­ja­da será uno de los me­jo­res so­ci­os en es­as celebraciones.

En el Mes de la Cul­tu­ra Fran­ce­sa he­mos in­clui­do un ta­ller de ar­qui­tec­tu­ra so­bre re­ha­bi­li­ta­ci­ón sos­te­ni­ble que vin­cu­la la his­to­ria de La Ha­ba­na y la ne­ce­si­dad de una ciu­dad que se cor­res­pon­da con el des­ar­ro­llo sos­te­ni­ble que bus­ca­mos en co­mún los dos pa­í­ses. Sus re­sul­ta­dos podrán apli­car­se en la ciu­dad mis­ma, al ser­vi­cio del pa­tri­mo­nio cul­tu­ral.

Pa­ra to­dos los que he­mos te­ni­do la su­er­te de vi­vir en Cu­ba, La Ha­ba­na es al­go má­gi­co, un lu­gar úni­co en el mundo. Ti­e­ne una be­lle­za ini­gua­la­ble, di­fí­cil de en­con­trar en otra par­te. A pe­sar de su de­te­ri­o­ro, po­see una uni­ci­dad que la mo­der­ni­za­ci­ón no pu­e­de ha­cer per­der. Es­pe­ro que en los años que ven­gan la si­tu­a­ci­ón eco­nó­mi­ca per­mi­ta res­tau­rar­la más, con­ser­van­do su es­pe­ci­fi­ci­dad, su al­ma par­ti­cu­lar.

Je­an-ma­rie Bru­no en su des­pac­ho de la Em­ba­ja­da de Francia en Cu­ba.

Je­an-ma­rie Bru­no en la inau­gu­ra­ci­ón de la mu­es­tra On/off, en la Ca­sa Humbolt.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.