CTC res­pon­de con­sul­tas de tra­ba­ja­do­res

Trabajadores - - BUZÓN ABIERTO - A car­go de Ar­se­nio Ro­drí­guez

Mu­chas son las car­tas de tra­ba­ja­do­res que lle­gan a la re­dac­ción con crí­ti­cas, du­das, pre­gun­tas, o felicitaciones; y tam­bién con res­pues­tas a es­tas de or­ga­nis­mos e ins­ti­tu­cio­nes.

Es­ta vez to­có res­pon­der a la Ofi­ci­na de Aten­ción a los Tra­ba­ja­do­res de la CTC a dos car­tas de lec­to­res que les fue­ron re­mi­ti­das por nues­tro pe­rió­di­co.

Am­bas las con­tes­ta Mi­guel Vi­cie­do Bo­tas, de esa ofi­ci­na. La primera es de una com­pa­ñe­ra que ha­cía re­fe­ren­cia al “aco­so se­xual a que era so­me­ti­da, así co­mo a la li­be­ra­ción del car­go por re­no­va­ción”.

Pre­ci­sa Mi­guel que “de­be­mos se­ña­lar­le que aco­so se­xual es un te­ma de na­tu­ra­le­za pe­nal, que im­pli­ca efec­tuar la de­bi­da de­nun­cia an­te la Po­li­cía o la Fis­ca­lía Mu­ni­ci­pal de su te­rri­to­rio. Es­ta ac­ti­tud es­tá con­tem­pla­da den­tro del Có­di­go Pe­nal”.

En re­la­ción con la li­be­ra­ción del car­go por re­no­va­ción “con­for­me a lo pre­vis­to en el De­cre­to-Ley no. 197 de 1999, us­ted se­ña­la ha­ber­se di­ri­gi­do en re­cla­ma­ción an­te el su­pe­rior je­rár­qui­co. Es a es­te a quien le co­rres­pon­de res­pon­der. La de­ci­sión es­tá en la fa­cul­tad de la per­so­na que la apli­ca y no re­sul­ta im­pug­na­ble ju­rí­di­ca­men­te. Pa­ra más in­for­ma­ción le su­ge­ri­mos ana­li­zar lo que al res­pec­to plan­tea la ley an­tes des­cri­ta y pa­ra ello po­drá apo­yar­se en la abo­ga­da de la CTC pro­vin­cial”.

He­mos ob­via­do el nom­bre de la re­mi­ten­te, ya que lo im­por­tan­te es la ex­pli­ca­ción da­da por la CTC.

Bus­car res­pues­ta en la em­pre­sa

En cuan­to al otro lec­tor, Ro­ber­to Pa­drón Pa­gés, re­cuer­da Mi­guel Vi­cie­do que se tra­ta­ba del pa­go de la noc­tur­ni­dad.

Y se­ña­la, “se le acla­ra que el pa­go por con­cep­to de noc­tur­ni­dad es uno de los ele­men­tos que pue­de for­mar par­te de un sis­te­ma sa­la­rial, pre­vis­to co­mo pa­go adi­cio­nal al sa­la­rio, re­gu­la­do en el in­ci­so h) del ar­tícu­lo 126 del Re­gla­men­to del Có­di­go de Tra­ba­jo, con­te­ni­do en el De­cre­to-Ley no. 306 del 2014.

Te­nien­do en cuen­ta —agre­ga— la en­ti­dad don­de así se re­quie­ra, el lu­gar, la pla­za y las cláu­su­las pac­ta­das en el Con­ve­nio Co­lec­ti­vo de Tra­ba­jo, es que se es­pe­ci­fi­ca­rán las res­pues­tas que us­ted de­man­da a las in­te­rro­gan­tes que ex­po­ne en su plan­tea­mien­to.

Pa­ra con­cluir, no es po­si­ble dar con­tes­ta­ción sin co­no­cer­se es­tos as­pec­tos, que son del do­mi­nio del área de Re­cur­sos Hu­ma­nos de la en­ti­dad a la que us­ted mues­tra in­te­rés de ser em­plea­do. Le su­ge­ri­mos con­tac­tar a di­cha área pa­ra que le ayu­den con la so­li­ci­tud rea­li­za­da.

| fo­to: Ra­dio Re­loj

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.