Sar­ga­zo si­gue pre­sen­te en pla­yas del li­to­ral cos­te­ro

BavaroNews - - PORTADA - Ju­lio Gon­zá­lez jgon­za­[email protected]­to­ra­ba­va­ro.com

Bá­va­ro. El sar­ga­zo ha­bía ba­ja­do su in­ten­si­dad des­de fi­na­les del pa­sa­do mes de oc­tu­bre y pri­me­ros días de no­viem­bre, pe­ro a par­tir de me­dia­dos de di­ciem­bre su pre­sen­cia vol­vió sus má­xi­mos ni­ve­les, a tal pun­to que ya no so­lo las pla­yas de Bá­va­ro y Pun­ta Ca­na es­tán inun­da­das del al­ga, sino que su re­co­rri­do se ex­ten­dió has­ta Ma­cao, don­de usual­men­te no lle­ga­ba al li­to­ral.

Las pla­yas de El Cor­te­ci­to, Los Co­ra­les, Bi­bi­ja­gua y Ca­bo En­ga­ño tam­bién es­tán re­ple­tas de sar­ga­zo, si­tua­ción que ha cau­sa­do asom­bro en pro­pios y vi­si­tan­tes, pues­to que pa­ra es­tas fe­chas la pre­sen­cia del al­ga, en años an­te­rio­res, ha­bía dis­mi­nui­do o ca­si era inexis­ten­te.

Pa­ra los tu­ris­tas, es­to ge­ne­ra in­co­mo­di­dad al mo­men­to de in­gre­sar al agua y te­ner con­tac­to con el al­ga, ade­más que te­men ser ata­ca­dos por al­gu­nas es­pe­cies de fau­na ma­ri­na que apro­ve­chan es­tas al­gas co­mo re­fu­gio o si­tios de ali­men­ta­ción. Tam­bién, al­gu­nas pre­sen­tan ma­los olo­res por cuan­to mu­chos pe­ces que­dan atra­pa­dos en la acu­mu­la­ción de sar­ga­zos y al mo­rir se des­com­po­nen.

El bió­lo­go Luis Car­va­jal, coor­di­na­dor am­bien­tal de la Uni­ver­si­dad Au­tó­no­ma de San­to Do­min­go (UASD) y miem­bro de la Aca­de­mia de Cien­cias, con­si­de­ró que hay fac­to­res que in­ci­den en que el sar­ga­zo to­da­vía se im­pon­ga so­bre las pla­yas de Ve­rón-pun­ta Ca­na y que es­tán aso­cia­dos a una acu­mu­la­ción ex­cep­cio­nal de nu­trien­tes, ini­cia­dos por de­rra­mes ma­si­vos pe­tro­le­ros en el Gol­fo de Mé­xi­co.

Tam­bién, ex­pli­có que es­te in­cre­men­to sig­ni­fi­ca­ti­vo de nu­trien­tes vie­ne de la desem­bo­ca­du­ra de gran­des ríos de Su­ra­mé­ri­ca co­mo el Ama­zo­nas y el Ori­no­co.

“Los fe­nó­me­nos del Ni­ño y la Ni­ña sue­len tam­bién in­ci­dir en las va­ria­cio­nes de la macro co­rrien­tes. Tam­bién pue­de ha­ber una des­com­po­si­ción de la flo­ra y fau­na aso­cia­da al pro­pio Mar de los Sar­ga­zos”, sos­tu­vo Car­va­jal.

A su jui­cio, los Mi­nis­te­rios de Tu­ris­mo y Me­dio Am­bien­te de­ben in­cre­men­tar sus es­fuer­zos pa­ra com­ba­tir efec­ti­va­men­te la pre­sen­cia del sar­ga­zo en el país, que in­clu­ya un mo­ni­to­reo cons­tan­te del al­ga.

Pla­ya de Ca­bo En­ga­ño re­ple­ta de sar­ga­zo y con una no­ta­ble ero­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Dominican Republic

© PressReader. All rights reserved.