Ciu­dad cul­tu­ral

Excelencias Turísticas del caribe y las Américas - - Sumario - TEX­TOS / RU­BÉN DA­RÍO SA­LA­ZAR FO­TOS / RAÚL ABREU / AR­CHI­VO EX­CE­LEN­CIAS

Nun­ca ima­gi­nó el capitan ge­ne­ral es­pa­ñol Se­ve­rino de Man­za­ne­da, al fun­dar la ciu­dad de San Car­los y San Se­ve­rino de Ma­tan­zas, el 12 de oc­tu­bre de 1693, que da­ba ini­cio a una his­to­ria her­mo­sa, sal­pi­ca­da de le­yen­das y reali­da­des que enamo­ran a to­dos has­ta hoy.

Quien no ha­ya vi­si­ta­do Ma­tan­zas, no sa­be de su en­torno geo­grá­fi­co es­pec­ta­cu­lar, pai­sa­je que al­ber­ga a una ur­be des­ple­ga­da en for­ma de an­fi­tea­tro, fren­te a una be­lla y pro­fun­da bahía, ac­ci­den­te geo­grá­fi­co que pro­ta­go­ni­za el pri­mer he­cho de re­bel­día abo­ri­gen que dió nom­bre a to­da la pro­vin­cia.

La ciu­dad que le fal­ta­ba al mun­do, es­cri­bió la in­tér­pre­te y com­po­si­to­ra Mar­ta Val­dés en una de sus can­cio­nes. Due­ña de be­lle­zas na­tu­ra­les co­mo el Va­lle del Yu­mu­rí, si­tio pa­ra­di­sía­co que des­cu­bri­mos no más lle­gar a las in­me­dia­cio­nes de la vi­lla tri­cen­te­na­ria. Las Cue­vas de Be­lla­mar, con pa­sa­di­zos y si­tios inex­plo­ra­dos que ate­so­ra mis­te­rios na­ci­dos en fe­chas dis­tan­tes. El río San Juan, al que le can­ta­ran y to­da­vía le can­tan los poe­tas y tro­va­do­res na­ci­dos y no na­ci­dos en esa tie­rra.

Des­de mu­cho an­tes del 17 de fe­bre­ro de 1860, fe­cha en que Ra­fael Vi­llar sugiriese que la ciu­dad fue­ra lla­ma­da con el so­bre­nom­bre Ate­nas de Cu­ba, ya la cul­tu­ra ocu­pa­ba un lu­gar preponderante en su ri­ca y añe­ja tra­yec­to­ria,

DES­DE MU­CHO AN­TES DEL 17 DE FE­BRE­RO DE 1860,

FE­CHA EN QUE RA­FAEL

VI­LLAR SUGIRIESE QUE LA CIU­DAD FUE­RA LLA­MA­DA

CON EL SO­BRE­NOM­BRE DE LA ATE­NAS DE CU­BA, YA LA CUL­TU­RA OCU­PA­BA UN LU­GAR PREPONDERANTE EN SU RI­CA Y AÑE­JA TRA­YEC­TO­RIA

mar­ca­da por el au­ge eco­nó­mi­co y cul­tu­ral del si­glo XIX.

Su tra­za­do oc­to­go­nal per­fec­to, con di­se­ño de cor­te re­na­cen­tis­ta, rea­li­za­do por el in­ge­nie­ro mi­li­tar Juan de He­rre­ra y So­to­ma­yor, la do­tó de un ur­ba­nis­mo que fue en­ri­que­cién­do­se po­co a po­co, so­bre to­do por le­van­tar­se allí edi­fi­cios ar­qui­tec­tó­ni­cos co­mo la igle­sia de San Pe­dro Após­tol, aún de pie, ubi­ca­da en la po­pu­lo­sa ba­rria­da de Ver­sa­lles y di­se­ña­da por el ita­liano Da­niel Dall´Aglio, el mis­mo ar­qui­tec­to del Tea­tro Sau­to, de ins­pi­ra­ción neo­clá­si­ca, fun­da­do en 1863. De­cla­ra­do Mo­nu­men­to Na­cio­nal, po­see en ac­ti­vo una ma­qui­na­ria ma­nual de fun­cio­na­mien­to pa­ra le­van­tar la pla­tea y con­ver­tir al co­li­seo en un in­men­so y ele­gan­te sa­lón de bai­le. El an­ti­guo hos­pi­tal de San­ta Isa­bel, cons­trui­do por Ju­lio Sa­ge­bien, re­co­no­ci­do co­mo la ins­ta­la­ción mé­di­ca de ese ti­po más an­ti­gua del país. El im­po­nen­te edi­fi­cio de go­bierno, los cen­te­na­rios puen­tes, sus ca­lles es­ca­le­ras, la úni­ca bo­ti­ca fran­ce­sa del si­glo XIX que se con­ser­va ín­te­gra­men­te en el mun­do, pri­mer mu­seo far­ma­céu­ti­co en Amé­ri­ca La­ti­na; el Fuer­te de San Se­ve­rino, el Mu­seo Pa­la­cio de Jun­co, la Pla­za de La Vi­gía, el Par­que de La Li­ber­tad, la Bi­blio­te­ca Pro­vin­cial, el ba­rrio de La Ma­ri­na…

Cu­na de in­te­lec­tua­les, ar­tis­tas, atle­tas, mé­di­cos, maes­tros… os­ten­ta una lis­ta de per­so­na­li­da­des don­de lo mis­mo pue­de bri­llar un ex­cep­cio­nal vio­li­nis­ta co­mo Jo­sé Whi­te, que Mi­gue­li­to Fail­de, au­tor del dan­zón Las Al­tu­ras de Sim­pson, de 1879; Dá­ma­so Pé­rez Pra­do, el lla­ma­do Rey del Mam­bo; los rum­be­ros Vi­ru­li­lla y Sal­di­gue­ra, los poe­tas Jo­sé Ja­cin­to Mi­la­nés, Plá­ci­do, Ca­ril­da Oli­ver La­bra, Bo­ni­fa­cio Byr­ne, Agus­tín Acos­ta…, la pre­sen­cia de Jo­sé Ma­ría He­re­dia, de pa­so por la ciu­dad. Los tea­tris­tas y dra­ma­tur­gos Fe­de­ri­co Vi­lloch, Do­ra Alon­so, Vir­gi­lio Pi­ñe­ra, Jo­sé Ra­món Bre­ne, Abe­lar­do Es­to­rino, Jo­sé Mi­lián o Re­né Fer­nán­dez, sin men­cio­nar to­dos sus pin­to­res, don­de des­cue­lla Es­te­ban Char­trand, acom­pa­ña­do de otros pin­ce­les, igual de ilus­tres. Unos na­ci­dos en Ma­tan­zas ca­pi­tal, otros en Ma­tan­zas pro­vin­cia, pe­ro igual par­te de esa fuen­te in­fi­ni­ta de cul­tu­ra que no ha ce­sa­do de ma­nar nue­vas y lu­mi­no­sas per­so­na­li­da­des.

Ma­tan­zas ate­so­ra iden­ti­dad na­cio­nal por to­das par­tes, nom­bres tam­bién: Gen­til Yu­ca­yo, la Ve­ne­cia de Amé­ri­ca, Ciu­dad Dor­mi­da, Ciu­dad de los Puen­tes, de los ríos, los tí­te­res, se di­ce que son 18.

Al cum­plir­se sus pri­me­ros 325 años, la ur­be ha re­ci­bi­do un re­no­va­do y me­re­ci­do im­pul­so en el res­ca­te de su ma­ra­vi­llo­so en­torno ar­qui­tec­tó­ni­co y na­tu­ral. Eso vuel­ve a de­cla­rar fies­ta pa­ra su pa­tri­mo­nio tan­gi­ble e in­tan­gi­ble, un le­ga­do vi­vo en la ac­tua­li­dad des­de sus agru­pa­cio­nes mu­si­ca­les, tea­tra­les y dan­za­rias. Ar­tis­tas plás­ti­cos, poe­tas, na­rra­do­res, com­po­si­to­res, tro­va­do­res, ci­neas­tas, rea­li­za­do­res de la ra­dio y la te­le­vi­sión, pe­rio­dis­tas, his­to­ria-do­res, in­ves­ti­ga­do­res, cien­ti­fi­cos, de­por­tis­tas, tra­ba­ja­do­res…, to­dos par­te de un com­pro­mi­so esen­cial que de­cla­ró a Ma­tan­zas co­mo ciu­dad cul­tu­ral.

Más allá de mi­tos y fan­tas­ma­go­rías, quien vi­si­te en el si­glo XXI a la otro­ra nom­bra­da Ate­nas de Cu­ba, se va a en­con­trar con una ciu­dad que en su al­ma crea­do­ra ja­más ha dor­mi­do. ¡Bien­ve­ni­da es­ta nue­va épo­ca de re­na­ci­mien­to y de luz! ¡Bien­ve­ni­dos a Ma­tan­zas!

La ciu­dad que le fal­ta­ba al mun­do, se­gún es­cri­bió la in­tér­pre­te y com­po­si­to­ra Mar­ta Val­dés en una de sus can­cio­nes, es due­ña de be­lle­zas na­tu­ra­les: el Va­lle del Yu­mu­rí, las Cue­vas de Be­lla­mar y el río San Juan; y de jo­yas ar­qui­tec­tó­ni­cas co­mo la igle­sia de San Pe­dro Após­tol, el Tea­tro Sau­to y el an­ti­guo hos­pi­tal de San­ta Isa­bel.

Mu­seo Pro­vin­cial Pa­la­cio de Jun­co.

Dá­ma­so Pé­rez Pra­do, el rey del mam­bo.

El dra­ma­tur­go Vir­gi­lio Pi­ñe­ra.

Mo­nu­men­to a Jo­sé Ja­cin­to Mi­la­nés.

Jo­sé Whi­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.