Eco­no­mis­ta ca­li­fi­ca co­mo desa­cer­ta­da Re­so­lu­ción 02-2017 emi­ti­da por Mitur

BavaroNews - - DE JUEVES A JUEVES - Re­dac­ción Bá­va­ro­news

Pun­ta Ca­na. El eco­no­mis­ta Ra­fael Ra­mí­rez, ca­li­fi­có co­mo desa­cer­ta­da la Re­so­lu­ción 02-2017 emi­ti­da por el Mi­nis­te­rio de Tu­ris­mo, en la que au­to­ri­za la cons­truc­ción de to­rres de has­ta 22 ni­ve­les de al­tu­ra, lo que cam­bia­ría de ma­ne­ra drás­ti­ca la vi­sual que por más de 40 años ha ex­hi­bi­do el des­tino Pun­ta Ca­na-bá­va­ro, y que ha si­do el prin­ci­pal atrac­ti­vo pa­ra vi­si­tan­tes de to­do el mun­do.

En una re­fle­xión en­via­da a Bá­va­ro­news, Ra­mí­rez ex­po­ne su pun­to de vis­ta, aná­li­sis que se re­pro­du­ce a con­ti­nua­ción.

La re­so­lu­ción 02-2017 del Mi­nis­te­rio de Tu­ris­mo (Mitur), don­de au­to­ri­za la cons­truc­ción de to­rres has­ta 22 pi­sos en el po­lo tu­rís­ti­co Pun­ta Ca­na-ba­va­ro y Ma­cao, re­sul­ta una ma­la de­ci­sión la ex­plo­ta­ción tu­rís­ti­ca que pro­po­ne Mitur.

Con­si­de­ró que es un error plan­tear el cam­bio del mo­de­lo de ba­ja al­tu­ra y den­si­dad y cons­truir to­rres en es­te po­lo tu­rís­ti­co, don­de la lle­ga­da de tu­ris­tas re­pre­sen­ta el 68% de to­do el país, el cre­ci­mien­to siem­pre ha si­do cons­tan­te y en los úl­ti­mos años el cre­ci­mien­to pro­me­dio anual en es­ta zo­na ha si­do de un 8 a un 10% su­peran­do am­plia­men­te los de­más po­los tu­rís­ti­cos de nues­tro país y del Ca­ri­be.

Di­cha re­so­lu­ción es­tá en con­tra de un de­sa­rro­llo tu­rís­ti­co sos­te­ni­ble y a la vez co­mo una vio­la­ción a la le­gis­la­ción de de­sa­rro­llo sos­te­ni­ble de las Na­cio­nes Uni­das y la or­ga­ni­za­ción mun­dial del tu­ris­mo, de­bi­do a que esas enor­mes to­rres no so­lo afean el pai­sa­je, sino que traen co­mo con­se­cuen­cia da­ños am­bien­ta­les, ha­ci­na­mien­to y to­dos los pro­ble­mas que se de­ri­van de la sa­tu­ra­ción de los en­tor­nos. Otros as­pec­tos a to­mar en cuen­ta in­clu­yen la vi­sión ge­ne­ral de de­sa­rro­llo tu­rís­ti­co del país y la dis­tri­bu­ción de los be­ne­fi­cios de la ac­ti­vi­dad tu­rís­ti­ca, ade­más es­ta zo­na no cuen­ta con un cuer­po de bom­be­ros ex­pe­ri­men­ta­dos y con los equi­pos es­pe­cia­li­za­do en ca­so de su­ce­der un fue­go en uno de los pi­sos mas al­tos de las to­rres, yo me pre­gun­to ¿te­ne­mos cuer­po de bom­be­ros en la zo­na?

De acuer­do a los am­bien­ta­lis­tas esas to­rres ope­ra­rán co­mo ba­rre­ra por­que se­rán es­tor­bos que des­via­rán la di­rec­ción de los vien­tos y a su vez las co­rrien­tes ma­ri­nas y al fi­nal nos ire­mos que­dan­do sin are­na y sin pla­ya.

Asonahores ale­ga que no exis­ten ra­zo­nes vá­li­das pa­ra im­po­ner un cam­bio tan ra­di­cal en esa vi­sión de de­sa­rro­llo y tie­ne mu­cha ra­zón, por­que de no re­vo­car esa desa­cer­ta­da me­di­da, nues­tro po­lo tu­rís­ti­co más im­por­tan­te del país y el ca­ri­be se con­ver­ti­rían en un des­tino de ma­sa ba­ra­to.

Si has­ta aho­ra he­mos si­do exi­to­sos con el mo­de­lo de de­sa­rro­llo que lle­va­mos, ¿por qué cam­biar lo que es­tá bien?, el tu­ris­tas lo que bus­ca es al­go di­fe­ren­te y eli­gen el Ca­ri­be por­que es­tán can­sa­dos de las gran­des ciu­da­des, la gran ma­yo­ría de los tu­ris­tas ame­ri­ca­nos, ca­na­dien­se y eu­ro­peo, vi­ven en to­rres y pa­ra va­riar y es­tar en con­tac­to con la na­tu­ra­le­za, pa­sear­se en­tre co­co­ta­les, sen­tir el sol, la bri­sa fres­ca del mar, el cá­li­do cli­ma tro­pi­cal, la be­lle­za de nues­tras pla­yas de are­nas blan­cas y aguas cris­ta­li­nas, en fin bus­can un tu­ris­mo ru­ral. El vie­jo con­ti­nen­te re­pre­sen­ta ya el se­gun­do fo­co de atrac­ción de tu­ris­tas.

De cons­truir to­rres en nues­tra zo­na tu­rís­ti­ca le da ai­re de ciu­dad a nues­tro en­torno y eso no es lo que bus­can los tu­ris­tas, por­que de ser así, eso lo tie­nen en Mia­mi.

Mitur y el Es­ta­do do­mi­ni­cano lo que de­ben de ha­cer en es­te po­lo tu­rís­ti­co, si que­re­mos se­guir avan­zan­do es, in­ver­tir en obras de in­fra­es­truc­tu­ra de ne­ce­si­da­des pri­ma­rias, co­mo un acue­duc­to, ener­gía eléc­tri­ca, plan­tas de tra­ta­mien­to de aguas re­si­dua­les, en un sis­te­ma de trans­por­te or­ga­ni­za­do y se­gu­ro, sis­te­ma de al­can­ta­ri­lla­do en fin un plan de or­de­na­mien­to te­rri­to­rial, es­to es lo que se ne­ce­si­ta e in­ver­sio­nes con el mis­mo con­cep­to que te­ne­mos has­ta aho­ra.

Ra­fael Ra­mí­rez, eco­no­mis­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.