Con­flic­tos pue­den aca­bar don­de co­men­za­ron

Trabajadores - - BUZÓN ABIERTO - Vi­vian Bus­ta­man­te Mo­li­na

Esa má­xi­ma del sis­te­ma de jus­ti­cia la­bo­ral en Cu­ba no siem­pre se cum­ple, por in­su­fi­cien­cias que po­nen en en­tre­di­cho la ac­tua­ción sin­di­cal y del ór­gano de­sig­na­do co­mo pri­me­ra ins­tan­cia pa­ra que los tra­ba­ja­do­res re­cla­men las me­di­das dis­ci­pli­na­rias y sus de­re­chos la­bo­ra­les

Par­te de las que­jas que re­ci­bi­mos en es­ta sec­ción se co­rres­pon­den con ele­men­tos que de­no­tan in­co­rrec­to fun­cio­na­mien­to de los Ór­ga­nos de Jus­ti­cia La­bo­ral (OJL), un te­ma ca­lien­ti­co en nues­tro tin­te­ro lue­go de par­ti­ci­par, el fin de se­ma­na úl­ti­mo, en la reunión con fun­cio­na­rios, di­ri­gen­tes sin­di­ca­les y abo­ga­dos re­la­cio­na­dos con la es­fe­ra de Asun­tos La­bo­ra­les y So­cia­les de la CTC, así co­mo con miem­bros de los co­mi­tés pro­vin­cia­les de la or­ga­ni­za­ción y de los sin­di­ca­tos na­cio­na­les.

Allí ana­li­za­ron el asun­to de ma­rras a par­tir de los re­sul­ta­dos del con­trol rea­li­za­do por la or­ga­ni­za­ción y sus sin­di­ca­tos al 10 % de los 11 mil 71 OJL cons­ti­tui­dos en el país.

La ba­se del es­tu­dio de­ri­vó de de­fi­cien­cias de­tec­ta­das en ese sis­te­ma de im­par­ti­ción de jus­ti­cia por las di­rec­cio­nes de Tra­ba­jo y Se­gu­ri­dad So­cial, en­tre es­tas la com­po­si­ción in­co­rrec­ta tan­to en la can­ti­dad de miem­bros co­mo en los car­gos que ocu­pan, ade­más de mo­ro­si­dad en su com­ple­ta­mien­to cuan­do ocu­rren cam­bios, lo cual pro­vo­ca des­orien­ta­ción de los tra­ba­ja­do­res y que, en mu­chos ca­sos, se les cum­pla el tér­mino pa­ra re­cla­mar.

Igual­men­te se­ña­la­ron que per­sis­te la ac­tua­ción del OJL de las em­pre­sas em­plea­do­ras en la re­so­lu­ción de li­ti­gios de tra­ba­ja­do­res que pres­tan ser­vi­cios en em­pre­sas mix­tas en otros mu­ni­ci­pios o pro­vin­cias, lo que vio­la el prin­ci­pio de te­rri­to­ria­li­dad le­gis­la­do.

Hu­bo con­sen­so en que ur­ge au­men­tar la exi­gen­cia y ac­tua­ción de los in­vo­lu­cra­dos pa­ra que no se mar­chi­te una idea sur­gi­da ha­ce 26 años, con ade­cua­cio­nes da­das las mo­di­fi­ca­cio­nes en la es­truc­tu­ra em­pre­sa­rial, le­gi­ti­ma­da por el al­to por­cen­ta­je de so­lu­cio­nes de con­flic­tos don­de mis­mo se ge­ne­ran.

Con una mi­ra­da pro­fun­da vol­ve­re­mos pron­to so­bre el te­ma, y a mo­do de re­cor­da­to­rio pu­bli­ca­mos al­gu­nos ele­men­tos re­co­gi­dos en el Ca­pí­tu­lo XIII del Có­di­go de Tra­ba­jo: So­lu­ción de con­flic­tos de tra­ba­jo, que al ser pa­sa­dos por al­to lle­van inexo­ra­ble­men­te a vio­la­cio­nes.

El ar­tícu­lo 165, re­fie­re en su Sec­ción Pri­me­ra que “los tra­ba­ja­do­res tie­nen de­re­cho a re­cla­mar con­tra las me­di­das dis­ci­pli­na­rias que les son im­pues­tas, así co­mo a pro­mo­ver ac­cio­nes pa­ra el re­co­no­ci­mien­to, res­ta­ble­ci­mien­to y cum­pli­mien­to de los de­re­chos de tra­ba­jo y de se­gu­ri­dad so­cial, con­sa­gra­dos en la le­gis­la­ción, an­te los ór­ga­nos, au­to­ri­da­des e ins­tan­cias com­pe­ten­tes”.

Mien­tras, en la Sec­ción Se­gun­da, Del Sis­te­ma de Jus­ti­cia La­bo­ral, el ar­tícu­lo 167 ex­po­ne: “En las en­ti­da­des es­ta­ta­les en que se apli­ca el Sis­te­ma de Jus­ti­cia La­bo­ral, la so­lu­ción de los con­flic­tos de tra­ba­jo que se sus­ci­tan en­tre los tra­ba­ja­do­res o en­tre es­tos y los em­plea­do­res se rea­li­za por el Ór­gano de Jus­ti­cia La­bo­ral, co­mo pri­me­ra ins­tan­cia de re­cla­ma­ción pa­ra las me­di­das dis­ci­pli­na­rias y los de­re­chos de tra­ba­jo”.

De­re­cho a pro­mo­ver ac­cio­nes pa­ra el re­co­no­ci­mien­to, res­ta­ble­ci­mien­to y cum­pli­mien­to de los de­re­chos de tra­ba­jo y de se­gu­ri­dad so­cial

Otros acá­pi­tes pun­tua­li­zan as­pec­tos re­la­cio­na­dos con quié­nes in­te­gran los OJL, en tan­to los pro­ce­di­mien­tos pa­ra su fun­cio­na­mien­to se re­gu­lan en el Re­gla­men­to del pro­pio Có­di­go.

Se­gún el ar­tícu­lo 187: “El Ór­gano de Jus­ti­cia La­bo­ral, se cons­ti­tu­ye en las en­ti­da­des que cuen­tan con 50 o más tra­ba­ja­do­res, en con­sul­ta con la or­ga­ni­za­ción sin­di­cal a ese ni­vel, te­nien­do en cuen­ta la can­ti­dad de tra­ba­ja­do­res pro­me­dio, tur­nos de tra­ba­jo y la ubi­ca­ción te­rri­to­rial de las es­truc­tu­ras or­ga­ni­za­ti­vas en el mu­ni­ci­pio”.

A con­ti­nua­ción pre­ci­sa que si en di­cha ins­tan­cia hay cen­tros de tra­ba­jo con me­nos de esa can­ti­dad y que de­pen­den de una mis­ma en­ti­dad, pue­de cons­ti­tuir­se en­tre ellos un OJL te­rri­to­rial, en lo cual se han de­tec­ta­do des­pro­por­cio­nes o ci­fras po­co ra­zo­na­bles, co­mo el ca­so de San­cti Spí­ri­tus; que po­see 566 OJL, 409 de es­tos te­rri­to­ria­les. Mien­tras en el la­do opues­to se encuentra Guan­tá­na­mo, que del to­tal de 585 so­lo 21 co­rres­pon­den a la ca­te­go­ría de te­rri­to­ria­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.