BOU­LE­VARD DE LA ME­DI­CI­NA PRE­VEN­TI­VA /

La neu­ro­to­xi­na bo­tu­lí­ni­ca

BavaroNews - - AQUÍ NOSOTROS - DR. HERVIDO TAVÁREZ / hta­va­rez2883@gmail.com

El bo­tu­lis­mo es una en­fer­me­dad de trans­mi­sión ali­men­ta­ria, cau­sa­da por la bac­te­ria Clos­tri­dium bo­tu­li­num, sue­le con­ver­tir­se en una gra­ve y mor­tal en­fer­me­dad cuan­do no se ad­mi­nis­tra un tra­ta­mien­to opor­tuno y pre­coz.

La cau­sa más co­mún de trans­mi­sión de la en­fer­me­dad, ocu­rre por la in­ges­ta de ali­men­tos con­ta­mi­na­dos con las neu­ro­to­xi­nas del mi­cro­or­ga­nis­mo, pe­ro tam­bién se pue­de ad­qui­rir me­dian­te he­ri­das in­fec­ta­das y por in­ha­la­ción.

La bac­te­ria bo­tu­lí­ni­ca tie­ne la par­ti­cu­la­ri­dad de re­sis­tir al­tas tem­pe­ra­tu­ras, co­lo­ni­zar y ger­mi­nar en me­dios sin oxí­geno, ex­cre­tan­do sus to­xi­nas cau­san­do in­fec­ción no solo al ser hu­mano, sino que la po­de­mos en­con­trar en el aire, la tie­rra y ríos; afec­tan­do aves, ma­mí­fe­ros y pe­ces, mis­mos que son par­te im­por­tan­te de nues­tra ca­de­na ali­men­ti­cia.

Los ali­men­tos de más al­to ries­go son los con­ser­va­dos: ta­les co­mo ju­días ver­des, es­pi­na­cas, re­mo­la­chas, atún en la­ta y pes­ca­dos fer­men­ta­dos, sa­la­dos y ahu­ma­dos; pro­duc­tos cár­ni­cos; por ejem­plo, ja­món y sal­chi­chas, en­tre otros.

Los sig­nos y sín­to­mas usual­men­te apa­re­cen en­tre 12-36 ho­ras des­pués de la in­ges­ta de ali­men­tos con­ta­mi­na­dos con la to­xi­na bo­tu­lí­ni­ca, pe­ro pue­de ex­ten­der­se has­ta ocho días. Es­tos se ca­rac­te­ri­zan por de­bi­li­dad ge­ne­ra­li­za­da, vér­ti­gos, vi­sión bo­rro­sa, di­fi­cul­tad pa­ra ar­ti­cu­lar pa­la­bras, se­que­dad de la bo­ca, vó­mi­tos, dia­rrea e in­fla­ma­ción ab­do­mi­nal.

Tam­bién la per­so­na afec­ta­da pue­de pre­sen­tar pa­rá­li­sis di­rec­ta so­bre los múscu­los res­pi­ra­to­rios y de la par­te in­fe­rior del dor­so, cau­san­do in­clu­si­ve pa­ra­da res­pi­ra­to­ria; es­ta úl­ti­ma ma­ni­fes­ta­ción sue­le con­fun­dir­se con el Sín­dro­me de Gui­llain-ba­rré o mias­te­nia gra­vis.

La in­fec­ción por el Clos­tri­dium bo­tu­li­num se pue­de pre­ve­nir me­dian­te las bue­nas prác­ti­cas de hi­gie­ne en la pre­pa­ra­ción de los ali­men­tos, la co­rrec­ta ebu­lli­ción de es­tos pa­ra des­truir las for­mas de la bac­te­ria, pe­ro ca­be des­ta­car, que las es­po­ras pue­den se­guir sien­do via­bles tras ho­ras de ebu­lli­ción, aun­que es po­si­ble ma­tar­las con tra­ta­mien­tos a muy al­tas tem­pe­ra­tu­ras, co­mo el en­la­ta­do co­mer­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.