Nues­tra dig­ni­dad no tie­ne pre­cio

Trabajadores - - NACIONALES -

El doc­tor Li­zán Mar­tí­nez Con­sue­gra fue de los jó­ve­nes ga­le­nos cu­ba­nos que del 2014 al 2017 brin­dó ser­vi­cio mé­di­co en Ri­bei­rao Pires, Sao Pau­lo, Bra­sil. Él, que co­no­ció al pue­blo de ese país, sa­be que nues­tra coope­ra­ción mé­di­ca se ex­tra­ña­rá en­tre los bra­si­le­ños po­bres.

“En ese lu­gar nun­ca ha­bía ha­bi­do un mé­di­co, tu­ve que em­plear­me a fon­do pa­ra im­plan­tar la me­di­ci­na fa­mi­liar, el tra­ta­mien­to del pie dia­bé­ti­co, las vi­si­tas a do­mi­ci­lio, las con­sul­tas de pue­ri­cul­tu­ra y las de la eta­pa pre­na­tal, has­ta que me ga­né a la po­bla­ción a fuer­za de co­no­ci­mien­tos y de acer­tar en los diag­nós­ti­cos”, re­cor­dó.

“En la pri­me­ra se­ma­na aten­dí a no más de diez pa­cien­tes, en la ter­ce­ra ya te­nía la con­sul­ta col­ma­da, y fue tan efec­ti­va la in­fluen­cia nues­tra allí que has­ta los pro­pios es­pe­cia­lis­tas bra­si­le­ños cam­bia­ron va­rios de sus pro­to­co­los de en­fer­me­da­des por los que usá­ba­mos los cu­ba­nos, por eso es inad­mi­si­ble que se cues­tio­ne nues­tra pro­fe­sio­na­li­dad y nues­tra ca­pa­ci­dad de cu­rar”, afir­mó.

“En es­tos cin­co años, cer­ca de 20 mil co­la­bo­ra­do­res aten­die­ron a más de 113 mi­llo­nes de per­so­nas, en más de 3 mil 600 mu­ni­ci­pios. Las con­di­cio­nes que se im­po­nen son inacep­ta­bles e in­cum­plen las ga­ran­tías acor­da­das des­de el ini­cio del pro­gra­ma. Nues­tra dig­ni­dad no tie­ne pre­cio”, con­clu­yó de ma­ne­ra enér­gi­ca. | Lour­des Rey Vei­tía

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.