CA­RO­LI­NA GRULLÓN

UNA MU­JER TO­DO TE­RRENO, ES­Tá SIEM­PRE EN CONS­TAN­TE IN­NO­VA­CIóN, CON MáS DE 10 AñOS DE TRA­BA­JO FUE­RA Y DEN­TRO DEL PAÍS EN EL AM­BIEN­TE DE LA ME­DI­CI­NA ES­TÉ­TI­CA, LO QUE MáS VA­LO­RA DE SU TRA­BA­JO ES DAR­LE ALE­GRÍA Y BIE­NES­TAR A SUS PA­CIEN­TES, DE ES­TA SA­TIS­FAC­CIóN

A la moda - - Perfil Belleza -

Con unas ga­nas enor­mes de vi­vir nue­vas ex­pe­rien­cias, la lle­vó a ale­jar­se de la vi­da con­ven­cio­nal y es­ca­par­se lo más le­jos de la ru­ti­na. Por mo­ti­vos de sa­lud no pu­do se­guir ejer­cien­do su ca­rre­ra de edu­ca­ción ini­cial, se vio en la ne­ce­si­dad de cam­biar de ca­rre­ra y fue en­ton­ces cuan­do su pri­mer so­brino al­can­zó la ado­les­cen­cia, y su ca­ra se lle­nó de ac­né. Se sen­tía muy im­po­ten­te, pues en el país na­die po­día con­tro­lar su con­di­ción, de­bi­do a es­to de­ci­dió abrir­se ca­mino en una ca­rre­ra don­de po­dría ayu­dar a las per­so­nas a sen­tir­se bien con­si­go mis­ma, ade­más de que le apa­sio­na­ban los lá­se­res, la in­no­va­ción y la tec­no­lo­gía, así se gra­duó en To­ron­to, Ca­na­dá de Es­té­ti­ca Mé­di­ca y el uso del lá­ser pa­ra tra­ta­mien­tos es­té­ti­cos. In­me­dia­ta­men­te que en­tró en ca­rre­ra se enamoró de la es­té­ti­ca, re­cuer­da có­mo no de­ja­ba de ha­blar, de evaluar men­tal­men­te a ca­da per­so­na en la ca­lle, aún le re­sul­ta di­fí­cil no ha­cer­lo. Con el tiem­po sen­tía que su vi­sión por la es­té­ti­ca no iba con la mar­ca que re­pre­sen­ta­ba, y fue en­ton­ces don­de sur­ge Lá­ser Blu, ya que el mer­ca­do do­mi­ni­cano me­re­cía y me­re­ce un ser­vi­cio de me­di­ci­na es­té­ti­ca con la más al­ta ca­li­dad y

es­tán­da­res, don­de pu­die­ra im­ple­men­tar to­do lo que ha­bía apren­di­do fue­ra del país. “En Lá­ser Blu ca­da per­so­na cuen­ta co­mo ser hu­mano, por eso nos en­fo­ca­mos en re­sol­ver las ne­ce­si­da­des rea­les de las per­so­nas que nos vi­si­tan en bus­ca de re­sul­ta­dos rea­les y ho­nes­tos”. El éxi­to de sus pro­ce­di­mien­tos se ba­san en ofre­cer un ser­vi­cio to­tal­men­te per­so­na­li­za­do, don­de se eva­lúa me­di­ca­men­te y per­so­nal­men­te al pa­cien­te, ya que no exis­ten dos cuer­pos igua­les, brin­dar­le fe­li­ci­dad y con­fort a sus pa­cien­tes me­dian­te el cui­da­do es­té­ti­co de su piel y ser­vi­cios de nu­tri­ción per­so­na­li­za­da, ba­sán­do­se en la com­bi­na­ción de va­rias téc­ni­cas y tec­no­lo­gía, has­ta ob­te­ner el re­sul­ta­do desea­do. Su vi­sión es ser re­co­no­ci­da na­cio­nal e in­ter­na­cio­nal­men­te co­mo la clí­ni­ca mo­der­na en el sec­tor de la me­di­ci­na es­té­ti­ca, nu­tri­ción y de­pi­la­ción lá­ser, con equi­pos de úl­ti­ma ge­ne­ra­ción, ser­vi­cios de pri­me­ra cla­se y un per­so­nal cua­li­fi­ca­do con los más al­tos es­tán­da­res de for­ma­ción. Allí es­tán cons­cien­tes que lo úni­co cons­tan­te en el mun­do es el cam­bio, por es­ta ra­zón cree­mos en la in­no­va­ción y nos en­fo­ca­mos en ca­da día me­jo­rar con­ti­nua­men­te nues­tros pro­ce­sos, equi­pos y he­rra­mien­tas. Su re­co­men­da­ción pa­ra te­ner una piel sa­na y be­lla es ba­jar el con­su­mo de azú­car, ya que con el tiem­po ter­mi­nan por des­truir el sos­tén de la piel, y siem­pre uti­li­zar un buen blo­quea­dor so­lar.

NA­DA EN ES­TA VI­DA ME DA MáS ALE­GRíA Y BIE­NES­TAR QUE VER LAS SON­RI­SAS DE LOS PA­CIEN­TES CUAN­DO VEN LOS RE­SUL­TA­DOS, ES UN GRAN BE­NE­FI­CIO DE MI PRO­FE­SIóN. LA SA­TIS­FAC­CIóN DE SER RES­PON­SA­BLE DE ESA ALE­GRíA".

LA ES­Té­TI­CA ES EL áREA DE ES­PE­CIA­LI­ZA­CIóN DE ES­TA MU­JER A LA MO­DA, DES­DE SU EN­TRO DE OPE­RA­CIO­NES EN LASERBLÚ, CAM­BIA LOS ROSTROS Y LES APOR­TA ALE­GRÍA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.