El blo­queo no pu­do im­pe­dir que fue­ra útil

Trabajadores - - DEBATE -

por­ta­do­res te­ner un de­sen­vol­vi­mien­to nor­mal de sus ha­bi­li­da­des mo­to­ras, o sea, ca­mi­nar.

“La so­lu­ción con­sis­te en im­plan­tar una pró­te­sis gi­ra­do­ra en la ar­ti­cu­la­ción da­ña­da. Co­mo na­cí en la dé­ca­da de los no­ven­ta, en la eta­pa más cru­da del pe­río­do es­pe­cial, su­frien­do los em­ba­tes del blo­queo, Cu­ba no te­nía ac­ce­so a los adi­ta­men­tos in­fan­ti­les que hu­bie­sen re­suel­to el pro­ble­ma.

“Gra­cias a las pe­ri­cias de un in­creí­ble equi­po mé­di­co del Pe­diá­tri­co de Ma­ria­nao, sur­gi­do por en­ton­ces, que me so­me­tie­ron a va­rias in­ter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas, co­men­cé una evolución fa­vo­ra­ble de la lo­co­mo­ción; ac­tual­men­te me en­cuen­tro no del to­do re­cu­pe­ra­da, pe­ro sí con un lo­gro de ha­bi­li­da­des mo­to­ras bas­tan­te con­ve­nien­tes”.

Se­gún lo que Car­mi­ta ha po­di­do sa­ber, du­ran­te su eta­pa de lac­tan­te la lle­va­ron 14 ve­ces al qui­ró­fano: “No siem­pre fue pa­ra ci­ru­gías, hu­bo al­gu­nas re­duc­cio­nes de ca­de­ra; me ope­ra­ron ocho ve­ces.

“Mis pa­dres y abue­los son cam­pe­si­nos; al prin­ci­pio es­ta­ban muy ago­bia­dos por mi si­tua­ción, pe­ro me atre­vo a de­cir que es­tán rea­li­za­dos, por­que gra­cias a es­ta Re­vo­lu­ción he he­cho mi vi­da de ma­ne­ra co­mún y pu­de es­tu­diar una ca­rre­ra uni­ver­si­ta­ria.

“Aho­ra soy fun­cio­na­ria del Bu­ró Mu­ni­ci­pal de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Agri­cul­to­res Pe­que­ños, en Bo­ye­ros. Mis pa­dres siem­pre qui­sie­ron que me in­cor­po­ra­ra de al­gu­na ma­ne­ra al tra­ba­jo que es­tán ha­cien­do los cam­pe­si­nos, que les di­go es un sec­tor al que in­vi­to a to­dos a co­no­cer; son per­so­nas com­pro­me­ti­das con la Re­vo­lu­ción, muy agra­da­bles, con un ca­lor hu­mano in­creí­ble.

“Des­de mi pues­to me doy cuen­ta de que las pro­duc­cio­nes agro­pe­cua­rias son afec­ta­das por el blo­queo de Es­ta­dos Uni­dos, por­que el país no pue­de ac­ce­der a in­su­mos vi­ta­les, co­mo fer­ti­li­zan­tes, in­sec­ti­ci­das y tec­no­lo­gías.

“Me sien­to fe­liz en mi país. Una tie­ne que ser va­lien­te y con­ti­nuar su vi­da de la me­jor for­ma po­si­ble, lle­ga­mos a es­te mun­do pa­ra mos­trar nues­tra ver­sión más óp­ti­ma de no­so­tros. Es­te mun­do es de va­lien­tes, y los cu­ba­nos lo so­mos por de­fi­ni­ción”.

| fo­to: De la au­to­ra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.