Fal­ta de cen­tros se­ría prin­ci­pal obs­tácu­lo pa­ra aper­tu­ra de aten­ción pri­ma­ria en La Al­ta­gra­cia

BavaroNews - - IMPACTOS - Gé­ne­sis Pa­che gpa­[email protected]­to­ra­ba­va­ro.com

Ve­rón. Mien­tras a ni­vel na­cio­nal se de­ba­te si en­tra o no en fun­cio­na­mien­to la par­te de la Ley 87-01 que crea el Sis­te­ma Do­mi­ni­cano de Se­gu­ri­dad So­cial que es­ta­ble­ce la aten­ción pri­ma­ria, co­mo puer­ta de en­tra­da a la red de ser­vi­cios de sa­lud, en La Al­ta­gra­cia las au­to­ri­da­des de Sa­lud Pú­bli­ca di­cen que pa­ra que es­to fun­cio­ne en es­ta de­mar­ca­ción se ne­ce­si­ta­rían más Uni­da­des de Aten­ción Pri­ma­ria (UNAP).

Lo que se de­ba­te a ni­vel na­cio­nal es la en­tra­da en vi­gen­cia del ar­tícu­lo 152 so­bre la ar­ti­cu­la­ción de los ni­ve­les de aten­ción, que es­ta­ble­ce que pa­ra ser ha­bi­li­ta­das por la Su­pe­rin­ten­den­cia de Sa­lud y Ries­gos La­bo­ra­les, el Se­gu­ro Na­cio­nal de Sa­lud y ca­da Ad­mi­nis­tra­do­ra de Rie­gos de Sa­lud (ARS) de­be­rán con­tar con Pro­vee­do­ras de Ser­vi­cios de Sa­lud (PSS) que, en con­jun­to, cu­bran y ar­ti­cu­len los ni­ve­les de aten­ción, cum­plien­do al me­nos con al­gu­nas con­di­cio­nes mí­ni­mas.

La pri­me­ra de esas con­di­cio­nes es “un ni­vel de aten­ción pri­ma­ria co­mo puer­ta de en­tra­da a la red de ser­vi­cios, con aten­ción pro­fe­sio­nal bá­si­ca a la po­bla­ción a su car­go, do­ta­do de ade­cua­da ca­pa­ci­dad re­so­lu­ti­va y cen­tra­do en la pre­ven­ción, en el fo­men­to de la sa­lud, en ac­cio­nes de vi­gi­lan­cia y en el se­gui­mien­to de pacientes es­pe­cia­les, que cu­bra las emer­gen­cias y la aten­ción do­mi­ci­lia­ria”.

Otra de las con­di­cio­nes que ese ar­tícu­lo 152 men­cio­na es “un sis­te­ma de re­fe­ren­cia des­de el ni­vel de aten­ción pri­ma­ria ha­cia la aten­ción am­bu­la­to­ria es­pe­cia­li­za­da, y/o la hos­pi­ta­li­za­ción ge­ne­ral y com­ple­ja, y vi­ce­ver­sa”.

UNI­DA­DES DE ATEN­CIÓN PRI­MA­RIA

Mi­queas Mar­tí­nez, ge­ren­te de área del Ser­vi­cio Na­cio­nal de Sa­lud en La Al­ta­gra­cia, di­jo que las UNAP siem­pre han si­do la puer­ta de en­tra­da a la red de ser­vi­cios de sa­lud, pe­ro opi­nó que hay un dé­fi­cit de es­tos cen­tros.

“Por ejem­plo si esa par­te de la Ley de Se­gu­ri­dad So­cial en­tra en vi­gen­cia va a ver un cú­mu­lo de pacientes en to­das la uni­da­des. A mi en­ten­der ten­drían que es­pe­rar mu­cho. Yo lo que pien­so es que se de­be­rían de com­ple­tar las uni­da­des fal­tan­tes pa­ra que la gen­te pue­da acu­dir”, se­ña­ló Mar­tí­nez.

El ge­ren­te de área del Ser­vi­cio Na­cio­nal de Sa­lud en La Al­ta­gra­cia pre­ci­só que los ser­vi­cios co­rres­pon­dien­tes se es­tán dan­do en las UNAP, pe­ro que si la úl­ti­ma fa­se de la Ley en­tra en vi­gen­cia se pon­dría de ma­ni­fies­to la fal­ta de Uni­da­des en los dis­tin­tos sec­to­res.

Se­gún el Ma­nual de Or­ga­ni­za­ción de las UNAP, és­tas tie­nen la res­pon­sa­bi­li­dad de aten­der y dar se­gui­mien­to a una po­bla­ción y su me­dio am­bien­te, que os­ci­la de for­ma orien­ta­ti­va en­tre 2,500 y 3,500 ha­bi­tan­tes, (500 a 700 fa­mi­lias), que re­si­den en un sec­tor geo­grá­fi­co de­ter­mi­na­do, lla­ma­do sec­tor de sa­lud.

Es­te ma­nual tam­bién es­ta­ble­ce que las fun­cio­nes del equi­po de las UNAP es pres­tar aten­ción in­te­gral y con­ti­nua­da a per­so­nas, fa­mi­lias y co­mu­ni­da­des de su sec­tor en ré­gi­men am­bu­la­to­rio, do­mi­ci­lia­rio, co­mu­ni­ta­rio y de ur­gen­cias. Tam­bién in­clu­yen ac­ti­vi­da­des de pro­mo­ción de la sa­lud, asis­ten­cia pre­ven­ti­va a en­fer­me­da­des, asis­ten­cia cu­ra­ti­va y reha­bi­li­ta­do­ra con re­fe­ri­mien­tos de pacientes al ni­vel es­pe­cia­li­za­do de aten­ción, cuan­do es­tos lo re­quie­ran.

Ade­más la reha­bi­li­ta­ción y re­in­ser­ción so­cial en fun­ción de los pro­gra­mas, de acuer­do a las nor­mas es­ta­ble­ci­das por el Mi­nis­te­rio de Sa­lud Pú­bli­ca pa­ra es­te ni­vel, aten­der ca­sos de ur­gen­cia y brin­dar pri­me­ros au­xi­lios a la po­bla­ción que lo de­man­de, vi­gi­lan­cia de la sa­lud am­bien­tal, sa­lud la­bo­ral, sa­lud men­tal, par­ti­ci­pa­ción en las ac­ti­vi­da­des de or­ga­ni­za­ción y aten­ción en si­tua­cio­nes de emer­gen­cias y desas­tres.

Mar­tí­nez con­si­de­ró que de acuer­do a la can­ti­dad de per­so­nas que una UNAP de­be aten­der hay un dé­fi­cit de es­tas. Dul­fe­li­na Cruz, directora de la UNAP de Ve­rón, in­di­có que la aten­ción pri­ma­ria es un sis­te­ma que se pue­de apli­car en cual­quier lu­gar, y que las clí­ni­cas lo pue­den im­ple­men­tar per­fec­ta­men­te.

Cruz co­men­tó que la aten­ción pri­ma­ria con­sis­te en un mé­di­co que vea en pri­me­ra ins­tan­cia al pa­cien­te, y lue­go lo di­ri­ja o re­fie­ra ha­cia don­de de­be ir. Ex­pli­có que el 80 por cien­to de los ca­sos se pue­den re­sol­ver en ese pri­mer ni­vel de aten­ción y no es ne­ce­sa­rio ha­cer la re­fe­ren­cia.

La directora de la UNAP ma­ni­fes­tó que la aten­ción pri­ma­ria es­tá fun­cio­nan­do des­de el 1984, pe­ro no se le ha da­do el se­gui­mien­to co­rres­pon­dien­te. “La Uni­dad de Aten­ción Pri­ma­ria pue­de ser un so­lo mé­di­co que vea su pa­cien­te, de­pen­dien­do de la po­bla­ción, por­que la aten­ción pri­ma­ria lo que quie­re es man­te­ner la sa­lud de ese pa­cien­te”, ase­gu­ró Cruz.

Hi­zo hin­ca­pié en que si se man­tie­ne la sa­lud de esa per­so­na, no hay ne­ce­si­dad de que los pacientes lle­guen gra­ves a los hospitales y eso es lo que se quie­re.

Por ejem­plo, si esa par­te de la Ley de Se­gu­ri­dad So­cial en­tra en vi­gen­cia va a ver un cú­mu­lo de pacientes en to­das la uni­da­des. A mi en­ten­der ten­drían que es­pe­rar mu­cho. Yo lo que pien­so es que se de­be­rían de com­ple­tar las uni­da­des fal­tan­tes pa­ra que la gen­te pue­da acu­dir”, se­ña­ló Mi­queas Mar­tí­nez.

OPI­NIO­NES

Ra­fael Mena, pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Clí­ni­cas y Hospitales Pri­va­dos (An­de­clip), se­ña­ló que ellos en el gre­mio que di­ri­ge es­tán de acuer­do en que la ley sea re­vi­sa­da y mo­di­fi­ca­da pa­ra que las pen­sio­nes y la sa­lud se di­vi­dan.

Mena opi­nó que la sa­lud y las pen­sio­nes no tie­nen que ver una con la otra “una co­sa es pen­sio­nes y otra co­sa es sa­lud, y lo han mez­cla­do”. Di­jo que ellos en An­de­clip pien­san que el ve­to de di­cha ley de­be es­tar con­fe­ri­do ex­clu­si­va­men­te al Es­ta­do do­mi­ni­cano, no im­por­ta el go­bierno que es­té de turno.

Agre­gó que los de­más sec­to­res del sec­tor Sa­lud no de­ben ve­to, por­que son par­te in­tere­sa­da. En­fa­ti­zó en que to­do eso de­be ser mo­di­fi­ca­do y que cier­ta­men­te si los que sa­ben so­bre es­tos te­mas son los mé­di­cos y las clí­ni­cas, de al­gu­na ma­ne­ra de­ben ser re­pre­sen­ta­das.

In­di­có que “es in­jus­to que na­da más se oi­ga una so­la cam­pa­na y la de no­so­tros que so­mos los que pro­du­ci­mos, par­ti­ci­pa­mos y sa­be­mos no se oi­ga. O sea que hay de­ma­sia­do dis­cri­mi­na­ción”.

Mena se­ña­ló que ellos en An­de­clip quie­ren que se man­ten­ga la aten­ción pri­ma­ria pe­ro que el de­cir que el que quie­ra que pa­gue “eso es ci­nis­mo has­ta que se de­mues­tre lo con­tra­rio. Si te pa­gan no es libre”.

Uni­dad de Aten­ción Pri­ma­ria de Ve­rón.

Las UNAP tie­nen la res­pon­sa­bi­li­dad de aten­der en­tre 2,500 y 3,500 ha­bi­tan­tes.

Uni­dad de Aten­ción Pri­ma­ria de Bá­va­ro.

Mi­queas Mar­tí­nez, ge­ren­te de aréa del SNS en La Al­ta­gra­cia..

Dul­fe­li­na Cruz, directora de la UNAP de Veón.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.