UNA ES­TAN­TE­RÍA MULTIFUNCIONAL

Crear un es­pa­cio que apor­te mo­vi­mien­to y li­ge­re­za no es ta­rea fá­cil; pe­ro cuan­do la de­di­ca­ción y el es­fuer­zo tra­ba­jan es­tre­cha­men­te, se lo­gra has­ta lo inima­gi­na­ble. Por eso, la di­se­ña­do­ra de in­te­rio­res Car­men Ari­za nos co­men­ta que ha­cer es­te pro­yec­to real

Aldaba - - SOLUCIONES - Texto: Me­li­sa Gó­mez Fo­tos: Mi­sael Ra­mí­rez

En bus­ca de una so­lu­ción efi­caz, pe­ro so­bre to­do que fue­ra crea­ti­va tan­to en fun­ción y for­ma, na­ce es­te con­cep­to de es­tan­te­ría multifuncional. Se di­se­ñó un mue­ble de te­le­vi­sión y es­tan­te­ría que, ade­más de ser el pun­to fo­cal del apar­ta­men­to, se con­ver­ti­ría en un ac­ce­so se­cre­to al ba­ño de vi­si­tas. La di­se­ña­do­ra de in­te­rio­res Car­men Ari­za nos ha­bla so­bre la ins­pi­ra­ción del di­se­ño de es­te, y ex­pli­ca que sur­ge co­mo so­lu­ción a dis­tin­tas ne­ce­si­da­des. Nos na­rra que al en­trar a es­te apar­ta­men­to se en­cuen­tra de fren­te con el ba­ño de vi­si­tas, es­ta puer­ta no so­lo in­te­rrum­pía vi­sual­men­te lo que en reali­dad de­bía de ser la pa­red fo­cal, sino que li­mi­ta­ba el es­pa­cio de al­ma­ce­na­mien­to. La sa­la tie­ne una dis­tri­bu­ción alar­ga­da y es­ta amue­bla­da con un so­fá mo­du­lar gran­de, por lo que de so­lo uti­li­zar la par­te asig­na­da pa­ra el mue­ble de te­le­vi­sión nos en­con­tra­ría­mos con un es­pa­cio des­pro­por­cio­na­do. Por es­ta ra­zón, se reali­zó una in­ter­ven­ción com­ple­ta, in­te­gran­do la puer­ta del ba­ño de vi­si­tas pa­ra lo­grar una sen­sa­ción de con­ti­nui­dad y crear un am­bien­te ba­lan­cea­do. La ex­per­ta di­ce que la ins­pi­ra­ción sur­gió al tra­tar de re­sol­ver un pro­ble­ma, y que lue­go se con­vir­tió en un gran apor­te ar­qui­tec­tó­ni­co al es­pa­cio y un pun­to de mu­cho atrac­ti­vo vi­sual. Ari­za re­sal­ta que fue muy im­por­tan­te el

CUAR­TO DE BA­ÑO DE VI­SI­TAS. Una pro­pues­ta to­tal­men­te in­no­va­do­ra y mo­der­na don­de ca­da com­par­ti­mien­to tie­ne su pro­pia ra­zón de ser. Lo más inima­gi­na­ble, di­ce Ari­za, es có­mo iba a po­der in­te­grar el es­tan­te y el ba­ño de vi­si­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.