Se­lla el amor en “El Valle En­can­tan­do”

A la moda Bodas - - Luna De Miel -

El Valle En­can­ta­do” o “La Sui­za del Ca­ri­be” es co­mo se le co­no­ce a Cons­tan­za, un má­gi­co mu­ni­ci­pio per­te­ne­cien­te a la pro­vin­cia La Ve­ga, don­de el ver­dor de sus mon­ta­ñas, su de­li­cio­so cli­ma y el ai­re pu­ro que se res­pi­ra for­man par­te de los ele­men­tos esen­cia­les, que le per­mi­ten ser uno de los lu­ga­res más vi­si­ta­dos del nor­te de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, por to­da la fa­mi­lia, en es­pe­cial por pa­re­jas. Jus­to en el cen­tro de es­te “sue­ño” he­cho pai­sa­je, se en­cuen­tra Al­to­ce­rro, un com­ple­jo de 34 vi­llas in­de­pen­dien­tes y un ho­tel con ocho ha­bi­ta­cio­nes más seis sui­tes, ideal pa­ra fes­te­jar cual­quier ti­po de even­to, sien­do las bodas uno de los más ce­le­bra­dos. Y es que pa­ra mu­chas mu­je­res dar el sí a su pa­re­ja, en me­dio de tan­ta na­tu­ra­le­za, se con­vier­te en una de las ex­pe­rien­cias más her­mo­sas de su

UNO DE LOS MO­MEN­TOS MÁS IM­POR­TAN­TES PA­RA UNA PA­RE­JA LUE­GO DEL NO­VIAZ­GO, ES DAR EL GRAN PA­SO AL MA­TRI­MO­NIO, RI­TUAL EN EL CUAL DE­CI­DEN UNIR SUS VI­DAS

PA­RA SIEM­PRE, CON­VIR­TIÉN­DO­SE EN ES­PO­SOS. ¿ES­TÁS LIS­TA O LIS­TO PA­RA ES­TE ACON­TE­CI­MIEN­TO? ¿DE­CI­DIS­TE CUAL SE­RÁ EL MÁ­GI­CO LU­GAR PA­RA SE­LLAR ESE AMOR?

DES­CU­BRE CONS­TAN­ZA UN DES­TINO RO­MÁN­TI­CO E IDEAL PA­RA PA­RE­JAS.

vi­da. Si an­he­las ce­le­brar tu bo­da en un lu­gar co­mo es­te, Al­to­ce­rro cuen­ta con un cen­tro de con­ven­cio­nes que po­see di­ver­sos sa­lo­nes a ele­gir, el cual de­pen­de­rá de la can­ti­dad de in­vi­ta­dos. Ade­más de una te­rra­za y bar jus­to den­tro del mis­mo.

Así co­mo una enor­me área de cam­ping y el fa­mo­so Ga­ze­bo del Agua, pa­ra dis­po­ni­bi­li­dad de 150 per­so­nas. Ofre­cen ade­más un me­nú te­má­ti­co y pro­pio pa­ra las bodas, be­bi­das, mon­ta­jes, ca­ma­re­ros y mo­da­li­dad de des­cor­che si así se pre­fie­re. Los re­cién ca­sa­dos ten­drán co­mo re­ga­lo de lu­na de miel, una ro­mán­ti­ca vi­lla de­co­ra­da pa­ra la oca­sión con chi­me­nea in­clui­da.

Los in­vi­ta­dos de la ce­re­mo­nia y ni­ños de 3 a 10 años, tie­nen des­cuen­tos es­pe­cia­les, pa­ra que tam­bién dis­fru­ten de la es­ta­día.

DE­TA­LLES

Las ha­bi­ta­cio­nes del ho­tel son de una a tres per­so­nas, cuen­tan con bal­cón, te­le­vi­sión por ca­ble, con­ser­je­ría las 24 ho­ras, ser­vi­cio a la ha­bi­ta­ción, etc.; y las sui­tes de una a cua­tro per­so­nas, a di­fe­ren­cia de las ha­bi­ta­cio­nes, po­seen ade­más ne­ve­ra eje­cu­ti­va y sa­la. Las vi­llas, se di­fe­ren­cian por te­ner su pro­pia co­ci­na, to­tal­men­te equi­pa­da. Cuen­tan con un res­tau­ran­te en su to­ta­li­dad a la car­ta, pe­ro con es­pe­cia­li­dad en co­ci­na tra­di­cio­nal do­mi­ni­ca­na. En el ca­so del desa­yuno es ti­po buf­fet. En el área de cam­ping si desea pue­de lle­var su ca­sa de cam­pa­ña y acam­par jus­to ahí. Si desean ha­cer un BBQ, cuen­tan con ocho kioscos equi­pa­dos. Ya cuen­tas con to­da la in­for­ma­ción, aho­ra te to­ca a ti vi­si­tar Al­to­ce­rro y vi­vir la ex­pe­rien­cia.

El lu­gar se pres­ta pa­ra rea­li­zar her­mo­sas e inol­vi­da­bles se­sio­nes fo­to­grá­fi­cas.

Sí­gue­los en su cuen­ta de Ins­ta­gram @ho­te­lal­to­ce­rro y co­no­ce más de sus ins­ta­la­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.