LA ES­CA­PA­DA PER­FEC­TA

VI­LLA MIRADOR DEL VA­LLE ES EL SI­TIO PA­RA DES­CAN­SAR EN UN AM­BIEN­TE NA­TU­RAL, ÍN­TI­MO Y ACO­GE­DOR, PRÓ­XI­MO A LA PLA­YA DE SAN­TA MARÍA DEL MAR

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - 20 Aniversario / 20th Anniversary -

Un re­ga­lo así úni­ca­men­te lo ofre­ce el Gru­po Ho­te­le­ro Gran Ca­ri­be a tra­vés de su com­ple­jo Vi­lla Mirador del Va­lle, y es el que us­ted se me­re­ce si sien­te que sus fuer­zas han mer­ma­do des­pués de esas no­ches in­ter­mi­na­bles con las que una de las sie­te Ciu­da­des Ma­ra­vi­lla del mun­do atra­pa a quie­nes la vi­si­tan, tras lar­gas jor­na­das de gran­des ha­llaz­gos: un pue­blo que hip­no­ti­za, una his­to­ria que ad­mi­ra, una ar­qui­tec­tu­ra que em­be­le­sa, una cul­tu­ra que fas­ci­na, un arroz con fri­jo­les ne­gros bien dor­mi­dos y ro­pa vie­ja que ha­cen la bo­ca agua…

A so­lo 15 mi­nu­tos del cen­tro de la ciu­dad, to­man­do por la ca­rre­te­ra de Vía Blan­ca, en el ki­ló­me­tro 30, en­con­tra­rá es­te si­tio crea­do pa­ra sa­tis­fa­cer to­dos los an­to­jos. Por­que de­fi­ni­ti­va­men­te es per­fec­to si ne­ce­si­ta des­can­sar so­lo o en familia; res­pi­rar ai­re pu­ro en­tre la exó­ti­ca ve­ge­ta­ción tro­pi­cal que ro- dea a lla­ma­ti­vas y con­for­ta­bles ca­sas cli­ma­ti­za­das y do­ta­das del equi­pa­mien­to re­que­ri­do pa­ra sen­tir­se co­mo en el ho­gar (tres de ellas con pis­ci­na pri­va­da), al igual que el mó­du­lo de 14 mag­ní­fi­cas ha­bi­ta­cio­nes. El lu­gar cuen­ta con otras ofer­tas re­crea­ti­vas y gas­tro­nó­mi­cas, bar y pis­ci­na des­de don­de se pue­de apre­ciar una her­mo­sa vis­ta del va­lle que le da nom­bre.

Da­da su ubi­ca­ción en la zo­na de Pla­yas del Es­te, es­ta ins­ta­la­ción per­mi­te apre­ciar, des­de la dis­tan­cia, el pin­to­res­co pai­sa­je que dis­tin­gue a la pla­ya más ex­ten­sa de la cos­ta nor­te de la ca­pi­tal cu­ba­na; y si lo pre­fie­re pue­de acer­car­se y dis­fru­tar de un ba­ño en las aguas del Atlán­ti­co y de pa­so «con­fun­dir­se», co­mo si fue­ra un cu­bano más, en­tre ese mar de gen­te que lle­ga pa­ra ani­mar al má­xi­mo la ri­be­ra con sus som­bri­llas mul­ti­co­lo­res, su mú­si­ca, sus sen­sua­les bai­les y jue­gos de do­mi­nó.

Por eso, y mu­cho más, es que Vi­lla Mirador del Va­lle atrae a na­cio­na­les y ex­tran­je­ros co­mo un fuer­te imán. Ya es­tá com­pro­ba­do que quien des­cu­bre es­te ín­ti­mo y aco­ge­dor cen­tro tu­rís­ti­co, que tam­bién re­sul­ta muy fun­cio­nal pa­ra or­ga­ni­zar cual­quier ti­po de even­to, no pen­sa­rá en nin­gu­na otra op­ción cuan­do so­lo se quie­re en­con­trar lo me­jor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.