Los pla­nes con­tra Si­ria han si­do de­rro­ta­dos

Trabajadores - - INTERNACIONALES - | Juan Duf­flar Amel y Yi­mel Díaz Mal­mier­ca

La abrup­ta re­ti­ra­da de las tro­pas nor­te­ame­ri­ca­nas de Si­ria, or­de­na­da por el pre­si­den­te Do­nald Trump, se pro­du­ce co­mo co­rres­pon­de a un ejér­ci­to in­va­sor: sin ví­to­res, him­nos, des­fi­les mar­cia­les ni uni­for­mes de ga­la. No obs­tan­te, la Ca­sa Blan­ca afir­ma que la eva­cua­ción de sus 2 mil 400 sol­da­dos se de­be al fin de la exi­to­sa lu­cha en sue­lo si­rio con­tra el te­rro­ris­mo y el Es­ta­do Is­lá­mi­co. En de­cla­ra­cio­nes a

el em­ba­ja­dor de la Re­pú­bli­ca Ára­be de Si­ria en Cu­ba, Idris May­ya, ase­gu­ró que la ver­da­de­ra ra­zón es la de­rro­ta de los pla­nes sub­ver­si­vos de Es­ta­dos Uni­dos, pues lue­go de ca­si ocho años de gue­rra con­tra Si­ria, en la que han par­ti­ci­pa­do mi­les de te­rro­ris­tas pro­ve­nien­tes de más de 100 paí­ses, Was­hing­ton ha lle­ga­do a la con­vic­ción de que sus ob­je­ti­vos allí han fra­ca­sa­do.

El di­plo­má­ti­co ára­be en­fa­ti­zó que la vic­to­ria ha si­do po­si­ble gra­cias a

Tra­ba­ja­do­res,

la re­sis­ten­cia y sa­cri­fi­cio de su pue­blo, las he­roi­ci­da­des del ejér­ci­to ára­be si­rio, la sa­bi­du­ría y va­len­tía del Go­bierno en­ca­be­za­do por el Pre­si­den­te Bas­har Al-As­sad, y el apo­yo de los alia­dos (Ru­sia, Irán y Hez­bo­llah), así co­mo de sus ami­gos en Amé­ri­ca La­ti­na, en cu­ya van­guar­dia es­tá Cu­ba.

Por ello, sig­ni­fi­có, la ad­mi­nis­tra­ción de Trump re­sol­vió re­ti­rar unas tro­pas que en­tra­ron a Si­ria ile­gal­men­te y que, por tan­to, con­si­de­ra­mos una fuer­za de ocu­pa­ción.

May­ya con­si­de­ró que la de­ci­sión no sig­ni­fi­ca el fin de los pla­nes cons­pi­ra­ti­vos di­ri­gi­dos por Was­hing­ton con­tra su na­ción, por lo que se re­quie­re man­te­ner­se mo­vi­li­za­dos y aler­tas, pues ya se sa­be que esa ad­mi­nis­tra­ción no res­pe­ta la Car­ta de Na­cio­nes Uni­das, ni los prin­ci­pios de la jus­ti­cia y del de­re­cho in­ter­na­cio­nal.

En Si­ria, di­jo, aco­ge­mos con be­ne­plá­ci­to el anun­cio de la sa­li­da de esas fuer­zas de ocu­pa­ción de nues­tra tie­rra, pe­ro las co­sas se de­mues­tran con ac­cio­nes y no con pa­la­bras. Por otro la­do, de­be­mos re­co­no­cer que esa re­ti­ra­da ten­drá re­sul­ta­dos po­si­ti­vos en tan­to abri­ría el cam­po al ejér­ci­to ára­be si­rio pa­ra que ter­mi­ne la gue­rra con­tra los gru­pos te­rro­ris­tas que re­ci­bían el apo­yo de Was­hing­ton y de otros paí­ses oc­ci­den­ta­les.

Men­sa­je al pue­blo de Cu­ba

El di­plo­má­ti­co apro­ve­chó la ex­clu­si­va pa­ra, “en oca­sión del 60 aniver­sa­rio de la Re­vo­lu­ción cu­ba­na, tras­la­dar las más sin­ce­ras ex­pre­sio­nes de con­si­de­ra­ción y ad­mi­ra­ción a Cu­ba, a su Go­bierno, Par­ti­do y al pue­blo. Es­ta­mos se­gu­ros de que el fu­tu­ro se­rá me­jor y trae­rá bienestar y éxi­tos. Son 60 años de Re­vo­lu­ción, re­sis­ten­cia y fir­me­za”, co­men­tó.

May­ya se con­gra­tu­ló ade­más de que en abril pa­sa­do la nue­va ge­ne­ra­ción de la Re­vo­lu­ción hu­bie­ra afir­ma­do “que no acep­ta­ría ne­go­ciar los prin­ci­pios y va­lo­res de la Re­vo­lu­ción, pues re­pre­sen­ta la con­ti­nui­dad y la he­ren­cia del lí­der eterno Fi­del Cas­tro Ruz, y del Pri­mer Se­cre­ta­rio del Par­ti­do Co­mu­nis­ta de Cu­ba, Raúl Cas­tro Ruz”.

| fo­to: Yi­mel Díaz Mal­mier­ca

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.