Adiós a un hom­bre con esen­cia pro­duc­ti­va

Trabajadores - - INTERNACIONALES - Lia­net Suá­rez Sán­chez

Han in­sis­ti­do las se­rra­nías de Gran­ma en apor­tar gran­des ha­za­ñas a tra­vés de sus hom­bres. Uno de sus ex­po­nen­tes más cla­ros fue Al­ci­des Sán­chez Bo­ne­ta, co­no­ce­dor de sa­cri­fi­cios y bon­da­des.

Na­ció en Ve­ga Gran­de, mu­ni­ci­pio de Buey Arri­ba, el 14 de enero de 1940 y ad­qui­rió des­de edad tem­pra­na los se­cre­tos del ca­fé. La prác­ti­ca sis­te­má­ti­ca y ru­da, en to­do lo re­fe­ren­te al cul­ti­vo le fa­ci­li­ta­ron las ha­bi­li­da­des que ad­mi­ra­ron quie­nes le co­no­cie­ron.

En 1995 im­plan­tó ré­cord pro­duc­ti­vo de re­co­lec­ción al acu­mu­lar más de 20 mil la­tas de ca­fé. Fue com­ba­tien­te en la clan­des­ti­ni­dad, la lu­cha con­tra ban­di­dos y en An­go­la. Os­ten­ta la Or­den Lá­za­ro Pe­ña de I Gra­do.

Cuan­do se em­pi­na­ba la re­co­gi­da, so­lo da­ba por con­clui­da su la­bor en el mo­men­to en que se ex­tin­guía la luz so­lar. No po­cas ve­ces lo co­men­tó con el or­gu­llo se­reno de quien as­pi­ra a que le si­gan en el tra­ba­jo pa­ra que el apor­te sea ma­yor, al­go que lo­gró con su fa­mi­lia, in­te­gra­da por la es­po­sa y nue­ve hi­jos. Al tiem­po que se cur­tía su ros­tro por los años de du­ro queha­cer, lo hi­zo tam­bién su con­di­ción de re­vo­lu­cio­na­rio.

Gra­dua­do en la Se­cun­da­ria Obre­ro Cam­pe­si­na, des­pués del triun­fo de enero de 1959 se pro­pu­so re­cu­pe­rar el tiem­po per­di­do de ins­truc­ción, se­gún sus pa­la­bras, sin aban­do­nar las tie­rras don­de su es­pe­cia­li­dad era es­co­ger el me­jor grano.

En 1983 con­tri­bu­yó a que fue­ra la bri­ga­da Frank País, del mo­vi­mien­to mi­llo­na­rio, la me­jor de la na­ción en la actividad ca­fe­ta­le­ra. Ya pa­ra esa eta­pa pa­sa­ban por sus ma­nos más de 3 mil la­tas del ce­re­zo en so­lo una cam­pa­ña, ci­fra que du­pli­có lo que ob­tie­ne un re­co­lec­tor dies­tro, de los me­jo­res.

Me­re­ci­dos lau­ros a lo que iba sien­do su obra lle­ga­ron opor­tu­na­men­te. Co­mo miem­bro del co­lec­ti­vo de la Em­pre­sa Agro­fo­res­tal de su lo­ca­li­dad re­ci­bió en 1997 la con­di­ción de Hé­roe del Tra­ba­jo de la Re­pú­bli­ca de Cu­ba, con la cual lle­vó en su pe­cho el com­pro­mi­so de con­ti­nuar in­fa­ti­ga­ble has­ta que le per­mi­tie­ra la sa­lud.

Es­te 17 de no­viem­bre, al ago­tar­se la no­ble y fe­cun­da vi­da de Al­ci­des Sán­chez Bo­ne­ta, que­dó fi­ja­da a sus ca­si in­creí­bles proezas co­mo re­co­lec­tor de ca­fé una es­te­la de va­lo­res pro­pios del cam­pe­si­na­do cu­bano.

| fo­to: Jo­sé R. Ro­drí­guez Ro­ble­da

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.