an­drés AU­GUS­TO AY­BAR

Bus­car nue­vas in­ter­pre­ta­cio­nes y crear es­pa­cios dis­tin­ti­vos es tí­pi­co de Ay­bar, así co­mo in­te­grar con­cep­tos, co­lo­res, di­se­ños y tex­tu­ras sin caer en lo re­pe­ti­ti­vo. Y prue­ba de ello es es­te tra­ba­jo de in­terio­ris­mo que nos pre­sen­ta.

Aldaba - - MORADAS CON ENCANTO -

Lo con­ven­cio­nal se aleja por com­ple­to al lle­gar al re­ci­bi­dor. Le­jos de ser un es­pa­cio cua­dra­do, es una es­pe­cie de “tú­nel”, don­de te da la bien­ve­ni­da una obra de ar­te de gran im­pac­to vi­sual. Se en­cuen­tra allí, jus­to al fon­do; es uno de los tra­ba­jos de la ar­tis­ta She­re­za­de Gar­cía, mon­ta­da, por así de­cir­lo, en un fon­do de es­pe­jo en­ve­je­ci­do que da la sen­sa­ción de con­ti­nui­dad del es­pa­cio más allá de las pa­re­des.

En el mis­mo re­ci­bi­dor, a la de­re­cha, una obra de ar­te de Án­gel Urrely. A la iz­quier­da, un ni­cho que da pa­so a la co­lo­ca­ción de una es­cul­tu­ra o ja­rro­nes de di­fe­ren­tes al­tu­ras. En es­te ca­so, se hi­zo una com­bi­na­ción de ja­rro­nes del di­se­ña­dor Tom Di­xon, con fo­lla­jes y flo­res na­tu­ra­les al des­cui­do. El apar­ta­men­to en to­tal tie­ne apro­xi­ma­da­men­te cua­tro­cien­tos me­tros

“Es­te es un es­pa­cio di­se­ña­do y crea­do úni­ca

y ex­clu­si­va­men­te pa­ra es­te clien­te. Co­mo siem­pre ha­ce­mos, no nos gus­ta ha­cer lo tí­pi­co, tra­ta­mos de bus­car pie­zas que sean dis­tin­ti­vas, di­fe­ren­tes”. An­drés Au­gus­to Ay­bar, CEO de El Es­tu­dio Pro­yec­tos & El Es­tu­dio Sto­re

(Fo­to: Ri­car­do Pian­ti­ni Ha­zoury).

cua­dra­dos, en el que se in­ter­vi­nie­ron bá­si­ca­men­te las áreas so­cia­les, co­mo el re­ci­bi­dor, la sa­la, el co­me­dor, la co­ci­na fría, ti­po pantry (que es­ta fren­te al co­me­dor), el es­tu­dio y la te­rra­za ti­po bal­cón. “En es­te pro­ce­so mo­di­fi­ca­mos to­do en cuan­to al te­ma de de­co­ra­ción; la dis­tri­bu­ción de los es­pa­cios se que­dó igual”, se­ña­la el di­se­ña­dor de in­te­rio­res An­drés Au­gus­to Ay­bar, quien por se­gun­da oca­sión, lue­go de ha­ber he­cho la re­mo­de­la­ción del apar­ta­men­to ha­ce cin­co años, tra­ba­jó en di­cho es­pa­cio.

Los es­pa­cios son flui­dos, áreas co­mu­nes co­mo los pa­si­llos ha­cen las co­ne­xio­nes. La en­tra­da al apar­ta­men­to es co­mo una in­vi­ta­ción a re­co­rrer los di­fe­ren­tes es­pa­cios; pue­des, por ejem­plo, to­mar el pa­si­llo que te lle­va al re­ci­bi­dor, y per­fec­ta­men­te te con­du­ce, ade­más, al co­me­dor o te pue­de lle­var a la co­ci­na fría o di­rec­ta­men­te al área de las ha­bi­ta­cio­nes. Lue­go, el pa­si­llo, ha­cia el otro ex­tre­mo, te guía al gran sa­lón prin­ci­pal, al es­tu­dio y a la te­rra­za. El sa­lón prin­ci­pal cuen­ta con dos sa­las in­te­gra­das que se hi­cie­ron sec­cio­na­das co­mo den­tro de un gran sa­lón, que co­mu­ni­ca al es­tu­dio y a la te­rra­za ti­po bal­cón, a la de­re­cha, mien­tras que, a la iz­quier­da, da ac­ce­so al co­me­dor. Es un re­co­rri­do con un li­nea­mien­to y un se­gui­mien­to en­tre un es­pa­cio y otro, sin es­tar cor­ta­do o seg­men­ta­do; de he­cho, la gran ma­yo­ría de las puer­tas son co­rre­di­zas, poc­ket door, que se es­con­den den­tro de los mu­ros y se uni­fi­can con la es­truc­tu­ra.

Los due­ños de la ca­sa son muy so­cia­bles, les gus­ta ha­cer reunio­nes en­tre ami­gos y fa­mi­lia­res; de he­cho, el co­me­dor se tra­ba­jó, de for­ma tal, que dé ac­ce­so a la co­ci­na fría (muy usa­da por los pro­pie­ta­rios), pa­ra

que pue­dan in­ter­ac­tuar con los in­vi­ta­dos des­de allí, mien­tras pre­pa­ran los ali­men­tos. La co­ci­na tie­ne la pe­cu­lia­ri­dad de te­ner un huer­to in­te­gra­do, cu­yas plan­tas se van re­em­pla­zan­do a me­dia que se van usan­do.

POR AMOR AL AR­TE

In­ter­ve­nir es­te es­pa­cio, a ni­vel tra­ba­jo de in­terio­ris­mo, fue una ex­plo­ra­ción de la de­co­ra­ción de in­te­rior a tra­vés de las obras de ar­te de di­fe­ren­tes maes­tros y ar­tis­tas. El pro­pie­ta­rio del apar­ta­men­to es co­lec­cio­nis­ta des­de ha­ce mu­chos años, y su afi­ción por el ar­te se ve re­fle­ja­do en ca­da uno de los es­pa­cios. Es así co­mo en los di­fe­ren­tes am­bien­tes se pue­de dis­fru­tar de las obras de des­ta­ca­dos ar­tis­tas co­mo She­re­za­de Gar­cía, Tania Mar­mo­le­jos, Fer­nan­do Va­re­la, Eleo­mar Puen­te, Ruddy Ta­ve­ras, Juan Car­los Re­yes, Mari Qui­ño­ne­ro, Án­gel Ure­li… Pa­ra to­das ellas se crea­ron es­pa­cios es­pe­cia­les; se tra­ba­jó la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.