Gua­má: Pri­mer Frente re­bel­de en dos tiem­pos

Trabajadores - - NACIONALES - | Betty Bea­tón Ruiz y Jua­ni­ta Per­do­mo La­re­za­da Betty Bea­tón Ruiz Archivo

AN­DAR por la geo­gra­fía del cos­te­ro y mon­ta­ño­so mu­ni­ci­pio de Gua­má, uno de los nue­ve de la pro­vin­cia de San­tia­go de Cu­ba, y el más lar­go de la na­ción, hin­cha de go­zo el al­ma de cual­quier mor­tal.

De un la­do es­tá el mar, a ra­tos sua­ve, aca­ri­cian­do el tra­mo de ori­lla de are­na os­cu­ra, a ra­tos vio­len­to contra las ro­cas, sal­pi­can­do in­clu­so al ca­mi­nan­te des­pre­ve­ni­do. Al otro la­do es­tá la mon­ta­ña, tro­zo de la Sie­rra Maes­tra de un ver­de in­ten­so que enamo­ra tan­to co­mo el azul pro­fun­do.

Pe­ro Gua­má es más que una tie­rra be­lla, ben­de­ci­da por un cli­ma sin­gu­lar y un sue­lo don­de bro­tan, a de­cir de mu­chos san­tia­gue­ros, las me­jo­res yu­cas y ma­lan­gas de la re­gión, ade­más de pi­ñas, man­gos y ma­ra­ño­nes que se dispu­tan pri­ma­cía con los de El Ca­ney.

Gua­má es his­to­ria vi­va, tan­gi­ble en ca­da rin­cón don­de el Pri­mer Frente Jo­sé Mar­tí, con el li­de­raz­go del Co­man­dan­te en Je­fe Fi­del Cas­tro Ruz, ci­men­tó las ba­ses del Ejér­ci­to Re­bel­de, sus pri­me­ros com­ba­tes y sus pri­me­ras vic­to­rias, hi­tos que a 60 años de Re­vo­lu­ción son hon­ra­dos con el día a día de su gen­te no­ble y tra­ba­ja­do­ra.

Pun­to de par­ti­da

En la tie­rra gua­men­se se mar­ca­ron pun­tos de par­ti­da que de­fi­nen las esen­cias de es­tas seis dé­ca­das de Re­vo­lu­ción.

El pri­me­ro se pu­so el 17 de enero de 1957, en La Pla­ta, don­de se desa­rro­lló el combate ini­cial del nú­cleo gue­rri­lle­ro, que a de­cir de el Che “(...) cons­ti­tu­yó nues­tra pri­me­ra vic­to­ria y tu­vo cier­ta re­so­nan­cia, más le­ja­na que la abrup­ta re­gión don­de se reali­zó. Fue un lla­ma­do de aten­ción a to­dos, la de­mos­tra­ción de que el Ejér­ci­to Re­bel­de exis­tía y es­ta­ba dis­pues­to a lu­char, y pa­ra no­so­tros, la re­afir­ma­ción de nues­tras posibilidades de triun­fo fi­nal”.

La Pla­ta tam­bién mos­tró la esen­cia hu­ma­nis­ta de aque­lla re­vo­lu­ción na­cien­te, con un tra­ta­mien­to y aten­ción a los he­ri­dos y pri­sio­ne­ros de gue­rra que sor­pren­dió a los sol­da­dos ba­tis­tia­nos, y fra­guó lo que es hoy una reali­dad a lo lar­go y an­cho de la na­ción, an­ti­ci­pa­da por Raúl Cas­tro Ruz en su diario de gue­rra lue­go de pren­der fue­go al cuar­te­li­to de La Pla­ta y remontar ha­cia lo fir­me de la Maes­tra: “Des­de lo le­jos, se veían ar­der so­bre los cuar­te­les de la opre­sión, las lla­mas de la li­ber­tad. Al­gún día no le­jano so­bre esas ce­ni­zas le­van­ta­re­mos es­cue­las”.

Otros si­tios de la geo­gra­fía de Gua­má tie­nen mar­ca de his­to­ria y vic­to­ria. Ahí es­tá, por ejem­plo, el Pi­co Tur­quino, el pun­to de ma­yor al­ti­tud en Cu­ba, con mil 974 me­tros so­bre el ni­vel del mar, a don­de lle­ga­ron por pri­me­ra vez Fi­del, Raúl y otros in­te­gran­tes de la gue­rri­lla, el 28 de abril de 1957, en ple­na ges­ta li­ber­ta­ria, pa­ra vol­ver a cum­plir con Mar­tí y re­no­var el sin­gu­lar es­pí­ri­tu de triun­fo que siem­pre los acom­pa­ñó.

Jus­to en evo­ca­ción de aquel mo­men­to, el Co­man­dan­te en Je­fe ex­pre­sa­ba en no­viem­bre de 1965: “En­tra­ña un sím­bo­lo, y es el sím­bo­lo de que el es­pí­ri­tu que nos tra­jo a es­tas mon­ta­ñas, el es­pí­ri­tu que nos lle­vó a es­tas mon­ta­ñas, es hoy co­mo ayer, y se­rá siem­pre, nues­tro es­pí­ri­tu, ¡el es­pí­ri­tu de nues­tra Re­vo­lu­ción!”.

Raíz gua­men­se tie­nen tam­bién Uve­ro, es­ce­na­rio de un combate —28 de ma­yo de 1957— que mar­có la ma­yo­ría de edad del Ejér­ci­to Re­bel­de; e igual­men­te Mar Ver­de del Tur­quino, si­tio que el 29 de no­viem­bre del pro­pio año se abo­nó con la san­gre de Ci­ro Redondo, as­cen­di­do pós­tu­ma­men­te a Co­man­dan­te y de quien el Che es­cri­bie­ra: “Gran com­pa­ñe­ro y so­bre to­do, uno de los in­con­mo­vi­bles pun­ta­les en cuan­to a ob­se­sión de lu­cha”.

Ini­cia­ti­va pa­ra edu­ca­do­res

El pa­so del tiem­po no men­gua la esen­cia de his­to­ria y vic­to­ria que esa tie­rra lle­va en sus en­tra­ñas. Hoy des­ta­ca en­tre los te­rri­to­rios que apor­tan re­sul­ta­dos a la pro­vin­cia de San­tia­go de Cu­ba, se­de de las ac­ti­vi­da­des cen­tra­les del país por el aniver­sa­rio 60 del triun­fo de la Re­vo­lu­ción.

Re­mo­za­mien­to de cen­tros de sa­lud, crea­ción de nue­vos ser­vi­cios, en­ga­la­na­mien­to de co­mu­ni­da­des cos­te­ras y mon­ta­ño­sas, im­pul­so a los pla­nes agro­pe­cua­rios y fo­res­ta­les, desa­rro­llo de la in­dus­tria ali­men­ta­ria y tu­rís­ti­ca y so­li­dez de la edu­ca­ción re­sul­tan no­ta­bles en Gua­má.

Jus­to en es­te úl­ti­mo or­den des­ta­ca una ac­ción sin­gu­lar en la que ad­mi­nis­tra­ción y sin­di­ca­to se die­ron la mano pa­ra me­jo­rar la co­ti­dia­ni­dad de los afi­lia­dos del sec­tor; se tra­ta de la Tien­da del Maes­tro, ini­cia­ti­va que ha be­ne­fi­cia­do a los mil 557 tra­ba­ja­do­res del sis­te­ma de edu­ca­ción, par­ti­cu­lar­men­te a los 700 do­cen­tes que im­par­ten clases en las 84 es­cue­las del mu­ni­ci­pio, cien­to por cien­to Plan Tur­quino.

“El lo­cal nos per­te­ne­cía, co­men­ta la Más­ter en Cien­cias Ma­rit­za del Río To­rres, di­rec­to­ra mu­ni­ci­pal de Edu­ca­ción, nues­tros pro­pios tra­ba­ja­do­res lo re­pa­ra­ron y con el apo­yo del go­bierno y co­mer­cio se man­tie­ne sur­ti­da, lo cual fa­ci­li­ta, en una ro­ta­ción or­de­na­da, dan­do prio­ri­dad a los cen­tros y maes­tros con me­jor eva­lua­ción de su la­bor, el ac­ce­so a pro­duc­tos de al­ta de­man­da”.

Bien lo sa­ben los “pro­fes” de zo­nas co­mo La Magdalena, Ocu­jal, Uve­ro, Bahía Lar­ga, El Fran­cés, mu­chos de ellos be­ne­fi­cia­dos con cocinas, ca­mas, col­cho­nes de mue­lle y es­pu­ma, mue­bles pa­ra el ho­gar, ro­pa re­ci­cla­da de pri­me­ra, pro­duc­tos de aseo y lim­pie­za, y mu­cho más, con ho­ra­rios de com­pra que se ade­cuan a las ne­ce­si­da­des y de­man­das de los do­cen­tes.

Gua­má apor­ta

Si bien en el te­rri­to­rio gua­men­se los sec­to­res so­cia­les des­pun­tan por su desem­pe­ño, los pro­duc­ti­vos no que­dan atrás. La plan­ta de be­ne­fi­cio de ca­fé y ca­cao Ben­ja­mín Par­do, de la zo­na de Las Co­lo­ra­das, lo de­mues­tra.

En ese cen­tro 14 tra­ba­ja­do­res se en­car­gan de pro­ce­sar y cla­si­fi­car to­do el ce­re­zo que se re­co­ge en el mu­ni­ci­pio, bue­na par­te de es­te ará­bi­co de al­ta ca­li­dad con des­tino a la ex­por­ta­ción, ade­más del ca­cao, apor­te di­rec­to a la sus­ti­tu­ción de im­por­ta­cio­nes.

“En es­ta co­se­cha te­ne­mos un plan de 55 to­ne­la­das, y ya pa­ra el cie­rre del 2018 su­pe­ra­mos las 45; sin du­da vol­ve­re­mos a cum­plir lo pac­ta­do, y a su­pe­rar en fí­si­co, en va­lo­res y en ren­di­mien­to lo que se lo­gró en el año pre­ce­den­te, lo cual re­per­cu­te a fa­vor del sa­la­rio, que co­mo pro­me­dio ron­da los 2 mil pe­sos”.

Tal y co­mo re­co­no­cen tra­ba­ja­do­res de lar­ga da­ta en la plan­ta: Fé­lix Martínez, Jo­sé Án­gel Mén­dez y Geanny Po­zo, a esos re­sul­ta­dos hay que su­mar­le el em­pe­ño de los que día a día “re­mien­dan los hie­rros”, pues la ma­qui­na­ria, ya ob­so­le­ta, so­bre­vi­ve gra­cias al in­ge­nio de los de allí, cues­tión que re­sul­ta común en­tre la gen­te de Gua­má, ufa­nos siem­pre por sa­ber­se de la mis­ma es­tir­pe de aque­llos que al­go más de 60 años atrás fun­da­ron en esos pre­dios el Pri­mer Frente Jo­sé Mar­tí.

Fi­del, Raúl y otros bar­bu­dos pro­ta­go­ni­za­ron el pri­mer as­cen­so del Ejér­ci­to Re­bel­de al Pi­co Tur­quino.

El mar Ca­ri­be y la Sie­rra Maes­tra si­lue­tean la be­lle­za pai­sa­jís­ti­ca del mu­ni­ci­pio de Gua­má.

Una ini­cia­ti­va co­mo la de la Tien­da del Maes­tro en Gua­má de­mues­tra que se pue­den bus­car al­ter­na­ti­vas pa­ra es­ti­mu­lar a los tra­ba­ja­do­res de es­te sec­tor.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba

© PressReader. All rights reserved.