La Ha­ba­na

Guía de Excelencias Cuba - - Sumario -

Vi­lla fun­da­da en 1514 por Don Die­go Ve­láz­quez ba­jo el nom­bre de San Cris­tó­bal de La Ha­ba­na, en un lu­gar ba­jo e in­sano de la cos­ta sur, que obli­gó su tras­la­do por di­fe­ren­tes te­rri­to­rios, has­ta que 1519 se asen­tó en las cer­ca­nías del Puer­to de Ca­re­nas.

Por su im­por­tan­cia eco­nó­mi­ca y es­tra­té­gi­ca ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca co­mo puer­to de reunión de la Flo­ta, des­de el si­glo XVI has­ta el si­glo XIX, Es­pa­ña desa­rro­lló en la ciu­dad, el más com­ple­jo y po­de­ro­so sis­te­ma de­fen­si­vo de Amé­ri­ca, con­vir­tién­do­la en una ciu­dad amu­ra­lla­da. Ca­pi­tal cul­tu­ral de país, La Ha­ba­na, mues­tra un di­ver­so y atrac­ti­vo aba­ni­co de ma­ni­fes­ta­cio­nes ar­tís­ti­cas que va­li­dan su elec­ción en 2016 co­mo Ciu­dad Ma­ra­vi­lla.

Ca­pi­tal: La Ha­ba­na, Ca­pi­tal de Cu­ba

Ex­ten­sión: 721, 01 km2

Mu­ni­ci­pios: Arro­yo Naranjo, Bo­ye­ros, Cen­tro Ha­ba­na, Ce­rro, Cotorro, Diez de Oc­tu­bre, Guanabacoa, Ha­ba­na del Es­te, Ha­ba­na Vie­ja, La Li­sa, Ma­ria­nao, Pla­ya, Pla­za de la Re­vo­lu­ción, Re­gla y San Mi­guel del Pa­drón

Gen­ti­li­cio: ha­ba­ne­ro/a

Lí­mi­tes: li­mi­ta al nor­te con el Es­tre­cho de la Flo­ri­da, al es­te con la pro­vin­cia de Ma­ya­be­que, al sur con las pro­vin­cias de Ma­ya­be­que y Ar­te­mi­sa, y al oes­te con la pro­vin­cia de Ar­te­mi­sa. Ac­ce­sos: su prin­ci­pal vía de ac­ce­so es aé­rea, cuen­ta con tres ter­mi­na­les aé­reas pa­ra ser­vi­cios in­ter­na­cio­na­les y una na­cio­nal. Ade­más po­see múl­ti­ples ac­ce­sos por vía ma­rí­ti­ma co­mo las Ma­ri­nas He­ming­way y Ta­ra­rá, así co­mo la Ter­mi­nal de Cru­ce­ros de la Bahía de La Ha­ba­na. La Ha­ba­na se co­mu­ni­ca con el res­to de las pro­vin­cias a tra­vés de la Au­to­pis­ta Na­cio­nal, la Ca­rre­te­ra Cen­tral, la Vía Blan­ca y por la red fe­rro­via­ria na­cio­nal.

LU­GA­RES DE IN­TE­RÉS

CEN­TRO HIS­TÓ­RI­CO DE LA HA­BA­NA VIE­JA Y SU SIS­TE­MA DE FOR­TI­FI­CA­CIO­NES De­cla­ra­do por la Unes­co Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad en 1982, su res­tau­ra­ción y con­ser­va­ción ha si­do el prin­ci­pal em­pe­ño de la Ofi­ci­na del His­to­ria­dor de la Ciu­dad. Des­de su na­ci­mien­to, La Ha­ba­na cen­tró sus prin­ci­pa­les ejes de vi­da so­cial, cul­tu­ral, re­li­gio­sa y mi­li­tar al­re­de­dor de cin­co pla­zas

que con­for­man los prin­ci­pa­les pun­tos de in­te­rés tu­rís­ti­co y cul­tu­ral del Cen­tro His­tó­ri­co.

PLA­ZA DE AR­MAS Si­tio fun­da­cio­nal de la Vi­lla de San Cris­tó­bal de La Ha­ba­na, agru­pó des­de 1559 la fun­ción po­lí­ti­ca, mi­li­tar, re­li­gio­sa y ci­vil. En 1589 ad­qui­rió su fi­so­no­mía ac­tual, que­dan­do ro­dea­da de los edi­fi­cios pú­bli­cos más im­por­tan­tes de la Vi­lla.

El Tem­ple­te Ba­ra­ti­llo y O´reilly

Inau­gu­ra­do el 19 de mar­zo de 1828, con­me­mo­ra las ce­le­bra­cio­nes fun­da­cio­na­les de la Vi­lla de San Cris­tó­bal de La Ha­ba­na. Fue cons­trui­do se­gún los pla­nos tra­za­dos por Don An­to­nio Ma­ría de la To­rre y re­pro­du­ce en pe­que­ña es­ca­la un tem­plo gre­co­rro­mano de es­ti­lo neo­clá­si­co. El Obis­po de Es­pa­da so­lem­ni­zó el ac­to inau­gu­ral, y el pin­tor fran­cés Jean Ba­tis­te de Ver­may re­tra­tó a los asis­ten­tes en un lien­zo de gran­des di­men­sio­nes que se con­ser­va en el re­cin­to, jun­to a otros dos que re­crean la primera mi­sa y el pri­mer ca­bil­do. En su jar­dín se en­cuen­tra una cei­ba con­me­mo­ra­ti­va a la que dio ca­bi­da a la fun­da­ción de la ciu­dad, y la Co­lum­na Ca­ji­gal re­cor­da­to­rio del si­tio don­de se en­con­tra­ba la primera cei­ba.

Cas­ti­llo de la Real Fuer­za, Mu­seo Na­val O´reilly No. 2, Telf. 07 864 4488

Su cons­truc­ción ini­ció en 1558 y con­clu­yó en 1577, es la más an­ti­gua de las for­ti­fi­ca­cio­nes de la ciu­dad y es con­si­de­ra­da una jo­ya de la ar­qui­tec­tu­ra re­na­cen­tis­ta en Cu­ba. Con mu­ros de 6 m de an­cho y 10 m de al­tu­ra, for­ma un cua­dra­do con ba­luar­tes trian­gu­la­res. Es­tá ro­dea­do por un fo­so inun­da­do y su úni­ca vía de ac­ce­so es a tra­vés de un puen­te le­va­di­zo. Fue re­si­den­cia ofi­cial a los Ca­pi­ta­nes Ge­ne­ra­les has­ta 1762.

Ac­tual­men­te el cas­ti­llo aco­ge el Mu­seo Na­val, que ex­hi­be el re­sul­ta­do de in­ves­ti­ga­cio­nes sub­acuá­ti­cas rea­li­za­das en pe­cios de di­fe­ren­tes épo­cas. La prin­ci­pal atrac­ción del mu­seo es la ma­que­ta in­ter­ac­ti­va del ga­león San­tí­si­ma Tri­ni­dad, cons­trui­do en La Ha­ba­na en­tre 1767 y 1770, des­trui­do en la Ba­ta­lla de Tra­fal­gar.

La Fuer­za cuen­ta en­tre sus atri­bu­tos con la Gi­ral­di­lla de La Ha­ba­na, ve­le­ta es­cul­pi­da en bron­ce por el ar­tis­ta ha­ba­ne­ro Je­ró­ni­mo Mar­tín Pin­zón, fue ubi­ca­da en la to­rre no­roes­te de la for­ta­le­za du­ran­te el man­da­to del Go­ber­na­dor Juan Vi­trián de Via­mon­te, en­tre 1630 y 1634, en honor a Isa­bel de Bo­ba­di­lla. Con­ver­ti­da en sím­bo­lo de la ciu­dad, la que se ob­ser­va hoy en la to­rre es una ré­pli­ca de la ori­gi­nal ex­hi­bi­da en el cas­ti­llo.

Pa­la­cio del Se­gun­do Ca­bo O´reilly No. 14, Telf. 07 862 8091

Aus­te­ra cons­truc­ción de es­ti­lo ecléc­ti­co, da­ta de 1770 cuan­do fue de­sig­na­do ofi­ci­na de co­rreos de la ciu­dad. Pos­te­rior­men­te tu­vo va­rias fun­cio­nes co­mo re­si­den­cia del Vi­ce­go­ber­na­dor Ge­ne­ral de la Is­la, y lue­go de la in­de­pen­den­cia fue se­de del Se­na­do. En la ac­tua­li­dad aco­ge el Cen­tro de In­ter­pre­ta­ción pa­ra las Re­la­cio­nes en­tre Cu­ba y la Unión Eu­ro­pea.

Pa­la­cio de los Ca­pi­ta­nes Ge­ne­ra­les, Mu­seo de la Ciu­dad Ta­cón No. 1, en­tre Obis­po y O´reilly, Telf. 07 801 7183

Con­clui­do en 1791, fue re­si­den­cia de 65 Ca­pi­ta­nes Ge­ne­ra­les en­tre 1791 y 1898, re­si­den­cia de los go­ber­na­do­res nor­te­ame­ri­ca­nos du­ran­te la ocu­pa­ción en­tre 1898 y 1902, primera se­de del Go­bierno Cu­bano en­tre 1902 y 1920, y en­tre 1920 y 1967 se­de de la Al­cal­día de La Ha­ba­na.

El edi­fi­cio po­see un am­plio por­tal con una co­lum­na­ta jó­ni­ca. Por su fren­te pa­sa la Ca­lle de Ma­de­ra, de la cual fue­ron sus­ti­tui­das las pie­dras por ado­qui­nes de ma­de­ra, con el fin de que el rui­do no per­tur­ba­se en el edi­fi­cio. La es­truc­tu­ra de tres pi­sos ro­dea un im­po­nen­te pa­tio cen­tral, que con­tie­ne una es­ta­tua de Cris­tó­bal Co­lón del es­cul­tor ita­liano Cuc­chia­ri.

Ac­tual­men­te aco­ge el Mu­seo de la Ciu­dad. Sus sa­las mues­tran di­fe­ren­tes mo­men­tos de la his­to­ria de la Is­la, co­mo la Sa­la de las Ban­de­ras, que ate­so­ra las pri­me­ras ban­de­ras de la Re­pú­bli­ca y re­li­quias de los pró­ce­res de la in­de­pen­den­cia. El vi­si­tan­te pue­de dis­fru­tar sa­las de­di­ca­das a la ar­queo­lo­gía, co­lec­cio­nes de ar­mas y el Ga­bi­ne­te del Dr. Emi­lio Roig de Leus­he­ring, Pri­mer His­to­ria­dor de la Ciu­dad.

CA­LLE TA­CÓN

An­ti­guo Se­mi­na­rio de San Car­los y San Am­bro­sio, Cen­tro Cul­tu­ral Pa­dre Fé­lix Va­re­la Ta­cón, en­tre Chacón y Em­pe­dra­do, Telf. 07 862 8790

Fue es­ta­ble­ci­do por los Je­sui­tas en el año 1721 y des­de en­ton­ces se con­vir­tió en uno de los prin­ci­pa­les cen­tros de la ilustración cu­ba­na, re­co­no­ci­do co­mo aca­de­mia for­ma­do­ra de las gran­des men­tes del pen­sa­mien­to pa­trió­ti­co na­cio­nal co­mo Fé­lix Va­re­la y Jo­sé de la Luz y Ca­ba­lle­ro. Ac­tual­men­te aco­ge el Cen­tro Cul­tu­ral Pa­dre Fé­lix Va­re­la, don­de se rea­li­zan di­ver­sas ac­ti­vi­da­des de ca­rác­ter lai­co y re­li­gio­so.

Cor­ti­na de Val­dés Ubi­ca­da jus­to a la en­tra­da del se­mi­na­rio, mues­tra una ex­ca­va­ción ar­queo­ló­gi­ca que pu­so a la luz los ci­mien­tos de la mu­ra­lla de mar, así co­mo va­rias pie­zas de ar­ti­lle­ría pe­sa­da que allí se ubi­ca­ban.

PLA­ZA DE LA CA­TE­DRAL De­no­mi­na­da en sus ini­cios “Pla­zue­la de la Cié­na­ga”, por el te­rreno pan­ta­no­so con ma­nan­tia­les sub­te­rrá­neos en que fue ubi­ca­da. En 1587 fue cons­trui­do un al­ji­be en su cen­tro, pe­ro no fue has­ta el si­glo si­guien­te que el área fue dre­na­da. Su as­pec­to ac­tual da­ta del si­glo XVIII, mo­men­to en que co­men­za­ron a apa­re­cer al­gu­nas ca­sas co­mo la de Luis Chacón, pri­mer cu­bano que go­ber­nó la Is­la a prin­ci­pios del si­glo XVIII. Ha­cia fi­nes de si­glo, la igle­sia cons­trui­da por los je­sui­tas en la zo­na fue exal­ta­da a la con­di­ción de Ca­te­dral, lo que con­lle­vó a que ad­qui­rie­ra el nom­bre de Pla­za de la Ca­te­dral en 1793. Hoy es uno de los lu­ga­res más vi­si­ta­dos de la ca­pi­tal.

Ca­te­dral de San Cris­tó­bal de La Ha­ba­na Em­pe­dra­do No. 156, Telf. 07 861 7771

Ubi­ca­da al nor­te de la pla­za, es co­mún­men­te co­no­ci­da co­mo la

“Ca­te­dral de Co­lón”. Su cons­truc­ción fue ini­cia­da por los Je­sui­tas en 1748, y lue­go de la ex­pul­sión de la or­den por el Rey Car­los III en 1767, en 1773 fue tras­la­da­da a es­te lu­gar la Pa­rro­quial Ma­yor. El tem­plo fue ter­mi­na­do com­ple­ta­men­te en 1777 y en 1793, por de­cre­to real, fue de­sig­na­do Ca­te­dral.

En 1814 el Obis­po de Es­pa­da or­de­nó mo­di­fi­car el in­te­rior ba­rro­co de la Ca­te­dral to­man­do su apa­rien­cia neo­clá­si­ca ac­tual. Pa­ra la rea­li­za­ción de los fres­cos ori­gi­na­les fue con­tra­ta­do el ar­tis­ta ita­liano Giu­sep­pe Pe­ro­va­ni, pe­ro fue­ron pos­te­rior­men­te res­tau­ra­dos y re­no­va­dos por Jean Bap­tis­ta de Ver­may.

Allí des­ca­sa­ron des­de 1796 has­ta 1898 los res­tos de Cris­tó­bal Co­lón, tras­la­da­dos a La Ha­ba­na des­de San­to Do­min­go y pos­te­rior­men­te lle­va­dos a Es­pa­ña. El tem­plo guar­da la ima­gen prin­ci­pal de San Cris­tó­bal, san­to pa­trón de la vi­lla y pro­tec­tor de los via­je­ros, que da­ta de 1633.

La Bo­de­gui­ta del Me­dio Em­pe­dra­do No. 207, en­tre San Ig­na­cio y Cu­ba, Telf. 07 867 1374 An­ti­gua bo­de­ga per­te­ne­cien­te al in­mi­gran­te es­pa­ñol Án­gel Mar­tí­nez. Se di­ce que un via­je a La Ha­ba­na no es­tá com­ple­to si no se vi­si­ta es­te lu­gar. Po­see un bar al fre­te y un res­tau­ran­te en la par­te pos­te­rior, don­de los mu­chos vi­si­tan­tes pue­den de­gus­tar el tra­go de la ca­sa, el mo­ji­to.

Sus mu­ros es­tán ador­na­dos por cua­dros y car­te­les de dé­ca­das pa­sa­das, así co­mo por las fir­mas y men­sa­jes que sus vi­si­tan­tes de­jan co­mo re­cuer­do de su es­tan­cia. En­tre los men­sa­jes más fa­mo­sos es­ta uno atri­bui­do al es­cri­tor nor­te­ame­ri­cano Er­nest He­ming­way “Mi mo­ji­to en la Bo­de­gui­ta, mi dai­qui­rí en el Flo­ri­di­ta”.

Ca­lle­jón del Cho­rro Pe­que­ño ca­lle­jón don­de an­ti­gua­men­te desem­bo­ca­ba la Zan­ja Real, pri­mer acue­duc­to cons­trui­do en el si­glo XVI, que pro­ve­yó de agua po­ta­ble a la ciu­dad. Ac­tual­men­te en él se en­cuen­tran nu­me­ro­sos res­tau­ran­tes y ga­le­rías.

Ta­ller Ex­pe­ri­men­tal de Grá­fi­ca Ca­lle­jón del Cho­rro, Telf. 07 864 7622

Cen­tro de desa­rro­llo y en­se­ñan­za de di­fe­ren­tes téc­ni­cas de gra­ba­do, don­de se pue­de ver a los ar­tis­tas en ple­na fae­na y ad­qui­rir ex­ce­len­tes pie­zas de re­co­no­ci­dos ar­tis­tas cu­ba­nos.

Ca­sa del Con­de de Ba­yo­na, Mu­seo de Ar­te Co­lo­nial San Ig­na­cio No. 61, Telf. 07 801 7440

Per­fec­to ejem­plo de las ca­sas de los co­mer­cian­tes ha­ba­ne­ros. Fue cons­trui­da al­re­de­dor de 1720 por el Ca­pi­tán Ge­ne­ral Don Luis Chacón. En la dé­ca­da del 30 del si­glo pa­sa­do aco­gió el Bar Ha­va­na Club, men­cio­na­do en la no­ve­la de Graham Gree­ne “Nues­tro Hom­bre en La Ha­ba­na”. Ac­tual­men­te es ocu­pa­do por el Mu­seo de Ar­te Co­lo­nial, que re­crea el am­bien­te in­te­rior de una ca­sa aris­to­crá­ti­ca co­lo­nial.

Ca­sa del Mar­qués de Ar­cos, Li­ceo Ar­tís­ti­co Li­te­ra­rio de La Ha­ba­na Mer­ca­de­res en­tre O´reilly y Em­pe­dra­do, Telf. 07 801 7190

Des­de la pla­za se ob­ser­va la par­te tra­se­ra de la ca­sa cu­ya en­tra­da se en­cuen­tra por la ca­lle Mer­ca­de­res. Ac­tual cen­tro cul­tu­ral que aco­ge un ca­fé li­te­ra­rio, la Bi­blio­te­ca Es­pe­cia­li­za­da Ada El­ba Pé­rez, la Ca­sa de la Poe­sía,

el Li­ceo Ar­tís­ti­co Li­te­ra­rio de La Ha­ba­na, un ta­ller de or­fe­bre­ría y va­rias tien­das y ga­le­rías.

Re­pro­du­cien­do la fa­cha­da de es­te edi­fi­cio, jus­to fren­te a él, se en­cuen­tra el Mu­ral de los In­te­lec­tua­les, rea­li­za­do por el ar­tis­ta cu­bano An­drés Ca­rri­llo, re­pre­sen­ta a las más en­cum­bra­das fi­gu­ras de las ar­tes y las le­tras que transitaron por el Li­ceo Ar­tís­ti­co Li­te­ra­rio de La Ha­ba­na, que tu­vo se­de en es­te edi­fi­cio.

Pa­la­cio de Lom­bi­llo Em­pe­dra­do No. 1, esq. Mer­ca­de­res, Telf. 07 860 4313

Cons­trui­do en 1741, si­gue el pa­trón de las ca­sas de los co­mer­cian­tes de es­cla­vos. Des­de 1821 aco­gió una pe­que­ña ofi­ci­na de co­rreos, la primera del país. Ac­tual­men­te el edi­fi­cio mues­tra li­to­gra­fías his­tó­ri­cas y po­see va­rias sa­las de ex­po­si­ción.

Am­bos edi­fi­cios por el la­do de la pla­za, la Ca­sa del Mar­qués de Ar­cos y el Pa­la­cio de Lom­bi­llo, es­tán pre­ce­di­dos por un ex­ten­so pór­ti­co, en el que des­ta­can un bu­zón de co­rreo ubi­ca­do en el mu­ro con una más­ca­ra de tra­ge­dia grie­ga, cu­ya bo­ca ser­vía

pa­ra de­po­si­tar las car­tas, y una es­ta­tua de ta­ma­ño na­tu­ral del bai­la­rín es­pa­ñol An­to­nio Ga­des.

CA­LLE MER­CA­DE­RES Edi­fi­cio San­to Do­min­go Edi­fi­cio con­tem­po­rá­neo cons­trui­do a ma­ne­ra de es­pe­jo que re­fle­ja el en­torno cir­cun­dan­te a la man­za­na en que se en­cuen­tra en­cla­va­do en­tre las ca­lles Obis­po, Mer­ca­de­res, O´reilly y San Ig­na­cio.

Ocu­pa el an­ti­guo si­tio del Con­ven­to de San­to Do­min­go per­te­ne­cien­te a la Or­den de los Pa­dres Do­mi­ni­cos, y lu­gar de asien­to de la primera uni­ver­si­dad de la Is­la fun­da­da el 5 de enero de 1728. El edi­fi­cio man­tie­ne la fa­cha­da ori­gi­nal así co­mo una ré­pli­ca de la to­rre de la cam­pa­na. Mien­tras que su Au­la Mag­na ate­so­ra el pri­mer es­cu­do que os­ten­tó la ca­sa de al­tos es­tu­dios.

Ac­tual­men­te es se­de de la Aca­de­mia Cu­ba­na de la Len­gua y de la Aca­de­mia de His­to­ria de Cu­ba, del Ar­chi­vo His­tó­ri­co de la Ofi­ci­na del His­to­ria­dor de la Ciu­dad, así co­mo de su Bi­blio­te­ca His­tó­ri­ca, del Co­le­gio Uni­ver­si­ta­rio San Ge­ró­ni­mo de La Ha­ba­na, del Ga­bi­ne­te de Mú­si­ca An­ti­gua Es­te­ban Sa­las, de la Se­de del Con­jun­to de Mú­si­ca An­ti­gua Ars Lon­ga, del Mu­seo de la Uni­ver­si­dad y de va­rios ta­lle­res de res­tau­ra­ción.

Ho­tel Am­bos Mun­dos Obis­po No. 153, esq. Mer­ca­de­res, Telf. 07 860 9530

Edi­fi­cio cons­trui­do en­tre los años 20 y 30 del pa­sa­do si­glo. Fue si­tio de des­can­so ha­bi­tual del es­cri­tor nor­te­ame­ri­cano Er­nerst He­ming­way, quien hi­zo su­ya la ha­bi­ta­ción No. 511. La ha­bi­ta­ción es hoy un pe­que­ño mu­seo que guar­da los mue­bles ori­gi­na­les y al­gu­nos ob­je­tos del es­cri­tor traí­dos des­de su re­si­den­cia Fin­ca Vi­gía.

Mu­seo del Ta­ba­co y Ca­sa del Ha­bano Mer­ca­de­res No. 120, en­tre Obis­po y Obra­pía, Telf. 07 861 5795

Mues­tra la his­to­ria del desa­rro­llo de la in­dus­tria ta­ba­ca­le­ra en la Is­la y sus prin­ci­pa­les mar­cas. En su tien­da pue­den ad­qui­rir­se ejem­pla­res de las me­jo­res vi­to­las y mar­cas de Ha­ba­nos.

Ha­ba­na 1791 Mer­ca­de­res No. 156, esq. Obra­pía, Telf. 07 861 3525

Fac­to­ría de per­fu­mes ar­te­sa­na­les don­de su pue­den ad­qui­rir fra­gan­cias he­chas por en­car­go, así co­mo apre­ciar uten­si­lios em­plea­dos en la fa­bri­ca­ción de per­fu­mes du­ran­te los si­glos pa­sa­dos.

Mu­seo del Cho­co­la­te Mer­ca­de­res No. 255 esq. Amar­gu­ra, Telf. 07 801 1431

Es­qui­na de la Cruz Ver­de, primera pa­ra­da de la pro­ce­sión del Via Cru­cis du­ran­te la Co­lo­nia. Ac­tual­men­te el edi­fi­cio allí en­cla­va­do aco­ge el Mu­seo Tien­da del Cho­co­la­te, que ex­hi­be ob­je­tos re­la­cio­na­dos con el desa­rro­llo de las in­dus­trias ca­cao­te­ra y cho­co­la­te­ras en el mun­do.

PLA­ZA VIE­JA Úl­ti­ma de las pla­zas prin­ci­pa­les cons­trui­das en la ciu­dad, fue edi­fi­ca­da con fi­nes pu­ra­men­te co­mer­cia­les y se es­ta­ble­ció a fi­nes del si­glo XVII con el nom­bre de “Pla­za Nue­va”. Ha­cia el si­glo XIX per­dió su de­no­mi­na­ción pa­ra ad­qui­rir el nom­bre de Pla­za Vie­ja.

Es la úni­ca de las pla­zas de la ciu­dad que no po­see una igle­sia, de­bi­do a que en es­ta se ubi­ca­ba el mer­ca­do de es­cla­vos. Hoy al­ber­ga es­ta­ble­ci­mien­tos gas­tro­nó­mi­cos, si­tios de in­te­rés his­tó­ri­co, so­cial, co­mer­cial y ar­tís­ti­co. Ha si­do re­cien­te­men­te re­co­men­da­da por Tri­pad­vi­sor co­mo uno de los me­jo­res lu­ga­res pa­ra vi­si­tar en La Ha­ba­na. El pro­ce­so de res­tau­ra­ción a la que ha si­do so­me­ti­da le ha de­vuel­to el es­plen­dor, in­clu­so fue re­cons­trui­da la fuen­te de már­mol de Ca­rra­ra di­se­ña­da por el ita­liano Gior­gio Mas­sa­ri, que ocu­pa su cen­tro.

Edi­fi­cio Gó­mez Vi­la, Cá­ma­ra Os­cu­ra Te­nien­te Rey, esq. Mer­ca­de­res, Telf. 07 866 4461

Es el edi­fi­cio más al­to de la pla­za y en su úl­ti­mo pi­so se ubi­ca la Cá­ma­ra 0scu­ra. Ba­sa­da en un efec­to óp­ti­co, per­mi­te la

re­fle­xión de imá­ge­nes de 360° en una pan­ta­lla cón­ca­va blan­ca ubi­ca­da en un cuar­to com­ple­ta­men­te a os­cu­ras. Ge­me­la de la To­rre de Ta­vi­ra en Cá­diz, es la primera de su ti­po en Amé­ri­ca.

Pla­ne­ta­rio de La Ha­ba­na Mer­ca­de­res No. 309 en­tre Te­nien­te Rey y Mu­ra­lla, Telf. 07 801 8544

Cuen­ta con un pro­yec­tor de 6 500 es­tre­llas si­tua­do en el in­te­rior del Tea­tro Es­pa­cial, enor­me es­fe­ra que re­pre­sen­ta al Sol con ca­pa­ci­dad pa­ra 65 per­so­nas, y que se ubi­ca en el cen­tro de un mo­de­lo a es­ca­la del Sis­te­ma So­lar. El mo­derno equi­pa­mien­to, do­na­do por el Go­bierno de Ja­pón, es­tá com­ple­men­ta­do por di­ver­sas sa­las que ex­pli­can el sur­gi­mien­to y evo­lu­ción del uni­ver­so.

Ca­sa del Con­de de Ca­sa de Lom­bi­llo, Fac­to­ría Pla­za Vie­ja y Ca­sa de la Mal­ta San Ig­na­cio No. 368, en­tre Te­nien­te Rey y Mu­ra­lla, Telf. 07 801 8453

Po­pu­lar fac­to­ría de cer­ve­za y mal­tas ar­te­sa­na­les, que ofre­ce ser­vi­cios co­mo bar res­tau­ran­te. La am­bien­ta­ción per­mi­te dis­fru­tar de las vis­tas de la pla­za mien­tras se es­cu­cha mú­si­ca cu­ba­na.

CA­LLE OFI­CIOS Tien­da Mu­seo del Re­loj Cuer­vo y So­bri­nos Ofi­cios esq. Mu­ra­lla, Telf. 07 864 9515

Lo­cal que fun­cio­na co­mo tien­da y mu­seo de relojes y plu­mas de lu­jo fa­bri­ca­das por la com­pa­ñía sui­za-ita­lia­na Cuer­vo y So­bri­nos, ra­di­ca­da en Cu­ba des­de 1882. Tam­bién po­see un pe­que­ño ca­fé de es­ti­lo clá­si­co.

Mu­seo Pa­la­cio de Go­bierno Ofi­cios No. 211, esq. Mu­ra­lla, Telf. 07 863 4358

Edi­fi­cio de­ci­mo­nó­ni­co de es­ti­lo clá­si­co que aco­gió la se­de de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes. Pos­te­rior­men­te fue em­plea­do co­mo Mi­nis­te­rio de Edu­ca­ción en­tre 1929 y 1960, y lue­go del Triun­fo de la Re­vo­lu­ción sir­vió co­mo se­de al Po­der Po­pu­lar Mu­ni­ci­pal. Ac­tual­men­te es un mu­seo que guar­da in­tere­san­tes co­lec­cio­nes re­la­cio­na­das a sus an­te­rio­res usos, así co­mo el ga­bi­ne­te del Pre­si­den­te del Se­na­do con su mo­bi­lia­rio ori­gi­nal.

Mu­seo Co­che Pre­si­den­cial Ofi­cios y Chu­rru­ca

Va­gón de fe­rro­ca­rril que sir­vió co­mo co­che pre­si­den­cial a 5 pre­si­den­tes de la Re­pú­bli­ca, ini­cian­do con To­más Es­tra­da Pal­ma en 1902. Ubi­ca­do so­bre rie­les en me­dio a la en­tra­da del pe­que­ño ca­lle­jón de Chu­rru­ca, mues­tra a los vi­si­tan­tes el lu­jo y co­mo­di­dad con que via­ja­ban en tren los pre­si­den­tes.

PLA­ZA DE SAN FRAN­CIS­CO Ac­tual­men­te co­no­ci­da co­mo “Pla­za de las Pa­lo­mas”. Du­ran­te el si­glo XVI el área fue la fron­te­ra con el mar. Desem­pe­ñó un im-

por­tan­te pa­pel en el desa­rro­llo del co­mer­cio por ser la prin­ci­pal zo­na de des­car­ga y car­ga de mer­can­cías, así co­mo pa­ra el reabas­te­ci­mien­to de los bar­cos mer­can­tes.

To­mó su nom­bre de un pe­que­ño con­ven­to fran­cis­cano em­pla­za­do en la zo­na, que con el pa­so del tiem­po evo­lu­cio­nó has­ta con­ver­tir­se en el ma­jes­tuo­so edi­fi­cio ac­tual. Al­re­de­dor de la pla­za co­men­za­ron a apa­re­cer mue­lles, ar­chi­vos de es­cri­ba­nos, re­si­den­cias de no­ta­bles ve­ci­nos, ins­ti­tu­cio­nes gu­ber­na­men­ta­les, así co­mo las ca­sas del ca­bil­do, el go­bierno y la cár­cel, que per­ma­ne­cie­ron allí has­ta 1792, año en que fue­ron tras­la­da­das a la Pla­za de Ar­mas.

Fuen­te de los Leo­nes Ubi­ca­da en unos de los la­dos de la pla­za, fue co­lo­ca­da en su si­tio en 1836. Di­se­ña­da por el es­cul­tor ita­liano Giu­sep­pe Gag­gi­ni, es­tá es­cul­pi­da en már­mol blan­co de Ca­rra­ra con es­ti­lo clá­si­co.

Lon­ja del Co­mer­cio Lam­pa­ri­lla No. 2, esq. Ofi­cios, Telf. 07 866 9588

La edi­fi­ca­ción de cin­co pi­sos de es­ti­lo clá­si­co da­ta de 1907, fue cons­trui­do co­mo un mo­derno cen­tro de ne­go­cios que des­de su fun­da­ción aco­gió im­por­tan­tes com­pa­ñías, em­pre­sas y ofi­ci­nas. Es­tá re­ma­ta­do por una im­po­nen­te cú­pu­la en cu­ya ci­ma fue co­lo­ca­da una es­ta­tua de Mer­cu­rio, dios ro­mano del co­mer­cio, los men­sa­je­ros y los la­dro­nes.

Igle­sia Con­ven­to de San Fran­cis­co de Asís, Mu­seo de Ar­te Sa­cro Ofi­cios No. 201 en­tre Amar­gu­ra y Te­nien­te Rey, Telf. 07 862 3467

Su cons­truc­ción ini­ció en 1719 y ter­mi­nó en 1730, en es­ti­lo ba­rro­co, po­see una to­rre cam­pa­na­rio de 40 m de al­tu­ra, que du­ran­te mu­cho tiem­po fue el pun­to más al­to de la ciu­dad. Even­tual­men­te fue consagrada co­mo la igle­sia prin­ci­pal de la ciu­dad, des­de allí par­tía ca­da vier­nes san­to la pro­ce­sión del Via Cru­cis.

Ac­tual­men­te su am­plia na­ve cen­tral aco­ge una de las sa­las de con­cier­to más im­por­tan­tes de la ciu­dad y El Mu­seo de Ar­te Sa­cro, úni­co de su ti­po en el país. Ex­po­ne ves­tua­rios, sa­gra­rios, bácu­los y cá­li­ces, per­te­ne­cien­tes a al­gu­nas de las pri­me­ras igle­sias de la vi­lla, ade­más de mos­trar los en­te­rra­mien­tos de per­so­na­jes ilus­tres de la ciu­dad a tra­vés de cla­ra­bo­yas ubi­ca­das en el sue­lo.

Des­de la to­rre se pue­de apre­ciar una in­tere­san­te pa­no­rá­mi­ca de la ciu­dad. Jus­to fren­te a la puer­ta prin­ci­pal de San Fran­cis­co fue ubi­ca­da una es­ta­tua a ta­ma­ño na­tu­ral del Ca­ba­lle­ro de Pa­rís, rea­li­za­da por el es­cul­tor Jo­sé Vi­lla So­be­rón, enig­má­ti­co per­so­na­je ca­lle­je­ro de­ve­ni­do sím­bo­lo de la ciu­dad, se ha ex­ten­di­do la creen­cia de que to­car su de­do ín­di­ce da bue­na suer­te.

Jar­dín Ma­dre Te­re­sa de Cal­cu­ta Ubi­ca­do en el la­do nor­te del ba­sí­li­ca, fue con­sa­gra­do a la Ma­dre Te­re­sa de Cal­cu­ta en su apa­ci­ble am­bien­te des­can­san im­por­tan­tes per­so­na­li­da­des de la cul­tu­ra cu­ba­na. En él se ubi­ca tam­bién una pe­que­ña Igle­sia Or­to­do­xa Grie­ga (San Pe­dro y Chu­rru­ca/ Telf. 07 862 6710) inau­gu­ra­da en 2004.

PLA­ZA DEL SAN­TO CRIS­TO DEL BUEN VIA­JE Com­pren­di­da en­tre las Ca­lles Te­nien­te Rey, Ber­na­za, Lam­pa­ri­lla y Vi­lle­gas

Sur­gi­da en el año 1640, a un la­do de la er­mi­ta del mis­mo

nom­bre, tam­bién lla­ma­da del “Hu­mi­lla­de­ro”, pues era la es­ta­ción fi­nal de la pro­ce­sión del Via Cru­cis. Lue­go de ser­vir un tiem­po co­mo pla­za del mer­ca­do, en el si­glo XIX ad­qui­rió el nom­bre de “Par­que Michelena”, de­no­mi­na­ción que per­ma­ne­ció has­ta el si­glo XX.

En la dé­ca­da del 80 del pa­sa­do si­glo se rea­li­za­ron al­gu­nos tra­ba­jos de res­tau­ra­ción en sus in­me­dia­cio­nes, pe­ro no fue has­ta fe­chas muy re­cien­tes que su en­torno fue com­ple­ta­men­te res­tau­ra­do.

Igle­sia del San­to Cris­to del Buen Via­je Vi­lle­gas en­tre Amar­gu­ra y Lam­pa­ri­lla, Telf. 07 863 1767

La edi­fi­ca­ción ac­tual da­ta de 1732, aun­que su em­pla­za­mien­to ori­gi­nal fue en 1640 con la fun­da­ción de una er­mi­ta en el lu­gar por los fran­cis­ca­nos. To­mó su nom­bre por la cos­tum­bre de los ma­ri­nos de di­ri­gir­se has­ta allí pa­ra re­zar por te­ner bue­nos via­jes.

Dro­gue­ría Sa­rrá, Mu­seo de la Far­ma­cia Ha­ba­ne­ra Te­nien­te Rey No. 261, en­tre Com­pos­te­la y Ha­ba­na, Telf. 07 866 7554

An­ti­gua far­ma­cia que con­ser­va aún sus fun­cio­nes. Ex­hi­be nu­me­ro­sas co­lec­cio­nes de ins­tru­men­tal pro­pio de es­te ti­po de es­ta­ble­ci­mien­tos, así co­mo al­gu­nos me­di­ca­men­tos e hier­bas me­di­ci­na­les con­ser­va­das. Jun­to a la Far­ma­cia Dro­gue­ría Ta­que­chel (Obis­po No. 155, en­tre Mer­ca­de­res y San Ig­na­cio/ Telf. 07 801 7286), y la Dro­gue­ría Jhon­son (Obis­po No. 361/ Telf. 07 862 3057) con­for­man el Mu­seo de la Far­ma­cia Ha­ba­ne­ra, in­tere­san­te con­jun­to que per­mi­te co­no­cer la in­dus­tria far­ma­céu­ti­ca cu­ba­na des­de los tiem­pos de la Co­lo­nia a la ac­tua­li­dad.

CA­LLE EGI­DO Par­que del Agri­men­sor Zu­lue­ta, en­tre Mi­sión y Ar­se­nal

Ubi­ca­do fren­te a la en­tra­da la­te­ral de la Es­ta­ción Cen­tral de Fe­rro­ca­rril de La Ha­ba­na, aco­ge el mo­nu­men­to a los agri­men­so­res, así co­mo una im­por­tan­te mues­tra de an­ti­guas lo­co­mo­to­ras res­tau­ra­das, em­plea­das en la in­dus­tria azu­ca­re­ra du­ran­te si­glos pa­sa­dos.

El Ar­se­nal y la Puer­ta de la Te­na­za Egi­do, en­tre Mi­sión y Fun­di­ción

Res­tos con­ser­va­dos del an­ti­guo ar­se­nal de la mu­ra­lla de La Ha­ba­na. La Puer­ta de la Te­na­za es úni­ca puer­ta que per­ma­ne­ce en pie de las nue­ve que po­seía la mu­ra­lla. Una tar­ja co­lo­ca­da en uno de los la­dos del mu­ro que la sos­tie­ne, mues­tra un ma­pa de la an­ti­gua ciu­dad amu­ra­lla­day sus ca­rac­te­rís­ti­cas.

Mu­seo Ca­sa Na­tal de Jo­sé Mar­tí Leo­nor Pé­rez No. 312, esq. Egi­do, Telf. 07 861 3778

Mu­seo de­di­ca­do a la fi­gu­ra de Jo­sé Mar­tí, ate­so­ra im­por­tan­tes ob­je­tos per­te­ne­cien­tes al Hé­roe Na­cio­nal de Cu­ba y su fa­mi­lia. Po­see las fun­cio­nes de cen­tro cul­tu­ral, pues en su es­pa­cio­so pa­tio la­te­ral se rea­li­zan múl­ti­ples ac­ti­vi­da­des cul­tu­ra­les des­ti­na­das a la co­mu­ni­dad.

AVE­NI­DA DEL PUER­TO Cen­tro Cul­tu­ral Al­ma­ce­nes de San Jo­sé De­sam­pa­ra­dos y San Ig­na­cio, Telf. 07 864 7793

Ma­yor mer­ca­do de ar­tes, ar­te­sa­nías y an­ti­güe­da­des de la ciu­dad. Ocu­pa un com­ple­jo de enor­mes na­ves an­ti­gua­men­te per­te­ne­cien­tes al puer­to, que tras una ri­gu­ro­sa re­pa­ra­ción brin­dan un agra­da­ble es­pa­cio fren­te al mar. El vi­si­tan­te pue­de apre­ciar en su en­tra­da al­gu­nas lo­co­mo­to­ras an­ti­guas.

Igle­sia San Fran­cis­co de Paula San Ig­na­cio y Leo­nor Pé­rez, Telf. 07 860 4210 Ubi­ca­da en el ex­tre­mo sur de la Ala­me­da de Paula. Fue re­cien­te­men­te res­tau­ra­da y con­ver­ti­da en una ma­ra­vi­llo­sa sa­la de con­cier­tos, se­de del Con­jun­to de Mú­si­ca An­ti­gua Ars Lon­ga, es una de las prin­ci­pa­les sa­las de con­cier­to de la ciu­dad.

Ala­me­da de Paula Pri­mer pa­seo cons­trui­do en la ciu­dad, dis­cu­rre pa­ra­le­lo a la cos­ta des­de la ca­lle Luz, has­ta Leo­nor Pé­rez. Ac­tual­men­te con­ver­ti­do en un her­mo­so pa­seo pea­to­nal, es­tá ilu­mi­na­do por ela­bo­ra­das fa­ro­las de hie­rro y es­tá de­li­mi­ta­do por mu­ros ba­jos de pie­dra y enrejados que la ais­lan del trá­fi­co. En su cen­tro se en­cuen­tra la Co­lum­na de O´don­nell eri­gi­da en 1847 por el Ca­pi­tán Ge­ne­ral Leo­pol­do O´don­nell, en honor a la ma­ri­na es­pa­ño­la. Mo­nu­men­to de már­mol, re­ma­ta­do por la efi­gie de un león, es­tá or­na­men­ta­do con te­mas mi­li­ta­res y en su ba­se po­see una fuen­te.

Sa­gra­da Ca­te­dral Or­to­do­xa Ru­sa San Pe­dro No. 307, esq. Ave. del Puer­to, Telf. 07 84 7962

Ofi­cial­men­te co­no­ci­da co­mo Igle­sia de la Virgen Ma­ría de Ka­zán, fue inau­gu­ra­da en 2008. Ca­rac­te­ri­za­da por las do­ra­das cú­pu­las en for­ma de bul­bos que co­ro­nan sus to­rres, po­see mag­ní­fi­cos al­ta­res en su in­te­rior, que atrae por su pe­cu­liar or­na­men­ta­ción bi­zan­ti­na.

Mu­seo del Ron Ha­va­na Club Ave. del Puer­to No. 262, en­tre Sol y Mu­ra­lla, Telf. 07 861 8051

Ubi­ca­do en la an­ti­gua ca­sa del Con­de de la Mor­te­ra, pro­pi­cia un in­tere­san­te re­co­rri­do por el desa­rro­llo de la in­dus­tria ro­ne­ra cu­ba­na. Ex­hi­be una im­pre­sio­nan­te ma­que­ta de una fá­bri­ca de azú­car así co­mo uten­si­lios y he­rra­mien­tas pro­pias de la In­dus­tria. Cuen­ta con 5 sa­las es­pe­cia­li­za­das así co­mo con una tien­da y un bar don­de se pue­den de­gus­tar coc­te­les tí­pi­cos de la Is­la.

CA­LLE ZU­LUE­TA (AGRA­MON­TE) Y MON­SE­RRA­TE (AVE­NI­DA DE LAS MI­SIO­NES) Ca­lle­jón de los Pe­lu­que­ros Aguiar en­tre Pe­ña Po­bre y Cap­de­vi­la En 2012 fue con­ver­ti­do en el Ca­lle­jón de los Pe­lu­que­ros, se­de del Pro­yec­to Co­mu­ni­ta­rio Ar­te Cor­te. Ins­pi­ra­do y desa­rro­lla­do por Gil­ber­to Va­lla­da­res (Pa­pi­to), es un her­mo­so es­pa­cio ur­bano don­de aflo­ran ca­fés, pe­que­ños res­tau­ran­tes, es­cue­las y mu­seos.

Pla­zue­la del Án­gel e Igle­sia del San­to Án­gel Cus­to­dio Cuar­te­les y Com­pos­te­la

Ubi­ca­da en la Lo­ma del Án­gel, co­no­ci­do em­pla­za­mien­to de la ciu­dad por en­con­trar­se en él la Igle­sia ho­mó­ni­ma in­mor­ta­li­za­da por Ci­ri­lo Vi­lla­ver­de en su no­ve­la “Ce­ci­lia Val­dés”, y por ser la igle­sia de bau­tis­mo de Jo­sé Mar­tí. Pin­to­res­co es­pa­cio ci­ta­dino ca­rac­te­ri­za­do por los ca­fés que bor­dean sus ca­lles y por la his­to­ria que re­fle­ja, po­see un bus­to del es­cri­tor Ci­ri­lo Vi­lla­ver­de y sir­ve de an­te­sa­la a la igle­sia neo­gó­ti­ca que la pre­si­de.

Ba­luar­te del Án­gel Re­fu­gio, en­tre Zu­lue­ta y Mon­se­rra­te

Eri­gi­do co­mo par­te de las mu­ra­llas de la ciu­dad en 1680, fue uno de los frag­men­tos que so­bre­vi­vió a su pos­te­rior de­mo­li­ción.

Pa­la­cio Pre­si­den­cial, Mu­seo de la Re­vo­lu­ción Re­fu­gio No. 1, en­tre Zu­lue­ta y Mon­se­rra­te, Telf. 07 801 5493

Edi­fi­cio ter­mi­na­do en 1920 de es­ti­lo ecléc­ti­co y am­bien­ta­do en su in­te­rior por la fir­ma nor­te­ame­ri­ca­na Tiffany´s, po­see im­pre­sio­nan­tes y lu­jo­sos sa­lo­nes pro­pios de la re­si­den­cia de los pre­si­den­tes de la Re­pú­bli­ca. Ac­tual­men­te aco­ge el Mu­seo de la Re­vo­lu­ción y ex­hi­be en sus sa­las una am­plia co­lec­ción que ilus­tra la úl­ti­ma eta­pa de lu­chas por la in­de­pen­den­cia de Cu­ba.

Me­mo­rial Gran­ma Re­fu­gio No. 1, en­tre Zu­lue­ta y Mon­se­rra­te

Ubi­ca­do en la par­te tra­se­ra del Mu­seo de la Re­vo­lu­ción, con­ser­va en­tre sus prin­ci­pa­les pie­zas el Ya­te Gran­ma, na­ve en que se tras­la­da­ron des­de Mé­xi­co los jó­ve­nes que die­ron ini­cio a la lu­cha re­vo­lu­cio­na­ria en 1957. Del mis­mo mo­do ex­hi­be vehícu­los y avio­nes em­plea­dos en di­fe­ren­tes ac­cio­nes de la lu­cha clan­des­ti­na en las ciu­da­des.

Mu­seo Na­cio­nal de Be­llas Ar­tes (Edi­fi­cio de Ar­te Cu­bano) Tro­ca­de­ro, en­tre Zu­lue­ta y Mon­se­rra­te, Telf. 07 863 9484

Mo­derno edi­fi­cio or­na­men­ta­do con es­cul­tu­ras de la ar­tis­ta cu­ba­na Ri­ta Lon­ga, ex­hi­be un com­ple­to es­pec­tro de las be­llas ar­tes cu­ba­nas a tra­vés de sus nu­me­ro­sas ex­po­si­cio­nes per­ma­nen­tes y tran­si­to­rias, que ex­po­nen obras des­de los pri­me­ros tiem­pos de la Co­lo­nia y la for­ma­ción de la Aca­de­mia Cu­ba­na has­ta la con­tem­po­ra­nei­dad. Des­ta­can en­tre sus prin­ci­pa­les pie­zas, “Gi­ta­na Tro­pi­cal” del pin­tor cu­bano Víc­tor Ma­nuel y “La Si­lla” del mun­dial­men­te co­no­ci­do Wil­fre­do Lam.

Edi­fi­cio Ba­car­dí Mon­se­rra­te No. 261, en­tre Em­pe­dra­do y San Juan de Dios

An­ti­guo cuar­tel ge­ne­ral de la mar­ca de ron Ba­car­dí, es con­si­de­ra­do una jo­ya del art de­có cu­bano. Su cons­truc­ción cul­mi­nó en di­ciem­bre de 1929 y en aquel en­ton­ces fue ca­li­fi­ca­do co­mo uno de los edi­fi­cios más mo­der­nos y her­mo­sos de la ciu­dad. Su fa­cha­da tra­ba­ja­da en gra­ni­to ro­jo de Ba­vie­ra con mo­ti­vos flo­ra­les y nin­fas grie­gas, es­tá re­ma­ta­da por una to­rre­ci­lla es­ca­lo­na­da que tie­ne en su cús­pi­de un mur­cié­la­go so­bre una

es­fe­ra lu­mí­ni­ca ro­ja, sím­bo­lo de la mar­ca Ba­car­dí. Ac­tual­men­te el edi­fi­cio aco­ge di­ver­sas ofi­ci­nas per­te­ne­cien­tes a em­pre­sas cu­ba­nas y ex­tran­je­ras.

El Flo­ri­di­ta Mon­se­rra­te esq. Obis­po

Fa­mo­so res­tau­ran­te bar, qui­zás el más an­ti­guo del mun­do, fun­da­do en 1817 ba­jo el nom­bre de “La Piña de Pla­ta”, es mun­dial­men­te co­no­ci­do por ser la cu­na del dai­qui­rí, be­bi­da pre­fe­ri­da del es­cri­tor nor­te­ame­ri­cano Er­nest He­ming­way, asi­duo del lo­cal. Ac­tual­men­te man­tie­ne sus fun­cio­nes y ex­hi­be una es­ta­tua de He­ming­way en la es­qui­na de la ba­rra don­de so­lía co­lo­car­se.

Tea­tro Mar­tí Dra­go­nes esq. Zu­lue­ta

Co­no­ci­do co­mo el “Tea­tro de las Cien Puer­tas”, fue re­cien­te­men­te rei­nau­gu­ra­do tras lar­gos años de re­cons­truc­ción. Cé­le­bre por aco­ger im­por­tan­tes pre­sen­ta­cio­nes ar­tís­ti­cas, su no­ta­ble va­lor his­tó­ri­co lo con­vier­ten en un si­tio fun­da­men­tal pa­ra la his­to­ria de Cu­ba, pues en sus sa­lo­nes fue fir­ma­da la cons­ti­tu­ción de la Re­pú­bli­ca en 1901.

PA­SEO DEL PRA­DO (PA­SEO DE MAR­TÍ)

Cas­ti­llo de San Sal­va­dor de la Pun­ta Ave. del Puer­to No. 1 y Pra­do, Telf. 07 860 3195

Cons­trui­do por el ar­qui­tec­to Juan Bau­tis­ta An­to­ne­lli al­re­de­dor de 1593, co­mo par­te del pri­mer sis­te­ma de­fen­si­vo de la ciu­dad, aco­gió des­de 2002, en su an­ti­guo al­ma­cén de pertrechos, las pie­zas de ar­queo­lo­gía su­ba­cuá­ti­ca en­con­tra­das al nor­te de las pro­vin­cias Pi­nar del Río y La Ha­ba­na. Du­ran­te un tiem­po fun­cio­nó co­mo mu­seo, pe­ro tras el pa­so del hu­ra­cán Wil­ma es­tá so­me­ti­do a una ri­gu­ro­sa res­tau­ra­ción con el fin de con­ver­tir­lo en un mu­seo ar­queo­ló­gi­co.

Pa­seo del Pra­do Dis­cu­rre des­de Ma­le­cón has­ta la ca­lle Mon­te

Su cons­truc­ción fue ini­cia­da por el Mar­qués de la To­rre en 1772 y cul­mi­nó en 1852. Des­de sus ini­cios des­pla­zó co­mo eje de la vi­da so­cial a los otros pa­seos de la ciu­dad. A su al­re­de­dor se con­gre­ga­ron las ca­sas de los más no­ta­bles per­so­na­jes de la ciu­dad. Po­see 1 km de lar­go y sus tra­mos es­tán re­guar­da­dos por 8 leo­nes de bron­ce.

En 1929 ad­qui­rió su fi­so­no­mía ac­tual tras una re­mo­de­la­ción que le otor­gó al­tu­ra al pa­seo cen­tral que­dan­do ilu­mi­na­do por ela­bo­ra­das fa­ro­las y ador­na­do por ban­cos de pie­dra y pi­sos de gra­ni­to. En su ex­tre­mo nor­te se ubi­ca una es­ta­tua del poe­ta y pa­trio­ta cu­bano Juan Cle­men­te Ze­nea.

Ho­tel Se­vi­lla Tro­ca­de­ro No. 55, en­tre Pra­do y Mon­se­rra­te

Edi­fi­cio ins­pi­ra­do en el Pa­tio de los Leo­nes del Pa­la­cio de la Al­ham­bra. El ho­tel abrió sus puer­tas en 1908 y de ma­ne­ra inin­te­rrum­pi­da ha man­te­ni­do su ser­vi­cio, aco­gien­do al­gu­nas de las fi­gu­ras más im­por­tan­tes que han vi­si­ta­do la Is­la. Su galería mues­tra una co­lec­ción de fo­to­gra­fías en blan­co y ne­gro de sus más dis­tin­gui­dos hués­pe-

des en­tre los que se cuen­tan Jo­sep­hi­ne Ba­ker, el bo­xea­dor Joe Louis y Al Ca­po­ne, quien ocu­pó el sex­to pi­so com­ple­to.

Par­que Cen­tral Ro­dea­do por las ca­lles Zu­lue­ta, Pra­do, Nep­tuno y San Mar­tín

Es­pa­cio­so par­que de­ve­ni­do en epi­cen­tro de la vi­da en­tre los mu­ni­ci­pios más an­ti­guos de la ciu­dad. Re­fu­gio de los fa­ná­ti­cos de la pe­lo­ta. Re­cien­te­men­te ha si­do res­tau­ra­do su sis­te­ma de fuen­tes y lu­mi­na­rias. En su ve­ge­ta­ción des­ta­can las pal­mas reales que bor­dean la es­ta­tua de Jo­sé Mar­tí co­lo­ca­da en su cen­tro en 1905, obra del es­cul­tor Jo­sé Vilalta.

Mu­seo Na­cio­nal de Be­llas Ar­tes (Edi­fi­cio de Ar­te Universal) San Rafael, en­tre Zu­lue­ta y Mon­se­rra­te, Telf. 07 862 0140

Ocu­pa el in­mue­ble del an­ti­guo Cen­tro As­tu­riano de La Ha­ba­na. El edi­fi­cio de­co­ra­do con mo­ti­vos neo­clá­si­cos fue eri­gi­do en 1885 y re­cons­trui­do en es­ti­lo re­na­cen­tis­ta en 1927. Po­see im­por­tan­tes co­lec­cio­nes de ar­te egip­cio, grie­go y ro­mano, así co­mo co­lec­cio­nes de ar­tes plás­ti­cas de di­fe­ren­tes la­ti­tu­des, que in­clu­ye gran­des maes­tros de la pin­tu­ra co­mo Ve­láz­quez, Go­ya y Mu­ri­llo.

Gran Tea­tro Ali­cia Alon­so Pra­do No. 452, en­tre San Rafael y San Mar­tín, Telf. 07 861 3077

Ori­gi­nal­men­te cons­trui­do en 1837 co­mo Tea­tro Ta­cón, don­de se pre­sen­ta­ron gran­des ar­tis­tas de la es­ce­na mun­dial co­mo En­ri­co Ca­ru­so y Sa­rah Ben­hardt. El ac­tual edi­fi­cio neo­ba­rro­co da­ta de 1915 épo­ca en que aco­gía el Cen­tro Ga­lle­go. Hoy es se­de del Ba­llet Na­cio­nal de Cu­ba, y de las ac­tua­cio­nes del Tea­tro Lí­ri­co Na­cio­nal. Fue re­bau­ti­za­do co­mo Gran Tea­tro Ali­cia Alon­so.

Ca­pi­to­lio Na­cio­nal Pra­do, en­tre San Mar­tín y Dra­go­nes, Telf. 07 861 5519

Cons­trui­do en­tre los años 1926 y 1929 co­mo se­de de la Cá­ma­ra de Re­pre­sen­tan­tes y el Se­na­do. Ma­jes­tuo­so edi­fi­cio re­ma­ta­do por una cú­pu­la de 91,73 m de al­tu­ra

que guar­da de­ba­jo de sí la es­ta­tua de La Re­pú­bli­ca, ter­ce­ra es­ta­tua ba­jo te­cho más gran­de del mun­do, es­cul­pi­da en bron­ce y re­cu­bier­ta con lá­mi­nas de oro por An­ge­lo Za­ne­lli, au­tor tam­bién de las es­cul­tu­ras que se ubi­can en su ex­te­rior, el Tra­ba­jo y la Vir­tud Tu­te­lar del Pue­blo.

A los pies de la es­ta­tua de la Re­pú­bli­ca se ubi­ca un dia­man­te de 24 qui­la­tes que per­te­ne­ció a la co­ro­na del Zar Ni­co­lás II de Ru­sia, que in­di­ca el km 0 de la ca­rre­te­ra cen­tral de la Is­la. Mar­ca­do por la be­lle­za y mo­nu­men­ta­li­dad del Ca­pi­to­lio des­ta­ca el Sa­lón de los Pa­sos Per­di­dos, de­no­mi­na­do así por su im­pre­sio­nan­te acús­ti­ca. Ac­tual­men­te aco­ge en una de sus alas res­tau­ra­das la se­de de la Asam­blea Na­cio­nal del Po­der Po­pu­lar.

Fuen­te de la In­dia o de la No­ble Ha­ba­na Pra­do y Dra­go­nes Re­pre­sen­ta la mí­ti­ca fi­gu­ra de la in­dia Ha­ba­na, es­po­sa del Ca­ci­que Ha­ba­gua­nex, quien go­ber­na­ba la zo­na an­tes de la lle­ga­da de Co­lón. Di­se­ña­da y es­cul­pi­da en 1837 por el ar­qui­tec­to ita­liano Giu­sep­pe Gag­gi­ni ba­jo el man­da­to del Con­de de Vi­lla­nue­va, fue cons­trui­da en már­mol blan­co de Ca­rra­ra en es­ti­lo neo­clá­si­co con tres me­tros de al­tu­ra. En su mano de­re­cha por­ta un cuerno de la abun­dan­cia y en la iz­quier­da lle­va un es­cu­do con las ar­mas de la ciu­dad.

Par­que de la Fra­ter­ni­dad Mon­te, Rei­na, Amis­tad y Pra­do

Fue em­pla­za­do en su si­tio ac­tual en 1892, ocu­pan­do los te­rre­nos del an­ti­guo Cam­po de Mar­te, pa­ra con­me­mo­rar el 400 aniver­sa­rio del des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca por Cris­tó­bal Co­lón. Su fi­so­no­mía ac­tual da­ta de 1928 de los tiem­pos de la re­no­va­ción lle­va­da a ca­bo por Jean Clau­de Ni­co­lás Fo­res­tier.

En su cen­tro fue plan­ta­do el 24 de fe­bre­ro de 1928 el Ár­bol de la Fra­ter­ni­dad Ame­ri­ca­na, una cei­ba, pa­ra lo cual se tra­jo tie­rra de to­dos los paí­ses de Amé­ri­ca. Bus­tos de los pró­ce­res de la in­de­pen­den­cia ame­ri­ca­na cir­cun­dan el par­que.

Fá­bri­ca de Ta­ba­co Partagás In­dus­tria No. 520, en­tre Dra­go­nes y Bar­ce­lo­na, Telf. 07 866 8060

Abier­ta en 1843 por el in­mi­gran­te ca­ta­lán Don Jai­me Partagás Ra­ve­lo, el edi­fi­cio de clá­si­co es­ti­lo es­pa­ñol es­tá mar­ca­do por la le­yen­da de que su due­ño va­ga aún por sus sa­lo­nes. La fá­bri­ca se es­pe­cia­li­za en la pro­duc­ción de al­gu­nas mar­ca de los mun­dial­men­te co­no­ci­dos Ha­ba­nos co­mo Mon­te­cris­to y Partagás. Ac­tual­men­te se pue­de re­co­rrer con la ase­so­ría de un guía y del mis­mo mo­do se pue­de vi­si­tar su Ca­sa del Ha­bano pa­ra ad­qui­rir o dis­fru­tar en su pro­pia ca­sa el me­jor ta­ba­co del mun­do.

EL MA­LE­CÓN Inevi­ta­ble cin­ta de con­cre­to co­no­ci­do co­mo el “So­fá de La Ha­ba­na”, fue pro­yec­ta­do en 1857 por Fran­cis­co de Al­bear, pe­ro no fue has­ta 1902 que ini­ció su cons­truc­ción. An­ti­guo asien­to de los ba­ños de mar del li­to­ral ha­ba­ne­ro, que dis­cu­rrían des­de la Pun­ta has­ta la zo­na de San Lá­za­ro en una primera eta­pa. Se ha con­ver­ti­do en una mues­tra del mi­cro­cos­mos de la ciu­dad. Pes­ca­do­res oca­sio­na­les, mú­si­cos ca­lle­je­ros y ven­de­do­res am­bu­lan­tes abun­dan en él a to­da ho­ra. Par­que An­to­nio Ma­ceo Her­mo­so par­que mo­nu­men­to eri­gi­do en 1916 en honor al Ma­yor Ge­ne­ral An­to­nio Ma­ceo Gra­ja­les, pró­cer de la in­de­pen­den­cia de Cu­ba. Ac­tual­men­te es una con­cu­rri­da pla­za em­plea­da por los vi­si­tan­tes pa­ra el des­can­so y la re­la­ja­ción, ade­más de la prác­ti­ca de pa­ti­na­je, ca­poei­ra y ska­te.

To­rreón de San Lá­za­ro Ca­lles San Lá­za­ro y M. Gon­zá­lez

A pe­sar de lu­cir una apa­rien­cia mo­der­na, su cons­truc­ción da­ta de 1665, co­mo par­te del se­gun­do sis­te­ma de­fen­si­vo de la ciu­dad. Ac­tual­men­te for­ma par­te del Sis­te­ma de For­ti­fi­ca­cio­nes de­cla­ra­do por la UNES­CO Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad.

CA­LLE­JÓN DE HA­MEL Ca­lle­jón de Ha­mel en­tre Aramburu y Hos­pi­tal

Ca­lle­jón con­ver­ti­do en un sím­bo­lo de la lo­ca­li­dad por sus ale­go­rías a la re­li­gión afro­cu­ba­na y a los oris­has. Mues­tra her­mo­sos mu­ra­les rea­li­za­dos por el ar­tis­ta Sal­va­dor Gon­zá­lez, quien ins­pi­ra­do en es­ta cul­tu­ra, jun­to a los miem­bros de la co­mu­ni­dad, ha crea­do un es­pa­cio pro­pi­cio pa­ra la di­fu­sión del ar­te y la cul­tu­ra

po­pu­lar. Si se desea dis­fru­tar de un ge­nuino to­que de tam­bor y una ver­da­de­ra rum­ba, es es­te el lu­gar pro­pi­cio pa­ra apren­der y vi­vir es­ta ma­ni­fes­ta­ción de­cla­ra­da Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad en 2016.

PA­SEO DE CAR­LOS III (AVE­NI­DA SAL­VA­DOR ALLEN­DE) Se ex­tien­de des­de las ca­lles Be­las­coaín has­ta la Ave. de Bo­ye­ros

Ter­cer pa­seo cons­trui­do du­ran­te la Co­lo­nia, en­la­za­ba la cre­cien­te ciu­dad con los nue­vos ba­rrios re­si­den­cia­les y las ca­sas quin­tas de Cen­tro Ha­ba­na y El Ve­da­do. Ac­tual­men­te en su en­tra­da se pue­den apre­ciar las dos co­lum­nas que bor­dea­ban su en­tra­da y el pe­des­tal de la es­ta­tua del rey Car­los III.

Igle­sia del Sa­gra­do Co­ra­zón de Je­sús Rei­na, en­tre Pa­dre Va­re­la y Ger­va­sio, Telf. 07 862 4979

Edi­fi­ca­ción de ins­pi­ra­ción gó­ti­ca cons­trui­da en 1922, po­see ele­men­tos gó­ti­cos, ro­má­ni­cos y ecléc­ti­cos. Ador­nan sus mu­ros gár­go­las y gri­fos de ho­rro­ro­so as­pec­to, así co­mo ale­go­rías a la fe cris­tia­na y una enor­me es­ta­tua de Je­sús pre­si­dien­do su fa­cha­da.

EL VE­DA­DO El Ma­le­cón Bor­dean­do el li­to­ral ha­ba­ne­ro des­de la unión de las ca­lles In­fan­ta y 23, jus­to en el fin de La Ram­pa, co­mien­za el Ma­le­cón de El Ve­da­do, que cul­mi­na en el To­rreón de San­ta Do­ro­tea de la Cho­rre­ra (Ma­le­cón y Ca­lle 20) pe­que­ño to­rreón cons­trui­do en 1762 pa­ra res­guar­dar la desem­bo­ca­du­ra del río Al­men­da­res y que hoy es un pe­que­ño res­tau­ran­te.

Ho­tel Na­cio­nal de Cu­ba Ca­lle O y 21, Telf. 07 836 3564

Inau­gu­ra­do en 30 de di­ciem­bre de 1930, po­see un cui­da­do es­ti­lo ecléc­ti­co, des­de su fun­da­ción ha si­do el ho­tel in­sig­nia de Cu­ba. Es­ce­na­rio de in­nu­me­ra­bles acon­te­ci­mien­tos y si­tio de pre­fe­ren­cia de mu­chos de los fa­mo­sos de la es­ce­na mun­dial, su his­to­ria no de­ja de es­tar li­ga­da a la ma­fia y sus épo­cas de ma­yor in­fluen­cia en la Is­la. Pro­cla­ma­do mo­nu­men­to Na­cio­nal en 1998, es­tá si­tua­do en el sa­lien­te cos­te­ro de Pun­ta Bra­va. Ocu­pa el si­tio don­de en el si­glo XVIII se eri­gía la Ba­te­ría de San­ta Cla­ra per­te­ne­cien­te al Sis­te­ma De­fen­si­vo de la ciu­dad. Lu­gar pro­pi­cio pa­ra de­gus­tar un ex­ce­len­te Ha­bano o un re­fres­can­te mo­ji­to, es uno de los si­tios pre­fe­ri­dos por el tu­ris­mo en La Ha­ba­na, ra­zón por la cual fue de­cla­ra­do por la World Tra­vel Group co­mo Ho­tel Lí­der del tu­ris­mo cu­bano des­de 2009.

Ca­ba­ret Pa­ri­sién Ca­lle O esq. 21, Telf. 07 836 3564

Ubi­ca­do den­tro del Ho­tel Na­cio­nal, es uno de los si­tios em­ble­má­ti­cos de la vi­da noc­tur­na ha­ba­ne­ra. Mues­tra un es­pec­ta­cu­lar show cu­bano mar­ca­do por la

bue­na mú­si­ca, el can­to y el bai­le in­ter­pre­ta­do por im­por­tan­tes fi­gu­ras del ca­ba­ret en Cu­ba. Su es­ce­na­rio pro­po­ne ca­da no­che un de­rro­che de ta­len­to y creatividad pen­sa­do pa­ra el dis­fru­te de uno de los me­jo­res y más em­ble­má­ti­cos ca­ba­rets de Cu­ba.

LA RAM­PA Des­de Ma­le­cón has­ta la ca­lle L

En su re­co­rri­do abun­dan los edi­fi­cios de ofi­ci­nas y mi­nis­te­rios, ade­más de clu­bes noc­tur­nos co­mo La Zo­rra y el Cuer­vo, es­pe­cia­li­za­do en espectáculos de jazz; el Pa­be­llón Cu­ba, se­de de la Aso­cia­ción Her­ma­nos Sainz y uno de los prin­ci­pa­les re­cin­tos fe­ria­les ubi­ca­dos en el cen­tro de la ciu­dad.

Al fi­nal de La Ram­pa, vi­nien­do des­de el mar, es­tá el Ci­ne Ya­ra uno de los prin­ci­pa­les cen­tros del Fes­ti­val del Nue­vo Ci­ne La­ti­noa­me­ri­cano y una im­por­tan­te sa­la de ex­po­si­ción del car­tel ci­ne­ma­to­grá­fi­co cu­bano; al otro la­do de la ca­lle 23 se en­cuen­tra uno de los sím­bo­los de la ciu­dad el Ho­tel Ha­ba­na Li­bre Trip (Ca­lle L en­tre 23 y 25/Telf. 07 834 6100), se­de del Ca­ba­ret Tur­quino, úni­co de su ti­po en la ciu­dad que des­ta­ca por sus im­pre­sio­nan­tes vis­tas y por su te­cho des­li­za­ble que per­mi­te dis­fru­tar de espectáculos noc­tur­nos a cie­lo abier­to, en uno de los pun­tos más al­tos de La Ha­ba­na.

UNI­VER­SI­DAD DE LA HA­BA­NA Ca­lle L y San Lá­za­ro, Telf. 07 878 3231

Ini­cial­men­te ubi­ca­da en el Edi­fi­cio San­to Do­min­go, en 1902 fue tras­la­da­da a la Co­li­na de Arós­te­gui, co­no­ci­da tam­bién co­mo la “Lo­ma de la Pi­ro­tec­nia” del ejér­ci­to es­pa­ñol. Por la ca­lle L es­tá la ma­jes­tuo­sa es­ca­li­na­ta, es­ce­na­rio de pro­tes­tas, ac­tos po­lí­ti­cos y ma­ni­fes­ta­cio­nes ju­ve­ni­les des­de sus pri­me­ros tiem­pos. Co­ro­na­da por la es­ta­tua del Al­ma Ma­ter, obra del es­cul­tor Ma­rio Kor­bel ter­mi­na­da en 1919, es sím­bo­lo de la ca­sa de al­tos es­tu­dios que re­ci­be y des­pi­de a sus es­tu­dian­tes en lo al­to de La Co­li­na.

En me­dio del Cam­pus Uni­ver­si­ta­rio se en­cuen­tra la Pla­za Ig­na­cio Agra­mon­te, am­plia­men­te co­no­ci­da co­mo “Pla­za Ca­de­nas”. Edi­fi­cios de es­ti­lo clá­si­co ro­dean la pla­za en­tre los que des­ta­can la Fa­cul­tad de Ma­te­má­ti­ca, que tie­ne en su in­te­rior el Pa­tio de los Lau­re­les, uno de los si­tios más co­no­ci­dos por su sim­bo­lis­mo y ale­go­ría al triun­fo.

Qui­zás el edi­fi­cio más im­pre­sio­nan­te de la Co­li­na sea el Au­la Mag­na, lu­gar de los gran­des acon­te­ci­mien­tos y ri­ca­men­te or­na­men­ta­do con pa­ne­les de már­mol y pin­tu­ras de Armando Me­no­cal. Úl­ti­ma mo­ra­da del Pa­dre Fé­lix Va­re­la, po­see gran im­por­tan­cia his­tó­ri­ca en la lu­cha re­vo­lu­cio­na­ria.

MU­SEO NA­PO­LEÓ­NI­CO San Mi­guel No. 1159, en­tre Ron­da y Ma­són, Telf. 07 879 1412

Per­te­ne­cien­te a la Ofi­ci­na del His­to­ria­dor de la Ciu­dad, mues­tra una de las co­lec­cio­nes más com­ple­tas so­bre la vi­da de Na­po­león Bo­na­par­te con­ser­va­das fue­ra de Eu­ro­pa. Cuen­ta con más de 7 000 pie­zas ate­so­ra­das en una man­sión de es­ti­lo re­na­cen­tis­ta flo­ren­tino de­no­mi­na­da “La Dol­ce Di­mo­ra”, per­te­ne­cien­te a Ores­tes Fe­rra­ra quien fue­se em­ba­ja­dor de Cu­ba en Fran­cia. Fe­rra­ra re­gre­só a la Is­la tra­yen­do con­si­go una con­si­de­ra­ble can­ti­dad de ob­je­tos per­te­ne­cien­tes a Bo­na­par­te, co­mo una más­ca­ra fu­ne­ra­ria de ye­so que le fue rea­li­za­da dos días des­pués de su muer­te, su re­loj de bol­si­llo, un ce­pi­llo de dien­tes, una mue­la, un me­chón de pe­lo y la pis­to­la que em­plea­ra en la ba­ta­lla de Bo­ro­dino. El res­to de las pie­zas ori­gi­na­les y re­pro­duc­cio­nes pro­vie­nen de la co­lec­ción per­so­nal de Ju­lio Lobo, im­por­tan­te mag­na­te azu­ca­re­ro cu­bano.

CA­LLE 17

Mu­seo de Ar­tes De­co­ra­ti­vas Ca­lle 17 No. 502, esq. E, Telf. 07 830 9848

An­ti­gua ca­so­na per­te­ne­cien­te a la aris­to­cra­cia ha­ba­ne­ra, ate­so­ra una de las co­lec­cio­nes más im­por­tan­tes de ar­tes de­co­ra­ti­vas pro­ve­nien­tes de Asia y Eu­ro­pa de los si­glos XVIII, XIX y XX con­ser­va­das en Cu­ba. La ma­jes­tuo­si­dad de su ar­qui­tec­tu­ra, com­bi­na­da con la ex­qui­si­ta cu­ra­du­ría de sus sa­las y co­lec­cio­nes, lo con­vier­ten en un re­fe­ren­te mu­seo­ló­gi­co. En­tre sus pie­zas más va­lio­sas acau­da­la obras de las ma­nu­fac­tu­ras fran­ce­sas Sè­vres, Pa­rís, Chan­tilly y Li­mo­ges y de las in­gle­sas Derby, Chel­sea, Wed­wood, Wor­ces­ter y Staf­fords­hi­re.

Par­que John Len­non Man­za­na com­pren­di­da en­tre las ca­lles 17, 15, 6 y 8

Rei­nau­gu­ra­do en el año 2000, con mo­ti­vo del 20 aniver­sa­rio del ase­si­na­to del mú­si­co bri­tá­ni­co John Len­non, fue co­lo­ca­da una es­ta­tua de ta­ma­ño na­tu­ral del ar­tis­ta, obra del es­cul­tor Jo­sé Vi­lla So­be­rón. Sen­ta­do en un ban­co con la ca­be­za la­dea­da y las pier­nas cru­za­das en ac­ti­tud me­di­ta­bun­da Len­non re­ci­be a los vi­si­tan­tes con la ins­crip­ción Peo­ple say I´m a drea­mer, but I´m not the only one…

AVE­NI­DA DE LOS PRE­SI­DEN­TES (CA­LLE G) Dis­cu­rre des­de Ma­le­cón has­ta la Ave­ni­da Car­los III. To­ma su nom­bre por la gran can­ti­dad de mo­nu­men­tos eri­gi­dos en honor a va­rios pre­si­den­tes de Cu­ba y La­ti­noa­mé­ri­ca em­pla­za­dos a lo lar­go de sus di­fe­ren­tes tra­mos. Es fa­mo­sa por ser el pun­to de reunión de las tri­bus ur­ba­nas que han ocu­pa­do di­ver­sos tra­mos del pa­seo de ma­ne­ra ca­si ofi­cial.

Quin­ta de los Mo­li­nos Je­sús Pe­re­grino y Cal­za­da de In­fan­ta, Telf. 07 879 8850

Eri­gi­da en­tre 1837 y 1840 co­mo quin­ta de re­creo de los Ca­pi­ta­nes Ge­ne­ra­les. To­mó su nom­bre de dos mo­li­nos de ta­ba­co em­pla­za­dos en la zo­na en­tre 1800 y 1835. En 1899 fue de­sig­na­da re­si­den­cia ofi­cial del Ma­yor Ge­ne­ral Má­xi­mo Gó­mez, sien­do con­ver­ti­da con pos­te­rio­ri­dad la ca­sa de vi­vien­da en el Mu­seo Má­xi­mo Gó­mez.

Ac­tual­men­te res­tau­ra­da por la Ofi­ci­na del His­to­ria­dor de la Ciu­dad el com­ple­jo Quin­ta de los Mo­li­nos ha re­to­ma­do sus fun­cio­nes an­te­rio­res co­mo pri­mer Jar­dín Bo­tá­ni­co de La Ha­ba­na. Hoy mues­tra im­pre­sio­nan­tes co­lec­cio­nes de flo­ra y fau­na en­dé­mi­cas y exó­ti­cas, que so­lo se pue­den apre­ciar en sus 4,8 hec­tá­reas de ex­ten­sión. Cuen­ta ade­más con un jar­dín de bon­sáis y con el pri­mer Ma­ri­po­sa­rio de Cu­ba.

Mo­nu­men­to a Jo­sé Mi­guel Gó­mez Ave. de los Pre­si­den­tes y Ca­lle 29

Ini­cia la se­rie de mo­nu­men­tos una ma­jes­tuo­sa co­lum­na­ta eri­gi­da en honor de Jo­sé Mi­guel Gó­mez, se­gun­do pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca. Di­se­ña­do por el es­cul­tor ita­liano Gio­van­ni Nicolini, fue rea­li­za­do en 1936. De mar­ca­do es­ti­lo clá­si­co, es con­si­de­ra­do uno de los con­jun­tos es­cul­tó­ri­cos más be­llos de la ciu­dad.

NE­CRÓ­PO­LIS CRIS­TÓ­BAL CO­LÓN Za­pa­ta esq. 12, Telf. 07 830 5514

Cons­trui­do en­tre los años 1871 y 1886, ha tras­cen­di­do sus fun­cio­nes ne­cro­ló­gi­cas pa­ra con­ver­tir­se en el ma­yor mu­seo a cie­lo abier­to de la ciu­dad. De­cla­ra­do Mo­nu­men­to Na­cio­nal en 1987 ca­da día re­ci­be cien­tos de vi­si­tan­tes. Con 57 hec­tá­reas de ex­ten­sión po­see más de 500 mo­nu­men­tos fu­ne­ra­rios en­tre los que des­ta­can mau­so­leos, ca­pi­llas, tum­bas y ga­le­rías.

Es­tá con­si­de­ra­do co­mo el ce­men­te­rio más gran­de de Amé­ri­ca. Di­vi­di­do en 16 blo­ques a la ma­ne­ra de un cam­pa­men­to mi­li­tar ro­mano, po­see zo­nas bien de­li­mi­ta­das que mar­can la pro­ce­den­cia so­cial de sus ocu­pan­tes, des­ta­cán­do­se así su ave­ni­da cen­tral, Ave. Cris­tó­bal Co­lón, por el Mau­so­leo a los 8 Es­tu­dian­tes de Me­di­ci­na, el Mo­nu­men­to a los Bom­be­ros y el Pan­teón de la Fa­mi­lia Ba­ró que so­bre­sa­le por su es­ti­lo art de­có y por la le­yen­da de amor que en­vuel­ve a sus ocu­pan­tes.

Puer­ta de la Paz En­tra­da prin­ci­pal de la ne­cró­po­lis, es obra del ar­qui­tec­to es­pa­ñol Ca­lix­to de Loi­ra, mien­tras que los re­lie­ves rea­li­za­dos en már­mol de Ca­rra­ra que re­pre­sen­tan la re­su­rrec­ción de Lá­za­ro y la cru­ci­fi­xión de Cris­to fue­ron rea­li­za­dos por el es­cul­tor cu­bano Jo­sé Vilalta. La Puer­ta de la Paz es­tá co­ro­na­da por una ma­ra­vi­llo­sa re­pre­sen­ta­ción de las vir­tu­des teo­ló­gi­cas, la Fe, la Es­pe­ran­za y la Ca­ri­dad, de­ba­jo de la cual se le la Ins­crip­ción la­ti­na JANUA SUM PACIS

La Mi­la­gro­sa Ca­lle 3 y F

La tum­ba más fa­mo­sa del ce­men­te­rio, per­te­ne­cien­te a Ame­lia Goy­ri de Hoz, de­ve­ni­da lue­go de su muer­te en 1901 en “La Mi­la­gro­sa”. De acuer­do a la le­yen­da mu­rió du­ran­te el par­to. Fue en­te­rra­da con la cria­tu­ra en­tre sus pies, y años des­pués, al abrir su sar­có­fa­go, te­nía los res­tos de la cria­tu­ra en­tre los bra­zos. Des­de en­ton­ces se ha con­ver­ti­do en si­tio de cul­to pa­ra mu­chas mu­je­res sin hi­jos que le oran y lle­van ofren­das pa­ra pe­dir el don de la ma­ter­ni­dad.

PLA­ZA DE LA RE­VO­LU­CIÓN Ave. In­de­pen­den­cia y 20 de Ma­yo

La ma­yor pla­za de la ciu­dad y qui­zás uno de los si­tios más co­no­ci­dos por su con­no­ta­ción po­lí­ti­ca en los úl­ti­mos 55 años de his­to­ria de Cu­ba. La idea de la cons­truc­ción de la pla­za sur­gió en la dé­ca­da del 40 del pa­sa­do si­glo y fue ini­cial­men­te co­no­ci­da co­mo “Pla­za Cí­vi­ca” ubi­ca­da en la “Lo­ma de los Ca­ta­la­nes”. Su cons­truc­ción fue con­clui­da tras el Triun­fo de la Re­vo­lu­ción.

Pre­si­di­da por una gi­gan­tes­ca es­ta­tua de Jo­sé Mar­tí, es el pun­to más al­to de la Ca­pi­tal, con una al­tu­ra to­tal de 144,99 m des­de la ba­se a la ci­ma. La to­rre po­see un im­pre­sio­nan­te mi­ra­dor que per­mi­te apre­ciar la ciu­dad en to­do su es­plen­dor.

Me­mo­rial Jo­sé Mar­tí Telf. 07 859 2347

En el área de la ba­se del mo­nu­men­to, con for­ma de estrella de cin­co pun­tas se en­cuen­tra el Me­mo­rial Jo­sé Mar­tí, cen­tro his­tó­ri­co cul­tu­ral inau­gu­ra­do el 27 de enero de 1996, don­de se ate­so­ra la co­lec­ción más com­ple­ta so­bre la vi­da y obra del Hé­roe Na­cio­nal de Cu­ba, ade­más de otros ob­je­tos re­la­cio­na­dos con la his­to­ria pa­tria.

Tea­tro Na­cio­nal de Cu­ba Za­pa­ta y 39, Pla­za de la Re­vo­lu­ción, Telf. 07 878 0771

Cuen­ta con dos gran­des sa­las de­di­ca­das a la me­mo­ria de Fran­cis­co Co­va­rru­bias, fun­da­dor del tea­tro cu­bano y otra consagrada a Ger­tru­dis Gó­mez de Ave­lla­ne­da, fi­gu­ra in­sig­ne del Ro­man­ti­cis­mo cu­bano. Im­por­tan­tes ar­tis­tas cu­ba­nos de­ja­ron su obra en es­te am­plio com­ple­jo que ade­más aco­ge el Ca­fé Can­tan­te Mi Ha­ba­na y el Piano Bar De­li­rio Ha­ba­ne­ro, am­bos im­por­tan­tes cen­tros de la es­ce­na noc­tur­na.

PLA­YA Y MI­RA­MAR 5ta Ave­ni­da Una de las ar­te­rias más her­mo­sas de la ca­pi­tal, dis­cu­rre des­de la sa­li­da del tú­nel de Ma­le­cón por más de 8 km en el re­par­to de Mi­ra­mar. Co­no­ci­da tam­bién co­mo la “Ca­lle de las Em­ba­ja­das”, es­tá flan­quea­da des­de su ini­cio has­ta el fi­nal por em­pre­sas cu­ba­nas y ex­tran­je­ras, em­ba­ja­das y al­gu­nas re­si­den­cias.

Ca­sa de las Te­jas Ver­des Ca­lle 2 No. 315, esq. 5ta Ave., Telf. 07 212 5282

Cons­trui­da en 1926, des­ta­ca por su sin­gu­lar ar­qui­tec­tu­ra y por el co­lor de sus te­chos, úni­co de su ti­po en la ciu­dad. Se­gún cuen­ta la le­yen­da fue edi­fi­ca­da por un im­por­tan­te per­so­na­je de la es­ce­na po­lí­ti­ca de la Is­la pa­ra su aman­te, y el co­lor de la ca­sa ha­cía alu­sión a los ojos de la da­ma. Ac­tual­men­te con­ver­ti­do por la Ofi­ci­na del His­to­ria­dor de la Ciu­dad en un cen­tro de in­ter­pre­ta­ción del di­se­ño y el ar­te mo­derno, brin­da vi­si­tas di­ri­gi­das así co­mo otras ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das a su ra­ma de es­tu­dios.

Mi­ra­mar Tra­de Cen­ter 5ta Ave., en­tre 74 y 78

Com­pues­to por seis mag­ní­fi­cos edi­fi­cios, es el cen­tro neu­rál­gi­co de los ne­go­cios en la Is­la. Se­de de nu­me­ro­sas em­pre­sas ex­tran­je­ras, aco­ge tam­bién va­rias ofi­ci­nas co­mer­cia­les de líneas aé­reas e im­por­tan­tes ofi­ci­nas in­ter­na­cio­na­les co­mo la Em­ba­ja­da de Ja­pón. Ba­sí­li­ca Je­sús de Mi­ra­mar 5ta Ave. No. 8003, en­tre 80 y 82, Telf. 07 203 5301

Eri­gi­da en 1953, es la igle­sia más gran­de de la Is­la. Edi­fi­ca­da en es­ti­lo bi­zan­tino, po­see pro­por­cio­nes gi­gan­tes­cas y su ór­gano tie­ne 5 000 tu­bos. Son ad­mi­ra­bles las pin­tu­ras que ilus­tran las 14 es­ta­cio­nes de la cruz por sus di­men­sio­nes y mag­ní­fi­co es­ti­lo pictórico.

CLUB HA­BA­NA 5ta Ave. en­tre 188 y 214, Telf. 07 275 0100

Club ex­clu­si­vo que ofre­ce a sus vi­si­tan­tes la co­mo­di­dad y con­di­cio­nes pa­ra la rea­li­za­ción de di­ver­sas ac­ti­vi­da­des co­mo deportes acuá­ti­cos, el em­pleo de sus pis­ci­nas y de su pla­ya, así co­mo pa­ra el dis­fru­te de sus res­tau­ran­tes ex­clu­si­vos y su cam­po de golf.

KCHO ES­TU­DIO ROMERILLO 7ma esq. 120, Romerillo, Telf. 07 208 4750

Abier­to en fe­bre­ro de 2014 por el re­nom­bra­do ar­tis­ta Ale­xis Ley­va Ma­cha­do, Kcho, es un in­tere­san­te com­ple­jo de­di­ca­do a la crea­ción con­tem­po­rá­nea. Cuen­ta con una bi­blio­te­ca, un tea­tro, tien­das de ar­te gráfico ex­pe­ri­men­tal y ga­le­rías que mues­tran el queha­cer de ar­tis­tas con­tem­po­rá­neos de to­do el mun­do. Co­mo se­de de una fun­da­ción fi­nan­cia­da en su to­ta­li­dad por Kcho, in­clu­ye un pro­yec­to co­mu­ni­ta­rio des­ti­na­do a las per­so­nas de la lo­ca­li­dad.

CA­SA ES­TU­DIO JO­SÉ FUS­TER Ca­lle 226 esq. 3ra Ave., Jai­ma­ni­tas, Telf. 07 271 2932

Rea­li­za­da y desa­rro­lla­da por el pin­tor y ce­ra­mis­ta de fa­ma mun­dial Jo­sé Fus­ter, es co­no­ci­da co­mo una gran galería a cie­lo abier­to que mues­tra im­pre­sio­nan­tes ins­ta­la­cio­nes de es­ti­lo naif. Una in­tere­san­te puer­ta de con­cre­to re­cu­bier­ta de tro­zos de cerámica a ma­ne­ra de tren­ca­dis lle­va ha­cia un mun­do su­rrea­lis­ta fun­da­do por Fus­ter en el pa­tio tra­se­ro de su ca­sa y que tras­cien­de sus lí­mi­tes pa­ra aden­trar­se en la co­mu­ni­dad. Des­ta­ca en­tre las cons­truc­cio­nes del pa­tio la To­rre del Ga­llo, sin­gu­lar com­po­si­ción de 4 m de al­tu­ra que mues­tra uno de los sím­bo­los de la cu­ba­ni­dad.

MA­RI­NA IN­TER­NA­CIO­NAL ER­NEST HE­MING­WAY 5ta Ave. esq. 248, San­ta Fe, Telf. 07 204 1150

Cons­trui­da en­tre los años 1956 y 1957, ocu­pa unos 60 000 m2 ga­na­dos al mar me­dian­te la per­fo­ra­ción de 4 ca­na­les de na­ve­ga­ción. La ins­ta­la­ción es­tá con­ce­bi­da pa­ra el desa­rro­llo de la ac­ti­vi­dad ho­te­le­ra y ofre­ce ser­vi­cios pa­ra em­bar­ca­cio­nes de­por­ti­vas y de

re­creo. Es el cen­tro in­sig­nia de las ac­ti­vi­da­des náu­ti­cas en la Is­la te­nien­do ca­pa­ci­dad pa­ra asi­mi­lar has­ta 400 em­bar­ca­cio­nes, ofre­ce la mo­da­li­dad de ser­vi­cios de vi­da abor­do. Es el es­ce­na­rio del mun­dial­men­te co­no­ci­do Tor­neo In­ter­na­cio­nal de Pes­ca de la Agu­ja Er­nest He­ming­way y de re­ga­tas in­ter­na­cio­na­les.

Fá­bri­ca de Ta­ba­cos El Laguito Ave. 146 No. 2302, en­tre 21 y 21 A, Cu­ba­na­cán, Telf. 07 208 4654

Ubi­ca­da en una im­pre­sio­nan­te man­sión cons­trui­da en 1910 por el Mar­qués de Pi­nar del Río, en 1930 fue re­mo­de­la­da en es­ti­lo art de­có, aña­dién­do­se­le los mo­ti­vos flo­ra­les que ador­nan sus vi­drie­ras y una or­na­men­ta­da es­ca­le­ra de ca­ra­col. Ac­tual­men­te con­ver­ti­da en una de las fá­bri­cas de ta­ba­co más ex­clu­si­vas de la Is­la, ela­bo­ra las mar­cas Mon­te­cris­to y es don­de se fa­bri­can ex­clu­si­va­men­te los Ha­ba­nos Cohi­ba. Pa­la­cio de Con­ven­cio­nes Ca­lle 146, en­tre 11 y 13, Cu­ba­na­cán, Telf. 07 202 6011

Eri­gi­do en 1979 con mo­ti­vo de la Cum­bre de Paí­ses no Ali­nea­dos, du­ran­te un tiem­po fue se­de de la Asam­blea Na­cio­nal del Po­der Po­pu­lar y pos­te­rior­men­te se con­vir­tió en uno de los re­cin­tos fe­ria­les y de con­fe­ren­cias más im­por­tan­tes del País. En sus es­pa­cios ex­po­si­ti­vos na­ció la Fe­ria de La Ha­ba­na, que al al­can­zar di­men­sio­nes ma­yo­res ha te­ni­do otras se­des. Ac­tual­men­te se man­tie­ne con el prin­ci­pal cen­tro de con­ven­cio­nes del país.

PA­BEX­PO Ave. 17 y 180, Cu­ba­na­cán, Telf. 07 271 6775

Sur­gi­do co­mo am­plia­ción del re­cin­to fe­rial del Pa­la­cio de las Con­ven­cio­nes, po­see 6 sa­las ex­po­si­ti­vas cli­ma­ti­za­das que aco­gen ca­da año de­ce­nas de fe­rias co­mo FIART y FIHAV. Con­ce­bi­do co­mo un mo­derno re­cin­to,

brin­da ex­ce­len­tes con­di­cio­nes pa­ra los ne­go­cios y el in­ter­cam­bio co­mer­cial.

TRO­PI­CA­NA Ca­lle 72, en­tre 41 y 45, Ma­ria­nao, Telf. 07 207 0110

Fa­mo­so ca­ba­ret cu­bano cons­trui­do en 1939, mun­dial­men­te co­no­ci­do por su sa­lón al ai­re li­bre Ar­cos de Cris­tal co­mo el “Pa­raí­so Ba­jo las Es­tre­llas”, con­ser­va las más ge­nui­nas ma­ni­fes­ta­cio­nes del es­pec­tácu­lo de ca­ba­ret pu­ra­men­te cu­bano. Tie­ne co­mo sím­bo­lo la es­cul­tu­ra de una bai­la­ri­na rea­li­za­da por la es­cul­to­ra cu­ba­na Ri­ta Lon­ga en 1950. Es­ce­na­rio don­de se pre­sen­ta­ron ar­tis­tas de la ta­lla de Nat King Co­le, Jo­sep­hi­ne Ba­ker, Bo­la de Nieve y Ri­ta Mon­ta­ner. Es con­si­de­ra­do el me­jor Ca­ba­ret de Amé­ri­ca.

SAN­TUA­RIO NA­CIO­NAL DE SAN LÁ­ZA­RO Ca­rre­te­ra de San An­to­nio de los Ba­ños km 23, San­tia­go de las Ve­gas, Telf. 047 683 2396

Ca­da 17 de di­ciem­bre los cre­yen­tes y de­vo­tos de San Lá­za­ro pe­re­gri­nan ha­cia su san­tua­rio con ex­tra­va­gan­tes mues­tras de fe. Co­no­ci­do co­mo “El Rin­cón” pue­de con­si­de­rar­se el se­gun­do cen­tro de pe­re­gri­na­ción del país. Ca­da día a su en­tra­da se reúnen de­ce­nas de per­so­nas que ha­cen vo­tos de po­bre­za o que acu­den allí en bus­ca de la ca­ri­dad.

EX­PO­CU­BA Ca­rre­te­ra del Ro­cío km 31/2, Arro­yo Naranjo, Telf. 07 697 4269

Ma­yor re­cin­to fe­rial del país, ex­po­ne de ma­ne­ra per­ma­nen­te en sus pa­be­llo­nes mues­tras del desa­rro­llo cien­tí­fi­co, cul­tu­ral, de­por­ti­vo y so­cial de la is­la. Es se­de ofi­cial de la Fe­ria In­ter­na­cio­nal de La Ha­ba­na y de otros even­tos de al­can­ce in­ter­na­cio­nal. Po­see un par­que de di­ver­sio­nes y nu­me­ro­sos res­tau­ran­tes y ca­fe­te­rías.

MU­SEO ER­NEST HE­MING­WAY, FIN­CA VI­GÍA Ca­lle Vi­gía y Stein­hart, Fin­ca Vi­gía, San Fran­cis­co de Paula, Telf. 07 691 0809

Lu­gar de re­si­den­cia del cé­le­bre es­cri­tor nor­te­ame­ri­cano Er­nest He­ming­way, des­de 1940 has­ta 1960. Fue con­ver­ti­do en mu­seo el 21 de ju­lio de 1962 y es­tá con­si­de­ra­da co­mo la primera ins­ti­tu­ción crea­da en el mun­do pa­ra la con­ser­va­ción y di­fu­sión de la vi­da y obra de es­te ge­nio de las le­tras uni­ver­sa­les. Es­pe­cie de pe­que­ña re­ser­va eco­ló­gi­ca, con­ser­va la ca­sa con sus ob­je­tos ori­gi­na­les y tro­feos de He­ming­way, así co­mo el bar­co El Pi­lar. Vi­si­tar­lo es co­mo tran­si­tar de la mano de “Pa­pa” ca­da mo­men­to de su vi­da en es­te lu­gar.

AL OTRO LA­DO DE LA BAHÍA Par­que His­tó­ri­co Mi­li­tar Mo­rro-ca­ba­ña

CAS­TI­LLO DE LOS TRES RE­YES DEL MO­RRO, Telf. 07 863 7941

Cons­trui­do so­bre la ro­co­sa lo­ma de Pun­ta Bar­lo­ven­to a la en­tra­da del ca­nal de la Bahía, fue di­se­ña­do por el in­ge­nie­ro ita­liano Bau­tis­ta An­to­ne­lli. Su cons­truc­ción ini­ció en 1589 y cul­mi­nó 40 años des­pués. En 1844 le fue agre­ga­da la fa­ro­la que hoy os­ten­ta co­mo sím­bo­lo de la ciu­dad. For­ma un po­lí­gono irre­gu­lar que si­gue el con­torno de la cos­ta con inex­pug­na­bles ba­luar­tes y ba­te­rías que ser­vían de de­fen­sa con­tra los ata­ques de cor­sa­rios y pi­ra­tas. En­tre los prin­ci­pa­les ele­men­tos de in­te­rés de la for­ta­le­za se en­cuen­tran el Tú­nel As­pi­lle­ra­do, que da en­tra­da al re­cin­to; el Fa­ro de 25 m de al­tu­ra, que ca­da 15 se­gun­dos ilu­mi­na dos ve­ces la en­tra­da de la Bahía; y la Ba­te­ría de los 12 Após­to­les, con va­rios ca­ño­nes y que aco­ge hoy en sus cer­ca­nías el Res­tau­ran­te los 12 Após­to­les.

FOR­TA­LE­ZA DE SAN CAR­LOS DE LA CA­BA­ÑA, Telf. 07 862 4095

Ubi­ca­da a ½ km del Mo­rro, po­see una ex­ce­len­te po­si­ción es­tra­té­gi­ca so­bre la Bahía y la ciu­dad. Es la for­ta­le­za más gran­de edi­fi­ca­da por los es­pa­ño­les en Amé­ri­ca. Su cons­truc­ción se reali­zó en­tre los años 1763 y 1774. Po­seía 120 ca­ño­nes y mor­te­ros ade­más de una guar­ni­ción per­ma­nen­te de 1 300 hom­bres. For­ta­le­za inex­pug­na­ble con fo­sos de 12 me­tros de pro­fun­di­dad, cuen­ta en­tre sus prin­ci­pa­les atrac­ti­vos con la Ce­re­mo­nia del Ca­ño­na­zo, re­pre­sen­ta­ción que re­me­mo­ra el anun­cio

del cie­rre de las puer­tas de la mu­ra­lla a las 21:00 h, con un des­plie­gue mi­li­tar am­bien­ta­do co­mo en tiem­pos de la Co­lo­nia; el Mu­seo de Ar­mas y For­ti­fi­ca­cio­nes, mues­tra co­lec­cio­nes de ar­ma­men­to e ins­tru­men­tal bé­li­co des­de an­ti­guas ca­ta­pul­tas has­ta ar­ma­du­ras, es­pa­das, lan­zas, pu­ña­les y es­cu­dos per­te­ne­cien­tes a di­fe­ren­tes cul­tu­ras. En las afue­ra de la for­ta­le­za, en la an­ti­gua Ba­te­ría de la Di­vi­na Pas­to­ra se ubi­ca el res­tau­ran­te del mis­mo nom­bre.

EL CRIS­TO DE LA HA­BA­NA Ca­rre­te­ra del Asi­lo, Ca­sa­blan­ca

Gi­gan­tes­ca es­ta­tua de 15 m de al­tu­ra que re­pre­sen­ta a Cris­to Re­den­tor. Rea­li­za­da en már­mol de Ca­rra­ra por la es­cul­to­ra cu­ba­na Gil­ma Ma­de­ra, fue inau­gu­ra­da el 25 de di­ciem­bre de 1958. En la ba­se de la es­cul­tu­ra exis­te un mi­ra­dor que per­mi­te apre­ciar im­pre­sio­nan­tes vis­tas de la bahía y la ciu­dad.

CO­JÍ­MAR Ubi­ca­do en la desem­bo­ca­du­ra del río Co­jí­mar se ha to­ma­do co­mo su fe­cha de fun­da­ción el 15 de ju­lio de 1649. Es­te pe­que­ño po­bla­do de pes­ca­do­res sur­gió al­re­de­dor del to­rreón em­pla­za­do por los es­pa­ño­les a la en­tra­da de su bahía co­mo par­te del Sis­te­ma De­fen­si­vo de la ciu­dad. Con un con­jun­to ar­qui­tec­tó­ni­co na­tu­ral y re­pre­sen­ta­ti­vo del mo­do de vi­da de los pes­ca­do­res, aquí desa­rro­lló He­ming­way su afi­ción por la pes­ca.

Su his­to­ria li­ga­da a la es­tan­cia en Cu­ba de He­ming­way, es­tá mar­ca­da por si­tios sin­gu­la­res co­mo el Res­tau­ran­te La Te­rra­za (Ca­lle 152 No. 161 esq. Can­de­la­ria/ Telf. 07 766 5151), lu­gar pre­fe­ri­do por el es­cri­tor nor­te­ame­ri­cano pa­ra des­can­sar tras un día de pes­ca; el To­rreón re­cien­te­men­te res­tau­ra­do y con­ver­ti­do en un mu­seo; y el Mo­nu­men­to a Er­nest He­ming­way, rea­li­za­do con las pie­zas de bron­ce que ca­da uno de los pes­ca­do­res do­nó de su bo­te.

PLA­YAS DEL ES­TE La Ha­ba­na po­see her­mo­sas pla­yas ubi­ca­das en el mu­ni­ci­pio Ha­ba­na del Es­te, que cons­ti­tu­yen im­por­tan­tes zo­nas des­ti­na­das al tu­ris­mo de sol y pla­ya. Co­mien­zan con la pe­que­ña pla­ya de Ba­cu­ra­nao, se­gui­da por Ta­ra­rá, Mé­gano, Mar Azul, San­ta Ma­ría del Mar, Bo­ca Cie­ga y Gua­na­bo. A so­lo 20 mi­nu­tos del cen­tro de la ciu­dad, es­tas pla­yas abar­can una lí­nea cos­te­ra de ca­si 50 km de are­na fi­na, con ins­ta­la­cio­nes tu­rís­ti­cas de to­do ti­po pa­ra el dis­fru­te del tu­ris­mo.

ES­TA­TUA DEL CA­BA­LLE­RO DE PA­RÍS Exis­te la creen­cia po­pu­lar de que to­car su de­do ín­di­ce da bue­na suer­te

MU­SEO DEL RON HA­VA­NA CLUB Ocu­pa la an­ti­gua Ca­sa del Con­de de la Mor­te­ra

TEA­TRO MAR­TÍ jo­ya ar­qui­tec­tó­ni­ca de La Ha­ba­na

VIS­TA DEL PA­SEO DEL PRA­DO Prin­ci­pal pa­seo de la ciu­dad en el si­glo XIX

FUEN­TE DE LA IN­DIA O LA NO­BLE HA­BA­NA Fue pro­yec­ta­da co­mo sím­bo­lo de la ciu­dad

TI­RA­DOR DE LAS PUER­TAS DEL MU­SEO NA­PO­LEÓ­NI­CO

FIN­CA LA VI­GÍA Re­si­den­cia de Er­nest He­ming­way en San Fran­cis­co de Paula

PLA­YA SAN­TA MA­RÍA DEL MAR Con­si­de­ra­da una jo­ya del circuito de pla­yas ubi­ca­das al es­te de la ca­pi­tal

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.