CIE­GO DE ÁVI­LA

Guía de Excelencias Cuba - - CIEGO DE ÁVILA -

Tie­ne co­mo ca­pi­tal la ciu­dad del mis­mo nom­bre, fun­da­da en 1840. Pre­do­mi­na en la par­te an­ti­gua de la ur­be la ar­qui­tec­tu­ra co­lo­nial que al­ter­na con edi­fi­ca­cio­nes mo­der­nas co­mo el Tea­tro Prin­ci­pal y la Ca­te­dral de San Eu­ge­nio de la Palma. El tu­ris­mo en es­ta pro­vin­cia se fo­ca­li­za prin­ci­pal­men­te en sus ca­ye­rías sur y nor­te. El Par­que Nacional Jar­di­nes de la Rei­na, es una de las más im­por­tan­tes zo­nas de bu­ceo del Ca­ri­be, mien­tras que Jar­di­nes del Rey es uno de los des­ti­nos tu­rís­ti­cos más im­por­tan­tes del país en la ac­tua­li­dad. Ca­pi­tal: Cie­go de Ávi­la Ex­ten­sión: 6 496 km2

Mu­ni­ci­pios: Cie­go de Ávi­la, Mo­rón, Cham­bas, Flo­ren­cia, Ci­ro Re­don­do, Baraguá, Ma­ja­gua, Bo­li­via, Pri­me­ro de Enero y Ve­ne­zue­la

Gen­ti­li­cio: avi­le­ño/a Lí­mi­tes: li­mi­ta al nor­te con el Ca­nal Vie­jo de Baha­mas, al es­te con la pro­vin­cia de Ca­ma­güey, al sur con el Gol­fo de Ana Ma­ría, y al oes­te con la pro­vin­cia de San­cti Spí­ri­tus.

Ac­ce­sos: su prin­ci­pal vía de ac­ce­so te­rres­tre es la Ca­rre­te­ra Cen­tral ade­más de vías se­cun­da­rias co­mo la Ca­rre­te­ra del Cir­cui­to Nor­te y la au­to­vía so­bre el mar que en­la­za Ca­yo Co­co con la is­la. Cuen­ta con dos ae­ro­puer­tos, el in­ter­na­cio­nal Má­xi­mo Gó­mez y el de Jar­di­nes del Rey.

LU­GA­RES DE IN­TE­RÉS

PAR­QUE MAR­TÍ Ca­lles In­de­pen­den­cia, Li­ber­tad, Mar­cial Gó­mez y Ho­no­ra­to del Cas­ti­llo Pla­za cen­tral de la ciu­dad que po­see en su cen­tro una es­ta­tua de José Mar­tí y es­tá ilu­mi­na­do por fa­ro­las vic­to­ria­nas.

Tea­tro Prin­ci­pal

Joa­quín Agüe­ro No. 13, en­tre Mar­cial Gó­mez y Ho­no­ra­to del Cas­ti­llo, Telf. 033 22 2086 Ins­ti­tu­ción cul­tu­ral inau­gu­ra­da el 2 de mar­zo de 1927, es­tá con­si­de­ra­da co­mo el me­jor ex­po­nen­te de la ar­qui­tec­tu­ra ecléc­ti­ca de la pro­vin­cia de Cie­go de Ávi­la, así co­mo uno de los tea­tros con me­jor acús­ti­ca del país. Los már­mo­les em­plea­dos en su cons­truc­ción pro­ce­den del ex­tran­je­ro y fue­ron tra­ba­ja­dos por Gio­van­ni de Mar­cos. Su his­to­ria re­co­ge la ac­tua­ción de im­por­tan­tes fi­gu­ras del mun­do del es­pec­tácu­lo co­mo

Jor­ge Ne­gre­te, Er­nes­to Le­cuo­na y Li­ber­tad Lamarque, en­tre otros.

PLA­ZA MÁ­XI­MO GÓ­MEZ

Pe­que­ña pla­za ubi­ca­da al oes­te del Par­que Mar­tí, po­see una es­ta­tua de bron­ce de Má­xi­mo Gó­mez.

For­tín de la Tro­cha

Úni­ca de las 7 to­rres mi­li­ta­res per­te­ne­cien­tes a la tro­cha de Jú­ca­ro a Mo­rón, cons­trui­das du­ran­te la Gue­rra de los Diez Años (1868-1878), que aún se man­tie­ne en pie. La Tro­cha fue una de las obras de in­ge­nie­ría mi­li­tar más im­por­tan­tes cons­trui­da por los es­pa­ño­les en Amé­ri­ca, di­se­ña­da pa­ra im­pe­dir el pa­so de las tro­pas cu­ba­nas de orien­te a oc­ci­den­te.

PAR­QUE NACIONAL JAR­DI­NES DE LA REI­NA

Ar­chi­pié­la­go com­pues­to por al­re­de­dor de 660 ca­yos de co­ral de­sier­tos que se ex­tien­den de es­te a oes­te por al­re­de­dor de 350 km en la cos­ta sur de Cie­go de Ávi­la y Ca­ma­güey. Es­te eco­sis­te­ma es­tá pro­te­gi­do por el pri­mer par­que ma­rino de Cu­ba. En­tre las prin­ci­pa­les es­pe­cies que ha­bi­tan allí es­tá el fla­men­co ro­sa­do que po­see ex­ten­sas po­bla­cio­nes en el Gol­fo de Ana Ma­ría. Una am­plia ba­rre­ra de co­ral bor­dea las cos­tas del sur de es­tos ca­yos, ca­rac­te­ri­za­dos por her­mo­sas pla­yas de fi­nas are­nas blan­cas. Es­te es uno de los eco­sis­te­mas me­jor con­ser­va­dos en el pla­ne­ta.

MO­RÓN

Prin­ci­pal ac­ce­so ha­cia Ca­yo Co­co y Ca­yo Guillermo. Co­no­ci­da co­mo “La Ciu­dad del Ga­llo”. El 2 de ma­yo de 1982, a pe­ti­ción del pue­blo, fue co­lo­ca­da a la en­tra­da del pue­blo una es­ta­tua de un ga­llo, obra de los es­cul­to­res Ri­ta Lon­ga y Ar­man­do Alonso.

La­gu­na de la Le­che

Ubi­ca­da 5 km al nor­te de Mo­rón, re­ci­be su nom­bre de­bi­do a los se­di­men­tos de sul­fa­to de cal­cio

y ye­so que cu­bren su fon­do, es el ma­yor em­bal­se na­tu­ral de agua dul­ce de Cu­ba. Par­tien­do des­de su la­do oes­te, des­de La Cue­va pue­den con­tra­tar­se pa­seos en bo­te du­ran­te 50 mi­nu­tos. En sus aguas abun­dan los fla­men­cos y otras es­pe­cies de aves acuá­ti­cas.

Si­tio Ar­queo­ló­gi­co Los Bu­chi­llo­nes

Ubi­ca­do en Pun­ta Ale­gre, a unos 30 km al no­roes­te de Mo­rón, es el lu­gar de uno de los des­cu­bri­mien­tos ar­queo­ló­gi­cos más im­por­tan­tes de Cu­ba, en el que ha co­la­bo­ra­do The Na­tio­nal Geographic So­ciety. El si­tio po­see los res­tos per­fec­ta­men­te con­ser­va­dos de una aldea taí­na y al­gu­nas ca­noas, se pla­nea una vez ter­mi­na­da la in­ves­ti­ga­ción la cons­truc­ción de un mu­seo en la zo­na.

JAR­DI­NES DEL REY

Con­for­ma­do por unos 400 ca­yos e is­lo­tes, la ma­yo­ría de ellos des­ha­bi­ta­dos, for­ma par­te del Ar­chi­pié­la­go Sa­ba­na-ca­ma­güey. Bau­ti­za­do en 1514 por Die­go Ve­láz­quez en ho­nor al rey Fer­nan­do de Es­pa­ña, cuen­tan que fue re­fu­gio pa­ra corsarios y pi­ra­tas, así co­mo uno de los lu­ga­res pre­fe­ri­dos pa­ra na­ve­gar por el es­cri­tor nor­te­ame­ri­cano Er­nest He­ming­way. Pla­yas de na­tu­ra­le­za vir­gen con­ser­va­da, uno de los arre­ci­fes ma­ri­nos más ex­ten­sos del mun­do con 400 km, es­ce­na­rios po­co ex­plo­ra­dos y una de las co­lo­nias de fla­men­cos ro­sa­dos más nu­me­ro­sa de la re­gión, son al­gu­nos de los atrac­ti­vos de es­te si­tio, que ubi­ca­do en la cos­ta nor­te de la pro­vin­cia, po­ne a dis­po­si­ción del vi­si­tan­te los ca­yos Co­co, Guillermo y Pa­re­dón Gran­de.

Ca­yo Co­co

Con una su­per­fi­cie de 370 km2, mar­ca­da por tie­rras pan­ta­no­sas y 22 km de pla­yas de are­nas blan­cas, es una re­ser­va na­tu­ral con ca­si el 99 % de su te­rri­to­rio cu­bier­to de ve­ge­ta­ción, que sir­ve de re­fu­gio a nu­me­ro­sas es­pe­cies de la fau­na, en­tre la que des­ta­ca una gran co­lo­nia de fla­men­cos ro­sa­dos. El si­tio La Güi­ra, re­crea

un asen­ta­mien­to de car­bo­ne­ros, si­mi­lar a los mu­chos que exis­tie­ron en la zo­na ini­cios del si­glo XX y la Cue­va del Ja­ba­lí, son dos de los lu­ga­res que po­drá vi­si­tar ade­más de sus ma­ra­vi­llo­sas pla­yas. Pro­te­gi­das por una ex­ten­sa ba­rre­ra de co­ral, sus cos­tas po­seen abun­dan­tes la­gu­nas in­te­rio­res y dos in­tere­san­tes sen­de­ros in­ter­pre­ta­ti­vos, el de la du­na de la Lo­ma del Puer­to y el de Las Do­li­nas.

Ca­yo Guillermo

In­mor­ta­li­za­do por el es­cri­tor nor­te­ame­ri­cano Er­nest He­ming­way en su no­ve­la “Is­las en el Gol­fo”, po­see una su­per­fi­cie de 13,2 km2 y tres pla­yas de aguas cris­ta­li­nas con una lon­gi­tud de 4 km de are­nas blan­cas, en­tre las que se en­cuen­tra Pla­ya Pi­lar, que sobresale por su al­to va­lor pai­sa­jís­ti­co, y por po­seer la du­na más al­tas del Ca­ri­be In­su­lar con 15 m de al­tu­ra.

Ca­yo Pa­re­dón Gran­de

Es otro de los is­lo­tes de Jar­di­nes del Rey, sus fon­dos ma­ri­nos po­seen al­tos va­lo­res pai­sa­jís­ti­cos. Aquí se eri­ge el Fa­ro Die­go Ve­láz­quez, cons­trui­do so­bre un pro­mon­to­rio ro­co­so por in­mi­gran­tes chi­nos en 1859, y tam­bién es­tá en­la­za­do a tie­rra a tra­vés de la au­to­vía que pa­sa por Ca­yo Co­co y Ca­yo Guillermo.

AN­TI­GUO AYUN­TA­MIEN­TO DE CIE­GO DE ÁVI­LA

CO­MU­NI­DAD DE FLA­MEN­COS DE CA­YO GUILLERMO Es co­no­ci­do co­mo há­bi­tat de nu­me­ro­sas es­pe­cies de la flo­ra y fau­na in­su­lar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.