ES­PE­CIAL AR­QUI­TEC­TU­RA

tian­jin Bin­hai es un cen­tro cul­tu­ral Que aca­ba de abrir­se en chi­na, y es co­mo un sue­ño he­cho reali­dad pa­ra los aman­tes de los li­bros. Con una ar­qui­tec­tu­ra que pa­re­ce ex­traí­da de una pe­lí­cu­la de cien­cia fic­ción, y con ca­pa­ci­dad pa­ra al­ber­gar 1.2 mi­llo­nes d

Aldaba - - SUMARIO - Tex­to: Lau­ra Oli­vo Fo­tos: Fuen­te ex­ter­na

Tian­jin Bin­hai es un cen­tro cul­tu­ral que aca­ba de abrir­se en Chi­na, y es co­mo un sue­ño he­cho reali­dad pa­ra los aman­tes de los li­bros.

la bi­blio­te­ca fue cons­trui­da en tian­jin, una me­tró­po­li cos­te­ra ubi­ca­da a unos 100 km de las afue­ras de la ca­pi­tal de chi­na, pe­kín. el gru­po de di­se­ño ho­lan­dés mvrdv, en co­la­bo­ra­ción con los ar­qui­tec­tos lo­ca­les del Ins­ti­tu­to de Pla­ni­fi­ca­ción y Di­se­ño ur­bano de tian­jin (tup­di), ha com­ple­ta­do la Bi­blio­te­ca Bin­hai de tian­jin, un cen­tro cul­tu­ral de 33,700 m2 con un im­pre­sio­nan­te va­lor ar­qui­tec­tó­ni­co. se inau­gu­ró el 1 de oc­tu­bre 2017, y las fo­tos de la es­pec­ta­cu­lar ar­qui­tec­tu­ra de­mos­tra­ron ser un éxi­to en las re­des so­cia­les. es­tos ar­qui­tec­tos crea­ron un con­cep­to muy vi­sual de la edi­fi­ca­ción; pa­re­ce­ría co­mo un ojo gi­gan­te que ¡to­do lo ve y lee! sus es­tan­te­rías on­du­lan­tes cu­bren cin­co pi­sos en for­ma de una cas­ca­da. Hay es­pa­cios di­se­ña­dos pa­ra ca­da una de las in­ter­ac­cio­nes que pue­de ha­cer un ser hu­mano en una bi­blio­te­ca.

“Los án­gu­los y las cur­vas es­tán des­ti­na­dos a es­ti­mu­lar di­fe­ren­tes usos del es­pa­cio, co­mo leer, ca­mi­nar, re­unir­se y dis­cu­tir. Jun­tos for­man el “ojo” del edi­fi­cio: pa­ra ver y ser vis­to”, cuen­tan los ar­qui­tec­tos en una en­tre­vis­ta pu­bli­ca­da en te­le­graph.co.uk.

En el cen­tro, un au­di­to­rio es­fé­ri­co muy in­ge­nio­so en su lu­mi­no­téc­ni­ca; las es­ca­le­ras for­man par­te de esa sen­sa­ción de on­du­la­ción, so­bre to­do el in­te­rior

del edi­fi­cio, que pa­re­ce­ría no te­ner pa­re­des, sino olas de li­bros, que en un prin­ci­pio son si­mu­la­cio­nes pa­ra que se en­ten­die­ra el con­cep­to. aún fal­ta tiem­po pa­ra lle­nar tan­tos me­tros cua­dra­dos de co­no­ci­mien­to. la bi­blio­te­ca fu­tu­ris­ta se en­cuen­tra den­tro de una ga­le­ría pro­te­gi­da, co­ro­na­da por ar­cos abo­ve­da­dos con for­ma de ca­te­dral, al pa­re­cer for­ja­dos en hie­rro, que ser­pen­tea a lo lar­go de to­da la es­truc­tu­ra.

El pro­yec­to de MVRDV es­tá ro­dea­do por otros cua­tro edi­fi­cios cul­tu­ra­les, di­se­ña­dos por un equi­po in­ter­na­cio­nal de ar­qui­tec­tos co­mo Ber­nard ts­chu­mi Ar­chi­tects y Bing Thom Ar­chi­tects, fir­mas de re­nom­bre in­ter­na­cio­nal en el mun­do de la ar­qui­tec­tu­ra. des­de la plan­ta ba­ja, los vi­si­tan­tes pue­den ac­ce­der fá­cil­men­te a las áreas de lec­tu­ra pa­ra ni­ños y an­cia­nos, el au­di­to­rio, la en­tra­da prin­ci­pal, y al ac­ce­so a las te­rra­zas de los pi­sos su­pe­rio­res co­nec­ta­dos al com­ple­jo cul­tu­ral. los pi­sos pri­me­ro y se­gun­do con­sis­ten, prin­ci­pal­men­te, en sa­las de lec­tu­ra, li­bros y sa­las de es­tar, mien­tras que los pi­sos su­pe­rio­res in­clu­yen sa­las de reunio­nes, ofi­ci­nas, compu­tado­ras y sa­las de au­dio y dos pa­tios en la azo­tea.

Las es­tan­te­rías ado­sa­das, que ha­cen eco de la for­ma de la es­fe­ra, crean un pai­sa­je in­te­rior, to­po­grá­fi­co, cu­yos con­tor­nos se ex­tien­den y se en­vuel­ven al­re­de­dor de la fa­cha­da. De esta for­ma, las es­tan­te­rías es­ca­lo­na­das ex­te­rio­ri­zan en la fa­cha­da. El...

La bi­blio­te­ca es el pro­yec­to más rá­pi­do de MVRDV has­ta la fe­cha. Pa­sa­ron so­lo tres años des­de el pri­mer bo­ce­to has­ta la aper­tu­ra. De­bi­do a la fe­cha de fi­na­li­za­ción da­da pre­via­men­te, la ex­ca­va­ción del si­tio du­ró po­co y pa­sa­ron in­me­dia­ta­men­te a la fa­se...

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.