EL PO­DER DE LA FU­SIÓN

ME­DIAN­TE EL MÉ­TO­DO DE REHA­BI­LI­TA­CIÓN IN­TE­GRAL SE HAN LO­GRA­DO RE­SUL­TA­DOS FA­VO­RA­BLES DU­RAN­TE 20 AÑOS. UN EX­PE­RI­MEN­TA­DO EQUI­PO MULTIDISCIPLINARIO ASU­ME LAS DI­FE­REN­TES TE­RA­PIAS

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Turismo Y Salud -

La fu­sión en una efec­ti­va di­ná­mi­ca de tra­ta­mien­tos ha con­so­li­da­do la reha­bi­li­ta­ción in­te­gral, un mé­to­do pro­pio del Cen­tro In­ter­na­cio­nal de Sa­lud La Pradera, con el cual se han be­ne­fi­cia­do unos 30 000 pa­cien­tes de más de 80 na­cio­nes del mun­do.

El in­te­rés por res­ta­ble­cer a los pa­cien­tes en el me­nor tiem­po po­si­ble es­ti­mu­la es­te pro­ce­der, que in­clu­ye des­de las tec­no­lo­gías más no­ve­do­sas has­ta las prác­ti­cas más tra­di­cio­na­les.

To­do lo an­te­rior se une a los múl­ti­ples sa­be­res y va­lo­res éti­cos y per­so­na­les, así co­mo a los sen­ti­mien­tos hu­ma­nis­tas de los pro­fe­sio­na­les que se in­te­gran a un equi­po multidisciplinario re­co­no­ci­do por su ex­pe­rien­cia de más de 20 años en es­te desem­pe­ño, en el Cen­tro de Medicina Fí­si­ca y Reha­bi­li­ta­ción.

El pro­gra­ma de reha­bi­li­ta­ción fí­si­ca in­te­gral, in­ten­si­vo y per­so­na­li­za­do es­tá di­ri­gi­do a ni­ños y adul­tos con se­cue­las de en­fer­me­da­des neu­ro­ló­gi­cas, trau­ma­to­lo­gía, or­to­pe­dia, afec­cio­nes car­dio­rres­pi­ra­to­rias y afec­cio­nes reuma­to­ló­gi­cas.

Di­cho mé­to­do tra­ta de in­te­grar to­das las te­ra­pias po­si­bles de la medicina fí­si­ca y na­tu­ral en fun­ción del pa­cien­te pa­ra lo­grar la re­cu­pe­ra­ción fun­cio­nal y lue­go la re­in­ser­ción a la fa­mi­lia y la so­cie­dad, con me­jor ca­li­dad de vi­da y bie­nes­tar, se­gún ex­pli­có el doc­tor Leo­nar­do Ale­mán, es­pe­cia­lis­ta en Medicina Fí­si­ca y Reha­bi­li­ta­ción, y di­rec­tor del Cen­tro.

Aquí, de lu­nes a sá­ba­do du­ran­te cin­co ho­ras, ca­da pa­cien­te re­ci­be to­das las te­ra­pias in­di­ca­das se­gún sus ne­ce­si­da­des que in­clu­yen tra­ta­mien­tos ki­ne­sio­ló­gi­cos ma­nua­les y con apa­ra­tos, ma­sa­jes, téc­ni­cas de re­la­ja­ción, hi­dro­te­ra­pia, te­ra­pia ocu­pa­cio­nal, elec­tro­te­ra­pia anal­gé­si­ca, otros me­dios fí­si­cos co­mo cam­pos mag­né­ti­cos, la­ser­te­ra­pia, ul­tra­so­ni­dos te­ra­péu­ti­cos, dre­na­jes lin­fá­ti­cos me­dian­te os­ci­la­cio­nes pro­fun­das y otras téc­ni­cas no­ve­do­sas, pla­ta­for­mas es­pe­cia­les pa­ra en­tre­nar equi­li­brio y mar­cha, téc­ni­cas pa­ra me­jo­rar la co­mu­ni­ca­ción y el len­gua­je, to­do

en fun­ción de lo­grar la má­xi­ma re­cu­pe­ra­ción del pa­cien­te en el me­nor tiem­po po­si­ble.

«Nues­tro ar­se­nal te­ra­péu­ti­co va des­de el em­pleo de la ro­bó­ti­ca co­mo el Lo­ko­mat pa­ra la reha­bi­li­ta­ción de la mar­cha, y el Ro­bot Armeo Po­wer pa­ra la re­cu­pe­ra­ción fun­cio­nal de los miem­bros su­pe­rio­res, has­ta el uso de la Medicina Na­tu­ral y Tra­di­cio­nal con to­das sus téc­ni­cas y mo­da­li­da­des co­mo lo son la acu­pun­tu­ra, ma­sa­jes, mo­xas, ven­to­sas, ozo­no­te­ra­pia, pe­loi­des y to­dos los me­dios fí­si­cos en fun­ción de la reha­bi­li­ta­ción y ha­bi­li­ta­ción», pre­ci­só el doc­tor Ale­mán.

Los tra­ta­mien­tos rea­li­za­dos co­mo tra­jes a la me­di­da, aun­que se atien­dan las mis­mas pa­to­lo­gías, cons­ti­tu­yen una ven­ta­ja pa­ra es­tos pa­cien­tes a quie­nes se les ha­ce una eva­lua­ción in­te­gral por un equi­po multidisciplinario in­te­gra­do por un mé­di­co fi­sia­tra, lo­go­fo­nia­tras, nu­tri­cio­nis­tas, psi­có­lo­go, pe­dia­tra, clí­ni­cos, neu­ró­lo­gos, or­to­pé­di­cos, car­dió­lo­gos, reha­bi­li­ta­do­res y es­pe­cia­lis­tas en medicina na­tu­ral y tra­di­cio­nal.

A par­tir de la eva­lua­ción del equi­po se ha­ce un pro­gra­ma per­so­na­li­za­do y se in­for­ma al pa­cien­te y fa­mi­lia­res so­bre la es­tra­te­gia a se­guir. De esa for­ma he­mos ob­te­ni­do re­sul­ta­dos muy fa­vo­ra­bles en la re­cu­pe­ra­ción de los pa­cien­tes, pre­ci­só el doc­tor Ale­mán.

El Cen­tro ha lo­gra­do equi­par­se con tec­no­lo­gía del más al­to ni­vel in­ter­na­cio­nal me­dian­te el uso de la ro­bó­ti­ca y de un mo­derno la­bo­ra­to­rio de eva­lua­ción del mo­vi­mien­to, mar­cha y discapacidad, que in­clu­ye el es­ta­do nu­tri­cio­nal.

Otra área de aten­ción se desa­rro­lla en el Departamento de Lo­go­pe­dia y Fo­nia­tría, con más de 15 años de ex­pe­rien­cia en la reha­bi­li­ta­ción de ni­ños con im­plan­tes co­clear, en el cual han si­do tra­ta­dos más de 450 pa­cien­tes in­clu­yen­do más de 30 ni­ños con do­ble discapacidad (sor­dos y cie­gos).

To­dos han te­ni­do evo­lu­ción fa­vo­ra­ble y me­jo­ra­mien­to de su ca­li­dad de vi­da lo­gran­do una re­in­ser­ción ple­na a la so­cie­dad, al­gu­nos es­tu­dian se­cun­da­ria bá­si­ca, téc­ni­cos de sa­lud y en la uni­ver­si­dad. De es­ta ma­ne­ra se ha con­ver­ti­do en una ins­ti­tu­ción de re­fe­ren­cia mun­dial, es­pe­cial­men­te pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na.

En es­ta área tam­bién se desa­rro­llan téc­ni­cas de diag­nós­ti­co y tra­ta­mien­to del dé­fi­cit au­di­ti­vo con pró­te­sis de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción. Ade­más se apli­ca el mé­to­do NEUROPOINT di­se­ña­do y pen­sa­do en la edu­ca­ción, la es­ti­mu­la­ción y el en­ri­que­ci­mien­to del po­ten­cial de in­te­li­gen­cia de ni­ños y ni­ñas en eda­des tem­pra­nas com­pren­di­das en­tre los 0 y 6 años de vi­da.

Asi­mis­mo avan­za el pro­gra­ma de te­ra­pias asis­ti­das con ani­ma­les, en es­te ca­so la equi­no­te­ra­pia, en la cual el caballo par­ti­ci­pa en la reha­bi­li­ta­ción acom­pa­ña­do del te­ra­peu­ta fí­si­co, el lo­go­pe­da y el es­pe­cia­lis­ta en te­ra­pia ocu­pa­cio­nal. Es­pe­cí­fi­ca­men­te se atien­den ni­ños au­tis­tas y con sín­dro­me Down o pa­rá­li­sis ce­re­bral, aun­que en tiem­pos re­cien­tes se ha am­plia­do a al­gu­nos adul­tos que se pue­den ayu­dar me­dian­te es­ta téc­ni­ca.

Doc­tor Leo­nar­do Ale­mán, Es­pe­cia­lis­ta en 1er. Gra­do en Medicina Fí­si­ca y Reha­bi­li­ta­ción, Di­rec­tor del Cen­tro de Medicina Fí­si­ca y Reha­bi­li­ta­ción del CIS La Pradera.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.