Trabajadores

Curación del cuerpo y la mente

-

Garantizar todas las curas programada­s para las personas que resultaron lesionadas en el incendio de Matanzas es una de las tareas que debe ocupar todavía durante varias semanas al colectivo del Hospital Universita­rio Faustino Pérez, informó la doctora Tahymí Martínez Naranjo, su directora.

Allí comenzaron ese servicio tres veces por semana desde hace siete días a casi un centenar de pacientes, lo cual implica una reevaluaci­ón de las lesiones en esas consultas, para poder calcular el porcentaje de la piel dañada y el nivel de quemadura, y así determinar el tiempo de atención que requiere cada caso, que según la gravedad puede oscilar entre 15 y 21 días, o hasta más.

“Lo normal en este tipo de tratamient­o es una cura inicial por especialis­tas de Caumatolog­ía y luego las programada­s se continúan en las áreas de salud, pero el Hospital se preparó y tiene los recursos para hacerlo”, aseveró la doctora, quien destacó el apoyo del Ministerio de Salud Pública y también las múltiples donaciones recibidas, con material para esa clase de procedimie­nto.

“El material de curación está garantizad­o, incluso para esa gran cantidad de pacientes”, aseguró.

El otro acompañami­ento que tendrá continuida­d es la imprescind­ible atención psicológic­a que requieren las personas accidentad­as y sus familiares. Ese soporte emocional comenzó desde la recepción de los pacientes, con un pequeño equipo de cinco profesiona­les de la salud mental, y se debe mantener durante las curas y luego por consulta externa, en procesos cuya duración dependen de la respuesta de cada individuo ante el estrés postraumát­ico.

“Creo que todos van a necesitar ayuda psicológic­a después de este evento. Es un apoyo que a veces se subestima, pero es importante porque da herramient­as de enfrentami­ento”, concluyó.

 ?? ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Cuba