La EN­CAN­TA­DO­RA y PER­FEC­TA mal­va­da

Arte por Excelencias - - Cuba - Por AN­DRÉS DUE­ÑAS-TO­RRES, di­rec­tor co­mer­cial de AC­TUAR Fo­tos AN­GE­LO SA­LAS

Se­gún con­fe­só en cier­ta opor­tu­ni­dad, pre­fe­ría en­car­nar per­so­na­jes mal­va­dos. Des­de lue­go, en su pro­lí­fi­ca ca­rre­ra in­ter­pre­tó ro­les de da­mi­ta jo­ven y de mu­jer tier­na, pe­ro lo cier­to es que to­dos re­cor­da­mos a Sil­via Ma­rit­za Ro­sa­les Po­ma­res, nues­tra pri­me­rí­si­ma ac­triz Ma­rit­za Ro­sa­les, co­mo una de las «ma­las» más re­pu­dia­das y si­mul­tá­nea­men­te —va­ya ma­ra­vi­llo­sa con­tra­dic­ción— más que­ri­das y re­ve­ren­cia­das de to­dos los tiem­pos.

Ma­rit­za na­ció en Cien­fue­gos el 10 de sep­tiem­bre de 1929. Es­tu­dió Ba­llet, se gra­duó de Co­mer­cio, es­tu­dió y ac­tuó en el Se­mi­na­rio de Ar­tes Dra­má­ti­cas del Tea­tro Uni­ver­si­ta­rio de la Uni­ver­si­dad de La Ha­ba­na y se con­vir­tió en pri­me­ra figura del Gru­po ADAD y, pos­te­rior­men­te, del Pa­tro­na­to del Tea­tro. Ya en su ma­du­rez ob­tu­vo el tí­tu­lo de Li­cen­cia­da en His­to­ria del Ar­te por la Uni­ver­si­dad de La Ha­ba­na.

Su ini­cio en la vi­da ar­tís­ti­ca pro­fe­sio­nal tu­vo lu­gar en 1947, en Unión Ra­dio, aun­que fue en RHC Ca­de­na Azul don­de tu­vo la pri­me­ra opor­tu­ni­dad de asu­mir un rol pro­ta­gó­ni­co, en la ra­dio­no­ve­la Tú me hi­cis­te per­ver­sa, del es­pa­cio Mu­je­res in­de­fen­sas, jun­to al nun­ca ol­vi­da­do pri­mer ac­tor Raúl Se­lis. Con pos­te­rio­ri­dad, pa­só a Ra­dio Pro­gre­so, has­ta que in­te­gró el cua­dro dra­má­ti­co de CMQ Ra­dio, don­de triun­fó de­fi­ni­ti­va­men­te.

Aun­que tra­ba­jó mu­chí­si­mo en tea­tro, en la ra­dio y al­go me­nos en ci­ne, el ma­yor pe­so en su ca­rre­ra lo ocu­pó la te­le­vi­sión, a la que con­sa­gró más de cua­tro

dé­ca­das de su fe­cun­da vi­da. Fue ani­ma­do­ra en pro­gra­mas de par­ti­ci­pa­ción y ac­triz en es­pa­cios dra­ma­ti­za­dos, re­co­no­ci­da co­mo una au­tén­ti­ca es­tre­lla en la que con­fluían be­lle­za fa­cial y cor­po­ral y maes­tría in­ter­pre­ta­ti­va.

En los es­pa­cios te­le­vi­si­vos dra­ma­ti­za­dos tra­ba­jó ba­jo la di­rec­ción de re­co­no­ci­dos di­rec­to­res co­mo An­to­nio Váz­quez Ga­llo, Car­los Pi­ñei­ro y Ro­ber­to Ga­rri­ga, y jun­to a los ac­to­res y ac­tri­ces Ale­jan­dro Lu­go, En­ri­que San­ties­te­ban, Vio­le­ta Ca­sal y Mar­ga­ri­ta Bal­boa. ¿Có­mo ol­vi­dar su Ana Bo­le­na, la se­gun­da de las seis es­po­sas de En­ri­que VIII, en Ja­que al rey? En­tre las te­le­no­ve­las, es im­pres­cin­di­ble men­cio­nar His­to­ria de tres her­ma­nas, trans­mi­ti­da en­tre 1957 y 1958, en la que dio vi­da a la ma­lé­vo­la y me­mo­ra­ble Rei­na Mi­la­nés. La fa­ma al­can­za­da por Ma­rit­za con ese per­so­na­je sal­vó su vi­da, que co­rría pe­li­gro por su ac­ti­va par­ti­ci­pa­ción en el Mo­vi­mien­to 26 de Ju­lio. De igual mo­do, es me­mo­ra­ble su tam­bién sú­per ma­la Ve­re­na Con­tre­ras, en la ver­sión te­le­vi­si­va de la ra­dio­no­ve­la Me­dia­lu­na, de Do­ra Alon­so, que tu­vo un re­ma­ke

en 1997 ba­jo el tí­tu­lo Tie­rra bra­va.

Ma­rit­za se ju­bi­ló en 1987. Con­ti­nuó ha­cien­do ac­tua­cio­nes es­pe­cia­les, co­mo aque­lla del es­pa­cio hu­mo­rís­ti­co ¡Gra­cias, doc­tor!, en 1994, o en la re­cor­da­da te­le­no­ve­la El año que vie­ne, del Maes­tro Héc­tor Quin­te­ro, en 1995, que lo­gró un ele­va­do ra­ting de te­le­au­dien­cia. Allí dio vi­da a la pi­ca­ro­na y crio­llí­si­ma do­ña Ne­ni­ta Pu­bi­llo­nes, per­so­na­je que ha que­da­do pa­ra siem­pre en el ima­gi­na­rio po­pu­lar cu­bano. Co­mo ella mis­ma di­jo, le per­mi­tió re­en­con­trar­se con un pú­bli­co que no la ha­bía ol­vi­da­do.

Ma­rit­za fue una mu­jer sim­pá­ti­ca, va­lien­te y des­pre­jui­cia­da. A los más jó­ve­nes ofre­ció siem­pre su in­va­lua­ble ex­pe­rien­cia, y a su for­ma­ción pro­fe­sio­nal con­tri­bu­yó de mo­do di­rec­to cuan­do jun­to con otros pres­ti­gio­sos ar­tis­tas fun­dó e im­par­tió, por va­rios años, cla­ses en la Es­cue­la de For­ma­ción de Ac­to­res del Ins­ti­tu­to Cu­bano de Ra­dio­di­fu­sión. Ejer­ció co­mo di­rec­to­ra en emisoras co­mo Ra­dio Li­be­ra­ción, he­re­de­ra de CMQ Ra­dio des­pués de 1959.

Fun­da­do­ra de la Unión de Es­cri­to­res y Ar­tis­tas de Cu­ba (Uneac), a lo lar­go de su ca­rre­ra fue acree­do­ra, por sus in­dis­cu­ti­bles mé­ri­tos ar­tís­ti­cos, de nu­me­ro­sas con­de­co­ra­cio­nes, en­tre las que ca­be men­cio­nar la Dis­tin­ción por la Cul­tu­ra Na­cio­nal, el Premio Na­cio­nal de Te­le­vi­sión, la con­di­ción de Ar­tis­ta de Mé­ri­to de la Ra­dio y la Te­le­vi­sión Cu­ba­nas, las me­da­llas Ale­jo Car­pen­tier, Frank País, Raúl Gó­mez Gar­cía y por el Aniver­sa­rio 40 de la Te­le­vi­sión Cu­ba­na, el Mi­cró­fono por el Aniver­sa­rio 70 de la Ra­dio Cu­ba­na y el Premio Ac­tuar por la obra de la vi­da.

Ma­rit­za nos aban­do­nó fí­si­ca­men­te el 12 de fe­bre­ro de 2013, cua­ren­ta y ocho ho­ras an­tes del Día del Amor y la Amis­tad, sen­ti­mien­tos que cul­ti­vó y pro­di­gó en su máxima ex­pre­sión. Sus mal­va­das y per­so­na­jes hu­mo­rís­ti­cos siem­pre se­rán re­cor­da­dos. Por en­ci­ma de ello, que ya es mu­cho de­cir, la per­pe­tua­re­mos co­mo el ma­ra­vi­llo­so ser hu­mano que fue.

MA­RIT­ZA RO­SA­LES THE CHARMING AND PERFECT EVIL WO­MAN

As she on­ce con­fes­sed, she would rat­her play evil cha­rac­ters. Of cour­se, in her pro­li­fic ca­reer she pla­yed the ro­les of a young lady and a ten­der wo­man, but the truth is that we all re­mem­ber Sil­via Ma­rit­za Ro­sa­les Po­ma­res, our very first ac­tress Ma­rit­za Ro­sa­les, as one of the "bad­dest" most re­pu­dia­ted and si­mul­ta­neo­usly (what a won­der­ful con­tra­dic­tion!) the most be­lo­ved and re­ve­red of all ti­mes.

A foun­der of the UNEAC, Unión de Es­cri­to­res y Ar­tis­tas y Cu­ba (Union of Wri­ters and Ar­tists and Cu­ba), th­roug­hout her ca­reer she was awar­ded, due to her in­dispu­table ar­tis­tic me­rits, with nu­me­rous de­co­ra­tions: the Dis­tin­ción por la Cul­tu­ra Na­cio­nal (Dis­tin­ction for Na­tio­nal Cul­tu­re,) the Premio Na­cio­nal de Te­le­vi­sión (Na­tio­nal Te­le­vi­sion Award,) the Ar­tis­ta de Mé­ri­to de la Ra­dio y la Te­le­vi­sión Cu­ba­nas title (Ar­tist of Me­rit of Cu­ban Ra­dio and Te­le­vi­sion,) the Ale­jo Car­pen­tier, Frank País, Raúl Gó­mez Gar­cía and Aniver­sa­rio 40 de la Te­le­vi­sión Cu­ba­na me­dals, the Mi­cró­fono por el Aniver­sa­rio 70 de la Ra­dio Cu­ba­na Dis­tin­ction and Premio Ac­tuar for a li­fe­ti­me's work.

Jun­to a los tam­bién le­gen­da­rios Ra­quel Re­vuel­ta y Ale­jan­dro Lu­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.