Pro­po­ne más par­ti­ci­pa­ción del Estado en el res­ca­te de mas­co­tas ca­lle­je­ras

BavaroNews - - IMPACTOS -

y pa­ra ello la Fun­da­ción Res­cá­ta­me cons­tan­te­men­te desa­rro­lla ope­ra­ti­vos de es­te ti­po, de acuer­do a los fon­dos eco­nó­mi­cos re­cau­da­dos, pa­ra con­tri­buir a mi­ni­mi­zar la po­bla­ción de pe­rros en las ca­lles. La or­ga­ni­za­ción ha in­ten­ta­do en va­rias opor­tu­ni­da­des rea­li­zar le­van­ta­mien­tos es­ta­dís­ti­cos de un nú­me­ro real de mas­co­tas ca­lle­je­ras, pe­ro se ha he­cho im­po­si­ble por fac­to­res de com­ple­ji­dad en di­ver­sas áreas de Ve­rón-punta Ca­na.

“Con las campañas de cas­tra­cio­nes el ani­mal ga­na en sa­lud por­que ya no ten­dría po­si­bi­li­dad de de­sa­rro­llo de tu­mo­res, in­fec­cio­nes y muy im­por­tan­te el pe­rro ya re­du­ce los ni­ve­les de pe­leas, ya que los ma­chos lo ha­cen por ne­ce­si­dad apa­rea­mien­to y se es­ca­pan de ca­sa pa­ra ir de­trás de las hem­bras”, sos­tu­vo.

Staemp­fli pro­po­ne que el Estado do­mi­ni­cano de­be­ría te­ner una par­ti­ci­pa­ción ma­si­va en es­te ti­po de ac­cio­nes por cons­ti­tuir un pro­ble­ma de sa­lud pú­bli­ca. En la zo­na tu­rís­ti­ca, no han con­ta­do con el apo­yo de la Jun­ta Mu­ni­ci­pal Ve­rón-punta Ca­na en el de­sa­rro­llo de ope­ra­ti­vos, es­pe­cí­fi­ca­men­te en ma­te­ria lo­gís­ti­ca y de re­co­lec­ción de los desechos.

“El Estado, a tra­vés de sus distintas or­ga­ni­za­cio­nes, ca­da vez nos po­nen más tra­bas en el de­sa­rro­llo de nues­tra la­bor, to­man­do en cuen­ta que nues­tros ve­te­ri­na­rios pro­vie­nen del ex­tran­je­ro, así co­mo por el te­ma de me­di­ca­men­tos y ca­da año se in­ven­tan un cer­ti­fi­ca­do más y se pier­de mu­cho tiem­po”, di­jo.

In­for­mó que del 19 al 22 de oc­tu­bre, es­ti­man el de­sa­rro­llo de una gran jor­na­da de cas­tra­ción, en Ve­rón, don­de pre­vé aten­der unas 400 mas­co­tas en­tre ga­tos y pe­rros, ya que es una zo­na que re­quie­re la rea­li­za­ción permanente de es­tas ac­ti­vi­da­des. Las campañas son di­ri­gi­das a per­so­nas de po­cos re­cur­sos eco­nó­mi­cos pa­ra cas­trar su mascota, pe­ro la in­ten­ción es ayu­dar al pro­pio ani­mal que vi­ve en la ca­lle y no tie­ne due­ño.

MA­YOR CON­TROL

Pa­ra el mé­di­co ve­te­ri­na­rio Vi­cen­te San­ti, de la clí­ni­ca de ani­ma­les Ve­tex, ubi­ca­da en el Pun­ta­ca­na Vi­lla­ge, la so­bre­po­bla­ción de pe­rros en si­tua­ción de ca­lle cons­ti­tu­ye un ries­go pa­ra la sa­lud hu­ma­na por la trans­mi­sión de en­fer­me­da­des co­mo zoo­no­sis, que su vez tam­bién se trans­fie­re de un ca­nino a otro.

A su jui­cio, un pe­rro agre­si­vo en la ca­lle pue­de ata­car a una per­so­na y hay más po­si­bi­li­dad de que esos ani­ma­les se con­ta­mi­nen con la ra­bia al ver po­co con­trol so­bre ellos, lo cual es un fac­tor peligroso pa­ra la co­mu­ni­dad, ya que son vehícu­los pa­ra con­ta­mi­nar per­so­nas con es­ta y otras en­fer­me­da­des.

San­ti tam­bién ve fa­vo­ra­ble la cas­tra­ción co­mo me­ca­nis­mo de con­trol, pe­ro tam­bién un cen­tro don­de se le pro­vee de ali­men­tos al ani­mal pa­ra atraer­los y em­pie­za un pro­ce­so de aten­ción me­di­ca co­mo des­pa­ra­si­ta­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.