No­so­tras LASMUJERES

A la moda - - Moda -

Ha­ce­mos gi­rar el mun­do, da­mos y alum­bra­mos vi­da, ilu­mi­na­mos ca­da es­pa­cio, ¡So­mos tan po­de­ro­sas! Es in­creí­ble que to­da­vía hoy, en pleno 2018 te­ne­mos las mu­je­res que se­guir lu­chan­do por una igual­dad sa­la­rial, que no mi­re gé­ne­ros, que te­ne­mos que se­guir de­mos­tran­do lo ca­pa­ces que so­mos, que de­be­mos re­cla­mar los abu­sos y ha­cer en­ten­der que cuan­do de­ci­mos NO es NO, o te­ner que re­cal­car que al­go tan in­fa­me co­mo la vio­len­cia fí­si­ca o psi­co­ló­gi­ca, es sim­ple­men­te inad­mi­si­ble... A ve­ces sien­to que ten­dre­mos una lu­cha eter­na, tra­tan­do de lle­gar a un pun­to jus­to. No se tra­ta de es­tar por en­ci­ma ni de es­tar por de­ba­jo, sino de es­tar ni­ve­la­dos. Hom­bres y mu­je­res de­ben asu­mir­se de una vez por to­das, co­mo com­ple­men­tos per­fec­tos y de­jar atrás la lu­cha sin sen­ti­do que es­ta­ble­ce un se­xo dé­bil o uno fuer­te. Qui­zás que­da mu­cho por ha­cer, pe­ro al mi­rar fo­to­gra­fías del pa­sa­do, po­de­mos re­co­no­cer que las mu­je­res de hoy so­mos real­men­te pri­vi­le­gia­das, la ver­da­de­ra lu­cha co­men­zó mu­cho, mu­cho tiem­po atrás y ca­da re­sul­ta­do po­si­ti­vo que ob­ten­ga­mos hoy, de­be hon­rar a las que lu­cha­ron so­lo por la vi­sión de un me­jor fu­tu­ro para las que es­ta­ban por ve­nir, sin ob­te­ner nin­gún be­ne­fi­cio en el pre­sen­te que les to­có vi­vir. A la fe­cha de­be­mos se­guir de­rri­ban­do men­ta­li­da­des ob­so­le­tas y pro­pi­ciar cam­bios ge­ne­ra­dos en lo pro­fun­do, no en la su­per­fi­cie. Es­ta nue­va lu­cha nos une en la con­quis­ta de un nue­vo ca­mino, y yo no de­jo de pre­gun­tar­me: "¿Por qué te­ne­mos que se­guir re­cla­man­do, lo que por na­tu­ra­le­za nos me­re­ce­mos?".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.