Ma­tan­zas in­vi­ta a des­cu­brir­la

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Carta Del Editor - Jo­sé Car­los de San­tia­go

El pa­sa­do mes de oc­tu­bre, la ciu­dad de Ma­tan­zas, lla­ma­da la Ate­nas de Cu­ba, cum­plió 325 años. To­dos es­pe­rá­ba­mos po­der es­cu­char a Ca­ril­da Oli­ver re­ci­tar al­gu­nos de sus be­llos poe­mas; es­cu­char de­cir a es­ta in­sig­ne poe­ta de­fen­so­ra de la fe­mi­ni­dad y la sen­sua­li­dad des­de su más tier­na ju­ven­tud, allá por los años 40 del pa­sa­do si­glo:

Ma­tan­zas: siem­pre me cu­ras/ des­pués que el amor me en­fer­ma./ Si ten­go la di­cha yer­ma/ y las pa­lo­mas os­cu­ras/ me das tus ven­das se­gu­ras…/ Si me so­bra el co­ra­zón,/ si mis la­bios be­sos son/ y no le en­cuen­tro re­me­dio/ voy a la ca­lle del Me­dio/ y me com­pro una ilu­sión.

En el mes de ju­lio, Ca­ril­da nos en­vol­vió con su be­lle­za in­te­rior en los ac­tos por su 96 cum­plea­ños, don­de com­par­tió con la pren­sa y au­to­ri­da­des, y apro­ve­chó pa­ra ha­cer es­pe­cial men­ción al Pre­mio Ex­ce­len­cias que le fue otor­ga­do por nues­tro gru­po en fe­bre­ro de es­te año (www.ex­ce­len­cias­cu­ba.com/no­ti­cia/ca­ril­da-oli­ver-la­bra-re­ci­be-en­sus-ma­nos-su-pre­mio-ex­ce­len­cias-2017).

No ha­ce mu­cho nos sor­pren­día la no­ti­cia de que nos de­ja­ba fí­si­ca­men­te, sin em­bar­go, sus crea­cio­nes per­ma­ne­ce­rán co­mo un ejem­plo de va­len­tía, for­ta­le­za, y en la sin­ce­ra ex­pre­sión de sus sen­ti­mien­tos a tra­vés de su obra. Su tie­rra

la re­cor­da­rá por siem­pre, esa a la cual le can­tó: To­do te de­bo, Ma­tan­zas:/ la Bi­blio­te­ca, el es­te­ro,/ te­ner al­ma y no di­ne­ro…/ Te de­bo las es­pe­ran­zas./ A mi pe­cho te aba­lan­zas/ con una pa­sión tan fuer­te/ que no bas­ta con sa­ber­te/ en mi san­gre, de­te­ni­da:/ ya que te de­bo la vi­da/ te quie­ro de­ber la muer­te.

Ma­tan­zas lu­ci­rá aún más her­mo­sa des­pués de la re­cu­pe­ra­ción de sus puen­tes, de la re­mo­de­la­ción de sus edi­fi­cios sin­gu­la­res, lo cual la pon­drá en la men­te de mu­chas per­so­nas que tan so­lo co­no­cían su re­nom­bra­do Va­ra­de­ro, ol­vi­dan­do su Far­ma­cia Triolet, su Tea­tro Sau­to y tan­tas otras obras maes­tras que se es­con­den en sus ca­lles; una ur­be lo­ca­li­za­da a po­co más de 100 km de La Ha­ba­na, que se­gui­re­mos co­lo­can­do en nues­tra agen­da, co­mo ya lo hi­ci­mos con el re­por­ta­je es­pe­cial con el que fes­te­ja­mos su ono­más­ti­co 325 en la edi­ción 160 (www.re­vis­ta­sex­ce­len­cias.com/ex­ce­len­cias­tu­ris­ti­cas/es­pe­cial-bo­das-y-20-lu­nas-de­miel).

Por la Au­to­pis­ta, en cuan­to se de­ja atrás la cur­va que per­mi­te di­vi­sar la gran bahía, la Ciu­dad de los Puen­tes nos in­vi­ta a pa­sear­la y des­cu­brir­la, un re­ga­lo que us­ted de­be­ría dar­se an­tes de lle­gar a la fa­mo­sa Pla­ya Azul. No se arre­pen­ti­rá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.