Con­ti­núan dis­cu­sio­nes en la ba­se

Trabajadores - - PORTADA -

Por muy gran­de que sea el congreso des­de el pun­to de vis­ta de sus asis­ten­tes, no es re­pre­sen­ta­ti­vo si no ha ha­bi­do una dis­cu­sión de la que par­ti­ci­pen mi­les en la ba­se, ex­pre­só Lá­za­ro Pe­ña ha­ce 45 años, y ese prin­ci­pio se ha se­gui­do en las asam­bleas de de­ba­te del do­cu­men­to Ba­ses para el For­ta­le­ci­mien­to de la Mi­sión del Mo­vi­mien­to Sin­di­cal Cu­bano. Se en­cuen­tran en la rec­ta fi­nal las con­fe­ren­cias mu­ni­ci­pa­les, par­te fun­da­men­tal de su pro­ce­so orgánico, a las que se­gui­rán las con­fe­ren­cias pro­vin­cia­les. La de­mo­cra­cia sin­di­cal es­tá en mar­cha. |

En San­ta Cla­ra

Asun­tos me­du­la­res de la vi­da la­bo­ral y sin­di­cal fue­ron ex­pues­tos du­ran­te la Con­fe­ren­cia Mu­ni­ci­pal de la CTC, en San­ta Cla­ra con la que con­clu­yen es­tos de­ba­tes en la pro­vin­cia de Vi­lla Cla­ra.

Jo­sé Ma­rio Gon­zá­lez, de la Uni­ver­si­dad Cen­tral, ex­pre­só que los tra­ba­ja­do­res del mu­ni­ci­pio han rea­li­za­do el pro­ce­so orgánico del XXI Congreso con res­pon­sa­bi­li­dad, des­de la Con­vo­ca­to­ria has­ta el mo­men­to ac­tual, in­clu­so es­tan­do in­mer­sos en la re­cu­pe­ra­ción tras el pa­so de los fe­nó­me­nos me­teo­ro­ló­gi­cos que im­pac­ta­ron de ma­ne­ra agre­si­va a Vi­lla Cla­ra.

En el cen­tro del de­ba­te vol­vie­ron a es­tar las cau­sas y con­se­cuen­cias de los pro­ble­mas sa­la­ria­les, tra­ta­dos por re­pre­sen­tan­tes de di­fe­ren­tes sec­to­res: edu­ca­ción, cul­tu­ra, co­mu­ni­ca­cio­nes e in­dus­tria. Los ar­gu­men­tos ex­pues­tos se re­su­men en: ba­ja es­ca­la sa­la­rial, fal­ta de ma­te­rias pri­mas e in­su­mos, inade­cua­das con­di­cio­nes de tra­ba­jo, y pa­ra­li­za­ción por in­ver­sio­nes. El la­men­ta­ble éxo­do de pro­fe­sio­na­les de al­ta ca­li­fi­ca­ción im­pac­ta al po­li­grá­fi­co En­ri­que Nú­ñez, in­mer­so en una gran in­ver­sión de la que se ha de­ri­va­do un pro­ce­so de reor­de­na­mien­to la­bo­ral. A tal asun­to se re­fi­rió Ra­quel Bau­te, se­cre­ta­ria ge­ne­ral de la sec­ción sin­di­cal de ese cen­tro, quien di­jo que po­drían per­der­se obre­ros y téc­ni­cos co­mo gui­llo­ti­nis­tas, im­pre­so­res, me­cá­ni­cos grá­fi­cos… di­fí­ci­les de ca­li­fi­car.

En­tre las te­má­ti­cas tra­ta­das es­tu­vo ade­más có­mo lo­grar que los di­ri­gen­tes sin­di­ca­les se pre­pa­ren en las nor­mas ju­rí­di­cas, se­pan in­ter­pre­tar ade­cua­da­men­te el Có­di­go de Tra­ba­jo y co­noz­can las fa­cul­ta­des de los em­plea­do­res. Iván Ló­pez, de­le­ga­do por la fá­bri­ca de An­te­nas, ex­pli­có tam­bién el ne­ce­sa­rio con­tac­to, co­mu­ni­ca­ción e in­ter­cam­bio con los tra­ba­ja­do­res para en­con­trar so­lu­cio­nes a los pro­ble­mas pro­duc­ti­vos y bus­car en­tre to­dos el cum­pli­mien­to de los pla­nes.

El de­li­to y las ile­ga­li­da­des fue­ron otras de las preo­cu­pa­cio­nes, los cua­les tie­nen im­pli­ca­cio­nes ideo­ló­gi­cas, se­gún re­fle­xio­nó Juan Carlos Re­cio, miem­bro del Bu­ró Provincial del Par­ti­do.

La asam­blea eli­gió a Maglys del Sol Martínez co­mo se­cre­ta­ria ge­ne­ral de la or­ga­ni­za­ción en el mu­ni­ci­pio. | Lour­des Rey Vei­tía

San­cti Spí­ri­tus: el fun­cio­na­mien­to sin­di­cal co­mo bu­jía

Para que la eco­no­mía del país se re­pre­sen­te con una lí­nea as­cen­den­te y, so­bre to­do, se per­ci­ba for­ta­le­ci­da en ca­da ho­gar, es im­pres­cin­di­ble que el mo­vi­mien­to sin­di­cal fun­cio­ne con exac­ti­tud, se­gún cri­te­rios ema­na­dos de la Con­fe­ren­cia Mu­ni­ci­pal XXI Congreso de la Cen­tral de Tra­ba­ja­do­res de Cu­ba (CTC) en San­cti Spí­ri­tus.

En la ci­ta, que cie­rra el pro­ce­so de con­fe­ren­cias en la pro­vin­cia es­pi­ri­tua­na, cons­ti­tu­yó te­má­ti­ca de­ba­ti­da la ur­gen­cia de al­can­zar un efec­ti­vo fun­cio­na­mien­to sin­di­cal para com­pul­sar al­tos ín­di­ces pro­duc­ti­vos, in­cre­men­tar la ca­li­dad de los ser­vi­cios y en­fren­tar los he­chos de­lic­ti­vos.

Hum­ber­to Her­nán­dez, de­le­ga­do por la Uni­ver­si­dad Jo­sé Mar­tí, ra­zo­nó que el tra­ba­jo de la or­ga­ni­za­ción de­be es­tar re­gi­do por tres prio­ri­da­des: co­mu­ni­ca­ción, li­de­raz­go y crea­ti­vi­dad, di­rec­tri­ces que se con­vir­tie­ron en he­rra­mien­tas para el cam­bio en ese cen­tro. “An­tes el pre­su­pues­to era so­lo del in­te­rés del área eco­nó­mi­ca, pe­ro aho­ra to­dos ha­ce­mos un aná­li­sis re­fle­xi­vo del mon­to, lo que con­du­jo a la cer­ti­fi­ca­ción de la ca­li­dad en la ins­ti­tu­ción do­cen­te”.

En ese con­tex­to, Beatriz Vega, de la Fis­ca­lía, ex­pre­só que el con­trol in­terno de­be ser una preo­cu­pa­ción de ca­da tra­ba­ja­dor, para que des­de la in­di­vi­dua­li­dad se iden­ti­fi­quen los ries­gos y vul­ne­ra­bi­li­da­des del co­lec­ti­vo.

Gi­se­la Duar­te Váz­quez, miem­bro del Se­cre­ta­ria­do Na­cio­nal de la CTC, di­jo que el ob­je­ti­vo su­pre­mo del cón­cla­ve re­cae en mo­di­fi­car con ur­gen­cia el fun­cio­na­mien­to a la par de las trans­for­ma­cio­nes orien­ta­das por la má­xi­ma di­rec­ción de la na­ción. “El sin­di­ca­to que ne­ce­si­ta la Re­vo­lu­ción es el que mo­vi­li­za y con­ven­ce”, aña­dió.

Los de­le­ga­dos pre­sen­tes eli­gie­ron a Eka­te­ri­ne Go­wen Dic­kin­son co­mo nue­va se­cre­ta­ria ge­ne­ral del Co­mi­té Mu­ni­ci­pal de la CTC en San­cti Spí­ri­tus. | Yu­leiky Obre­gón

A de­ba­te en Pi­nar sin­di­ca­li­za­ción en sec­tor no es­ta­tal

Có­mo lo­grar ma­yor ín­di­ce de sin­di­ca­li­za­ción en el sec­tor no es­ta­tal cons­ti­tu­yó uno de los te­mas más de­ba­ti­dos en la con­fe­ren­cia del mu­ni­ci­pio de Pi­nar del Río, XXI Congreso de la Cen­tral de Tra­ba­ja­do­res de Cu­ba (CTC).

El de­le­ga­do Héc­tor Mi­ra­bal plan­teó su preo­cu­pa­ción en torno a la vio­la­ción de los de­re­chos la­bo­ra­les en el con­tex­to ac­tual. “En el mu­ni­ci­pio hay al­re­de­dor de 29 mil tra­ba­ja­do­res cuen­ta­pro­pis­tas, ci­fra que su­pera in­clu­so a la del sec­tor agrí­co­la. He­mos vis­to al­gu­nos acon­te­ci­mien­tos que pa­re­cen comunes, en­tre es­tos el in­cum­pli­mien­to de la jor­na­da de ocho ho­ras, y la au­sen­cia de con­tra­tos de tra­ba­jo. Las sec­cio­nes sin­di­ca­les que atien­den es­te seg­men­to de la so­cie­dad tie­nen que pro­fun­di­zar en sus aná­li­sis y así ga­ran­ti­za­re­mos una ma­yor afi­lia­ción”, ase­ve­ró.

Raúl Pi­ta Hi­dal­go, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la or­ga­ni­za­ción en la pro­vin­cia, pun­tua­li­zó que la aten­ción no so­lo de­be con­cen­trar­se en una ma­yor sin­di­ca­li­za­ción, sino tam­bién en los afi­lia­dos: “Te­ne­mos que con­ti­nuar pre­pa­rán­do­los en cues­tio­nes eco­nó­mi­cas, po­lí­ti­cas, ju­rí­di­cas des­de la sec­ción sin­di­cal para evi­tar que he­chos de es­ta ín­do­le ocu­rran”.

En con­so­nan­cia Jo­sé An­to­nio Car­mo­na En­ri­que, miem­bro del Bu­ró Provincial del Par­ti­do y su pri­mer se­cre­ta­rio en el mu­ni­ci­pio, re­co­no­ció que es­te sec­tor ne­ce­si­ta ma­yor aten­ción por par­te de los or­ga­nis­mos a fin de res­pon­der a las ne­ce­si­da­des e in­quie­tu­des aso­cia­das a di­chas ac­ti­vi­da­des eco­nó­mi­cas.

Nuria Enei­si Ova­lles Co­ba, fun­cio­na­ria del Co­mi­té Cen­tral del Par­ti­do, ase­gu­ró que Pi­nar del Río era una de las pro­vin­cias con ma­yor por­cien­to de sin­di­ca­li­za­ción a ni­vel na­cio­nal. “Úl­ti­ma­men­te han ba­ja­do las ci­fras, por lo que es ne­ce­sa­rio con­ti­nuar tra­ba­jan­do para re­ver­tir la si­tua­ción ac­tual”, de­cla­ró. | Lo­rai­ne Mo­ra­les

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.