No pro­ce­de, di­ce Em­pre­sa Eléc­tri­ca

Trabajadores - - BUZÓN ABIERTO -

Des­de Cai­ma­ne­ra, Karina Al­co­bre Cé­sar se ha­bía que­ja­do por “la afec­ta­ción ocu­rri­da el 30 de julio del año en cur­so en su área de re­si­den­cia, pro­vo­can­do da­ños a va­rios equi­pos” y en re­vi­sión efec­tua­da por la Em­pre­sa Eléc­tri­ca le no­ti­fi­can “que su re­cla­ma­ción no pro­ce­de”.

Des­ta­ca Joaquín Díaz Can­ti­llo, di­rec­tor de la Em­pre­sa Eléc­tri­ca de Guan­tá­na­mo, que se ha­bía com­pro­ba­do “el re­por­te rea­li­za­do por su ma­dre Ri­ta Cé­sar Ival, el 30 de julio, con nú­me­ro de fo­lio 16006”.

En esa mis­ma mi­si­va, se­ña­la­ba que “te­nía equi­pos da­ña­dos, sien­do aten­di­da co­mo co­rres­pon­de se­gún lo es­ta­ble­ci­do en el Ma­nual de Con­su­mi­do­res. Se ve­ri­fi­có que su vi­vien­da po­see un ser­vi­cio de 110 vol­tios, sin de­tec­tar nin­gu­na anor­ma­li­dad, ade­más de es­tar pro­te­gi­do con bi­me­tá­li­cas en buen es­ta­do, en­con­trán­do­se va­lo­res de vol­ta­je de 120 vol­tios, per­mi­si­bles, que no pro­vo­can afec­ta­cio­nes a equi­pos”.

“Se­gún no­ti­fi­ca­ción efec­tua­da por el di­rec­tor de la UEB, Cai­ma­ne­ra, coin­ci­de con lo des­cri­to por el ope­ra­rio de la guar­dia, re­la­cio­na­do con la ve­ri­fi­ca­ción y re­vi­sión, rea­li­za­da en su ser­vi­cio, sin en­con­trar­se nin­gu­na irre­gu­la­ri­dad ni al­te­ra­ción que cau­sa­ra al­gu­na afec­ta­ción a equi­pos, sien­do no­ti­fi­ca­do a su ma­dre en fe­cha 31 de julio”.

Pa­ra con­cluir que “en re­vi­sión de los con­tro­les y con es­pe­cia­lis­tas se ve­ri­fi­có que no exis­te cau­sa que pro­vo­ca­ra al­to vol­ta­je ni irre­gu­la­ri­da­des en el ser­vi­cio eléc­tri­co, ade­más ese día no ocu­rrió nin­gu­na afec­ta­ción que pu­die­ra da­ñar a los equi­pos”. Con el tí­tu­lo Una des­pro­te­gi­da lec­to­ra san­tia­gue­ra, pu­bli­ca­mos en agos­to una crí­ti­ca por la in­de­bi­da aten­ción a dos clien­tes al que­rer ad­qui­rir una lám­pa­ra.

Ana­li­za­do el ca­so el ge­ren­te ge­ne­ral de la su­cur­sal San­tia­go de Cu­ba del Ci­mex, Juan Se­ra Bláz­quez, nos di­ce que se con­si­de­ran con ra­zón las que­jas de las clien­tas Yadira Ar­go­ta Pérez y Ma­de­li­ne León Mo­ra­ga.

Se­ña­la el eje­cu­ti­vo que se re­co­no­ce el error de la di­rec­ción de la uni­dad al man­te­ner en ex­hi­bi­ción el pro­duc­to cu­yas re­fe­ren­cias se ha­bían ago­ta­do, con vis­tas a lo­grar una ga­ran­tía fu­tu­ra de su im­por­ta­ción. Ar­gu­men­ta que en nin­gún ca­so exis­tió la mí­ni­ma in­ten­ción de crear afec­ta­ción por es­ta cau­sa a los con­su­mi­do­res y di­ce:

“A la de­pen­dien­te je­fa de pi­so y co­mer­cial del com­ple­jo no le ofre­cie­ron la in­for­ma­ción so­li­ci­ta­da, con la cla­ri­dad y pre­ci­sión re­que­ri­das, de que la lám­pa­ra no es­ta­ba a la ven­ta y que su co­mer­cia­li­za­ción se rea­li­za­ría pró­xi­ma­men­te, vio­lan­do con ello prin­ci­pios bá­si­cos de la pro­tec­ción al con­su­mi­dor”.

Al co­no­cer el Gru­po Co­mer­cial de la que­ja en el pe­rió­di­co, ya ha­bía si­do lo­ca­li­za­da la clien­ta pa­ra que efec­tua­ra su com­pra al arri­bar al te­rri­to­rio nue­vas ofer­tas.

Pa­ra­le­lo al he­cho fue vi­si­ta­da la afec­ta­da Ma­de­li­ne, quien vi­vió una ex­pe­rien­cia si­mi­lar en la mis­ma uni­dad. Ella no pu­do ob­te­ner la que desea­ba, pe­ro sí una de otro mo­de­lo.

Am­bas ma­ni­fes­ta­ron su sa­tis­fac­ción con la aten­ción re­ci­bi­da por los di­rec­ti­vos del Ci­mex en el te­rri­to­rio.

La su­cur­sal Ci­mex San­tia­go de Cu­ba agra­de­ce los cri­te­rios de sus clien­tes, los cua­les per­mi­ten me­jo­rar el ser­vi­cio y re­sul­ta­do de la ges­tión co­mer­cial, que la en­ti­dad desa­rro­lla en la pro­vin­cia, e igual­men­te a

por la pu­bli­ca­ción de la que­ja, que ser­vi­rá pa­ra se­guir aler­ta en el cum­pli­mien­to de las me­di­das adop­ta­das en be­ne­fi­cio del bie­nes­tar y sa­tis­fac­ción de nues­tro pue­blo.

Tra­ba­ja­do­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.