Et­cé­te­ra

BavaroNews - - AQUI NOSOTROS -

QUÉ CO­SAS, LA EM­PRE­SA DE TRANS­POR­TE ME­TRO no pe­ga una. Pri­me­ro los due­ños y úni­cos due­ños de las ru­tas del trans­por­te en La Al­ta­gra­cia le prohi­bie­ron que en­tra­ra una nue­va ru­ta a es­ta zo­na tu­rís­ti­ca, es­pe­cí­fi­ca­men­te a Cap Ca­na. Ese fue el pri­mer guan­ta­zo.

EL SEGUNGO FUETAZO QUE RE­CI­BIÓ ME­TRO aho­ra se lo ases­tó la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Im­pues­tos In­ter­nos (DGII), qui­tán­do­le el de­re­cho a ope­rar en San­to Do­min­go y en Bá­va­ro. La en­ti­dad es­ta­tal ale­ga que la em­pre­sa de trans­por­te in­cum­plió sus de­be­res fis­ca­les y que por tal ra­zón de­bió sus­pen­der­le la li­cen­cia de ope­ra­ción. ¡Qué goool­peee!.

OJALA QUE IM­PUES­TOS IN­TER­NOS SI­GA HA­CIEN­DO lo que nun­ca se ha he­cho, pe­ro que ex­tien­da su mano san­cio­na­do­ra aquí, allá y acu­llá, por­que en es­ta me­dia is­la siem­pre se qui­so ju­gar al chi­vo­lo­quis­mo en esos me­nes­te­res de pa­go de im­pues­tos.

LOS HAY QUE PA­GAN, Y MU­CHO, PE­RO OTROS SE OL­VI­DAN de que las obras de be­ne­fi­cio co­mún y co­lec­ti­vo que rea­li­za el Go­bierno se ha­cen gran par­te con im­pues­tos co­bra­dos a quie­nes es­tán obli­ga­dos a pa­gar.

LOS AGUACEROS, ADE­MÁS DE MOJAR E INUNDAR, nos re­cuer­dan siem­pre lo irres­pon­sa­ble que son las au­to­ri­da­des y los ciu­da­da­nos. Los pri­me­ros, por­que no quie­ren me­ter­le mano al pro­ble­ma an­ces­tral de un sis­te­ma de al­can­ta­ri­lla­do in­ser­vi­ble y ob­so­le­to, y cul­pa­ble de los ma­res que se for­man en ca­lles y ave­ni­das en to­do el país.

Y LOS CIU­DA­DA­NOS POR­QUE SON ELLOS quie­nes con su con­duc­ta re­pu­dia­ble lle­nan las vías pú­bli­cas de ba­su­ra, que lue­go va a pa­rar a esas mis­mas al­can­ta­ri­llas que da­tan de cuan­do Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na ape­nas co­no­cía la te­le­fo­nía análo­ga y en las ca­lles se an­da­ba en bu­rros.

NO BIEN EL CIE­LO ANUN­CIA QUE HA­BRÁ AGUA, ya las ca­lles es­tán anega­das. En­ton­ces to­do se vuelve un círcu­lo vi­cio­so: las au­to­ri­da­des cul­pan a la gen­te de ta­po­nar las al­can­ta­ri­llas y los mu­ní­ci­pes exi­gen que se re­cons­tru­ya el sis­te­ma de desagüe. Así no hay to­ro que lle­gue a buey.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.